FYI.

This story is over 5 years old.

Vice Blog

ESTRELLAS OLVIDADAS DEL TERRORISMO DE LOS SETENTAS

10.11.10

En Hollywood están haciendo otra película sobre Carlos El Chacal, y Bernhard Schlink está escribiendo libros sobre la pandilla de Baader-Meinhof. Desde Munich de Spielberg al Ché de Soderbergh, la decada pasada ha celebrado a los terroristas que rondaban libres en los setentas. En contraste a la amenaza amorfa que nunca quedará satisfecha de amenaza que ahorita pende sobre todo el mundo occidental, todos sabían lo que figuras como Guevara o el grupo Septiembre Negro querían: maletas llenas de dinero y helicópteros a Cuba. Tenían la facultad de negociar, una cualidad que le falta a todos los fanáticos del suicido de hoy en día. Aquí hay algunos terroristas menos conocidos de los setentas, que la cultura pop no todavía no ha convertido en estrellas de rock.

FRONT DE LIBERATION DU QUEBEC

Para los noventas, la liberación de la francoparlante Quebec de los anglosajones gordos y sin cultura era algo que solo se discutía a la ligera en páginas de comentarios en periódicos. Pero en los sesentas y principios de los setentas, la gente estaba preparada para morir por su derecho a no ser canadienses. El FLQ quiso establecer una república marxista francoparlante en Norteamérica poniendo bombas en fábricas de zapatos y secuestrando a importantes figuras políticas. El gobernador suplente de Quebec, Pierre Laporte, fue encontrado estrangulado después de que le avisaron a una estación de radio local. El comisionado de comercio británico, Richard Cross, también capturado, fue usado para negociar con el primer ministro Pierre Trudeau, cuando declaró un toque de queda y arrestaron a 500 personas. Los secuestradores exigieron $500,000 dólares en oro, helicópteros a Cuba, y pasó algo extraño: ganaron. El gobierno de Trudeau mandó a cinco de ellos a la soleada Cuba a cambio de la vida de Cross.

¿SON COOL? Ni madres, son francocanadienses.

Publicidad

¿DESTRIPARÍAN A SUS ABUELITAS? Probablemente.

¿CREÍAN EN ALGO QUE VALIERA LA PENA CREER? Sí. En aislar a los francoparlantes del resto del mundo.

LOS TUPAMAROS

La situación no se veía muy bien para Geoffrey Jackson. Ya le habían pegado un levantón al embajador alemán, al suizo y al estadounidense, cuando lo metieron a un carro en Montevideo, en enero de 1971. Por suerte, un pasaporte británico era de tanto peso en Uruguay como había sido para Cross en Quebec, y Ted Heath manejó la negociación de la liberación de Jackson después de ocho meses en cautiverio. Los Tupamaros generalmente son vistos como amigos del pueblo. Asesinaron a un agente del FBI que le enseñaba métodos avanzados de tortura a varios gobiernos en Latinoamérica, le inyectaban suero de la verdad a celebridades y transmitían los resultados, como un talk-show. Imaginen el show donde los guardias de atrás son guerrilleros enmascarados con berettas entre sus dientes y estan parados junto a un cadáver.

¿SON COOL? La regla general es que cualquier persona de Sudamérica es cool, aunque los estudiantes se esfuerzan tanto por arruinarlo.

¿DESTRIPARÍAN A SU ABUELITA? Ya no. Renunciaron a la violencia y se hicieron personas de bien en 1984. Tal vez en los setentas, pero si tuvieran que hacerlo, lo hubieran hecho con misericordia.

¿CREÍAN EN ALGO QUE VALIERA LA PENA CREER? Solo en la misma creencia.

DATO ADICIONAL DIVERTIDO: Los Tupamaros fueron inspirados por el proto-Anarchist's Cookbook de Carlos Marighella, The minimanual of the Urban Guerrilla. El libro era tan convincente que después de leerlo, el editor italiano de Marighella se unió a una célula terrorista, pero le tronó el culo cuando se voló en mil pedazos mientras ponía una bomba en una planta de electricidad.

Publicidad

LA BRIGADA IRACUNDA

Terrorismo británico a una escala británica, la brigada iracunda era una versión panchera y enojada de Dad's Army, compuesta por estudiantes radicales que comían mucho muesli. Las 25 bombas que pusieron entre Agosto del 70 y Agosto del 71, hirieron a una persona y no mataron a ninguna. Inglaterra en los setentas era lugar fértil para terroristas como cualquier otra economía de viejo mundo, con todo eso de Irlanda del Norte, declive indusrial, semanas laborales de tres días, inflación estratosférica, disturbios raciales y la voz de Frank Spencer. Los malandrines que atraparon, se autodenominaban "Los ocho de Stoke Newington", y los encontró la policía 33 cartuchos de gelignita en una redada. Uno de los arrestados fue Hilary Creek, hija con educación universitaria de un trabajador de la ciudad. Creek le dio una entrevista a The Observer en el 2002, donde expresó cero arrepentimiento sobre los eventos de su pasado y se oponía al uso que hacía el entrevistador de la palabra "bomba" por tener connotaciones tan negativas.

¿SON COOL? Tan cool como una patada en los huevos.

¿DESTRIPARÍAN A SUS ABUELITAS? Nah, le pondrían mal el código postal al sobre bomba.

¿CREEÍAN EN ALGO QUE VALIERA LA PENA CREER? En el derroque violento del dictador fascista y maligno opresor del pueblo Sir Edward Heath.

LA BRIGADA GEORGE JACKSON

Nombrado en honor del miembro de las Panteras Negras que murió tratando de escapar de la cárcel de San Quentin, la brigada George Jackson eran cinco militantes de clase trabajadora de distintos trasfondos raciales. Hacían su mayor esfuerzo por no matar gente, pero en su esfuerzo por dinero fácil, algunos robos bancarios fallidos resultaron fatales. Una vez detonaron una bomba incendiaria en las oficinas de un constructor de Seattle que trabajaba en areas de población negras pero se negaba a contratar trabajadores negros. Hubo 15 bombas en total, antes de que los cinco brigadistas murieran o fueran capturados por la policía.

¿SON COOL? Hacen que Carlos El Chacal se vea como Mika comiendo quiche.

Publicidad

¿DESTRIPARÍAN A SUS ABUELITAS? No, solo eran unos gatotes. Gatotes con pistolotas.

¿CREÍAN EN ALGO QUE VALIERA LA PENA CREER? Todo lo que es noble y virtuoso del espíritu humano.

LAS BRIGADAS ROJAS

Brigate Rosse eran comunistas militantes en la gloriosa tradición italiana. Mataban fascistas, hacían explotar a jueces y su líder, Renato Curcio, fue liberado de una prisión por un grupo paramilitar armado liderado por su esposa. Robaron bancos y se involucraron en el fraude. Tomaron rehen al ex primer ministro italiano Aldo Moro en 1978, y después de mandar a la verga al Papa cuando les dijo que el tomaría el lugar de Moro, le dispararon diez veces al ex primer ministro y lo dejaron encajuelado y abandonado. Obviamente esto hizo encabronar mucho a las autoridades, y después de ocho años buscándolos, las autoridades se ocuparon en darles en su puta madre a los brigadistas orignales…para siempre.

¿SON COOL? ¿Mandar a la verga al Papa? Mi compa, la cosa no se pone mas cool que eso.

¿DESTRIPARÍAN A SUS ABUELITAS? Solo si los obligan.

¿CREÍAN EN ALGO QUE VALIERA LA PENA CREER? Tristemente, solo eran cabrones sádicos.

GAVIN HAYNES