FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

¿Qué opinan los refugiados sobre los atentados de París y cómo les van a afectar?

«No queremos otra guerra. No queremos más terrorismo».
16.11.15

Fátima

Domingo por la mañana en Lesbos: la vida en la isla continúa bajo el cálido sol. Las prendas húmedas de los refugiados puestas a secar por todos los rincones de la ciudad, los sacos de dormir y las tiendas de campaña diseminadas por la costa han pasado a formar parte del paisaje de la isla. En el puerto, varias personas hacen cola para obtener los ansiados billetes que les llevarán más cerca del destino que han elegido y las chicas de las compañías telefónicas venden tarjetas SIM sin descanso a la vez que responden de forma mecánica a la misma pregunta: «¿Dónde hay internet?» para enviar mensajes por Facebook a aquellos que han quedado atrás o a los que esperan en algún lugar del norte de Europa, ansiosos por tener noticias de sus parientes. Algunos fuman en narguile y otros compran falafel en establecimientos abiertos recientemente para adaptarse a los gustos de los recién llegados. Desde primeras horas de la mañana, los taxis hacen viajes incesantemente hacia y desde los campos de Moria y Kara Tepe. Algunos refugiados no tienen noticia de los atentados de París. «Hemos viajado durante tres días y tres noches y no tenemos noticas de ninguna parte. ¿Qué ha pasado?», me preguntan, mientras otros se niegan a hablar del tema, temerosos de lo que encontrarán en su viaje a partir de ese momento. El mismo mensaje se repite en varios idiomas: «No queremos otra guerra. No queremos más terrorismo».

Fatima, 32 años, abogada, palestina de Líbano

Como era de esperar, después de los atentados de París, los árabes van a tener muchos problemas, ya que ahora dirán que todos los yihadistas llegaron de forma ilegal desde Siria y a través de Grecia, cuando perfectamente podría ser que hubieran nacido en Francia o que vinieran de Turquía o cualquier otro país. Desgraciadamente, nuestros hijos están pagando un precio muy alto. Son inocentes y no están armados; solo queremos llevarlos a un lugar seguro en el que puedan comer, jugar y estudiar. Los países árabes se encuentran en una situación terrible. No hay salarios y no tenemos electricidad ni agua. Mi hija enfermó en Líbano por los problemas que ha causado la basura no recogida. Han violado nuestros derechos más básicos. Queremos sentirnos limpios, por dentro y por fuera. Ser musulmán significa apartarse del terrorismo. El Islam habla de armonía y cooperación, no de matanzas. Esos atentados no nos representan y manchan la imagen de todos los musulmanes. Somos gente orgullosa y queremos nuestros derechos. Estoy muy agradecida a todos los países que nos acogen con una sonrisa.

Ibrahim Almahamid, 27 años, posgrado en Medicina, Siria

Es una completa locura pensar que los sirios han atentado contra los países que nos están brindando ayuda, como Francia y Alemania. Nos han abierto sus puertas. Ningún país árabe (Líbano, Jordania, Arabia Saudí…) nos ha dicho «Podéis venir para quedaros». Si el Estado Islámico es el autor del atentado, es injusto que se nos acuse a todos. ¿Quién hace fuerte al Estado Islámico? Todos los grandes poderes involucrados. Ahora, el Estado Islámico no cree en ninguna religión, es todo político. Entiendo que haya desconfianza en Europa, pero no somos todos iguales. Quiero continuar mis estudios de medicina y ser cardiólogo. Si se acaba la guerra de Siria, seré el primero en volver. Siria es mi país y me encanta. Nadie quería irse, por eso hemos tardado cinco años en tomar esa decisión. Hemos perdido nuestro hogar, nuestro dinero, todo. Caminábamos por la calle mientras explotaban bombas a nuestro alrededor. En cualquier momento podías encontrarte un arma apuntándote. Si no venimos a Europa, moriremos todos.

Umair Khan, 28 años, economista, y Ayat Khan, 26 años, diseñadora gráfica, Pakistán

Queremos ir a un país que sea seguro. Soy diseñadora gráfica, mi marido es economista y nuestro sueño es poder trabajar en nuestro campo. Alemania ya está acogiendo a muchos sirios, así que no queríamos ir allí para no suponer una carga extra. Si Francia culpa a los refugiados del atentado, lo vamos a tener muy difícil. Pero si no podemos vivir en nuestro propio país y cada día arriesgamos la vida, ¿por qué cometer esos atentados? Los que lo hicieron dicen que son musulmanes, pero no lo son. Ninguna religión enseña el terrorismo. Leemos sobre el cristianismo, el Islam, el hinduismo, el judaísmo… Ninguna de esas religiones insta a matar. Sentimos un gran pesar en el corazón por las personas asesinadas en París y les enviamos nuestras condolencias. Quienquiera que haya hecho esto ha destruido las relaciones de Europa con los refugiados.

Javet, 18 años, desempleado, Afganistán

La situación en Afganistán es muy complicada por la presencia de Al Qaeda y el Estado Islámico. No pude ir a la escuela ni trabajar porque era demasiado peligroso. Estoy muy feliz de haber conseguido llegar a Europa. Ahora la situación en Francia va a ser difícil, pero espero poder ir a Alemania, donde las cosas están mejor para los refugiados. Todos hemos venido a Europa escapando del terrorismo y la guerra. Las mujeres lo tienen muy mal en Afganistán y eso no me gusta nada. En Alemania me gustaría estudiar, como todos los de mi edad, y trabajar y tener una vida normal.

Ismail Basha Anas, 33 años, marmolista, Siria

En Siria todo son bombas y muertos, y no queremos que ocurra lo mismo ni en Europa ni en ningún otro país. No queremos problemas ni más guerras, solo vivir en paz. Buscamos una vida mejor. Queremos trabajar. Estados Unidos, Europa y Rusia deberían contribuir a parar la guerra de Siria. Me asusta pensar cómo nos van a ver a partir de ahora en Europa, pero creo que cada país debería saber distinguir quién es quién. Si me paso todo el día trabajando, ¿luego cómo voy a meterme en problemas? Nuestra religión nos prohíbe matar. No queremos más guerra.