Haciendo el guiri por Europa a la caza de Pokémons
Ediciones VICE

Haciendo el guiri por Europa a la caza de Pokémons

Los editores de VICE de varios países de Europa se acercaron a los principales puntos de interés de sus ciudades para retratar Pokémon en sus nuevas realidades. Este es el resultado.
19.7.16

Wigglytuff en el Castillo Real de Varsovia, Polonia. Foto por Maciek Piasecki

Pokémon Go ya es fenómeno, lo que implica que los jóvenes (y no tan jóvenes) ya nunca más levantarán la vista de sus móviles, porque estarán muy ocupados cazando Rattata tras Rattata. En lo poco que lleva de vida, el juego ha demostrado ser un "deporte de riesgo": algunos jugadores han sufrido robos, y una mujer de EUA incluso encontró un cadáver en su búsqueda de estas criaturas digitales. Pero bueno, la vida está llena de riesgos incluso para quien no sale a cazar Pokémon. Además, si tienes que morir, que sea haciendo lo que más te gusta: jugando a Pokémon Go.

En esencia, todo sigue igual, el mundo no es menos hermoso por haberse registrado en la aplicación. Para demostrarlo, los editores de VICE de varios países de Europa se acercaron a los principales puntos de interés de sus ciudades para retratar Pokémon en sus nuevas realidades. Este es el resultado.

Un Doduo en la playa de la Barceloneta, en Barcelona. Foto por Alba Carreres

Growlithe en Sagrada Familia. Foto por Alba Carreres

Drowzee en el Palacio de la Cultura y la Ciencia de Varsovia, Polonia. Foto por Maciek Piasecki

Una Magikarp en el Sex Palace de Ámsterdam, en Países Bajos. Foto por Rik Beune

Un Staryu en Damstraat, la calle que desemboca en la Plaza Dam, en Ámsterdam, Países Bajos. Foto por Rik Beune

Un Rattata en la Iglesia de San Carlos de Viena, Austria. Foto por Frederika Ferkova

Un Drowzee en la Puerta de Brandeburgo de Berlín, Alemania. Foto por Karl Kemp

Venonat en el Bundestag de Berlín, Alemania. Foto por Karl Kemp

Aparición de una Magikarp en el Nyhavn de Copenhague, Dinamarca. Foto por Danica Perman

Un Tentacruel en el puente de Ribja sobre el río Ljubljanica en Ljubljana, Eslovenia. Foto por Nina Perovič

Weedle en la plaza Prešeren de Ljubljana, Eslovenia. Foto por Nina Perovič

Un Poliwhirl en la iglesia de Fraumünster, en la zona antigua de Zúrich. Foto por Julian Riegel

Un Oddish en la Galleria Vittorio Emanuele II de Milán, Italia. Foto por Vincenzo Ligresti

Psyduck rondando cerca de la fuente del Castillo Sforza de Milán, Italia. Foto por Vincenzo Ligresti