FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

Preteen: Pequeño pero picoso

La diferencia entre el pelo en el culo del modelo y la tela del sillón.
19.1.12

Preteen Gallery, A Small Contemporary Art Space in México City es precisamente eso, un nuevo y pequeño espacio para la exhibición de arte contemporáneo en el DF. La galería, más que ubicada, parece estar incrustada en el interior de un viejo departamento habitacional de la colonia San Rafael. Incluso antes de entrar se puede ver su brillo, como un foco de luz neón empotrado sobre la pared pintada de rosa y descarapelada. Lo primero que le recomendaría a todos aquellos que estén interesados en este proyecto es tener cuidado al buscar “Preteen” en Internet, al menos si quieren evitar ser identificados por el FBI como pedófilos en potencia.

Siempre me divierte imaginar a los vecinos del edificio asomándose detrás de las cortinas, cuchicheando en la oscuridad, intrigados por qué carajos pasa ahí adentro mientras los excéntricos asistentes que la galería atrae se sumergen en el cubo de luz. Los artistas expuestos en la galería trabajan en distintos medios con temas relacionados a la “viralización” iconográfica, la intervención digital de espacios públicos, la estética post-queer, y muchas otras deliciosas controversias.

El sábado 14 de enero, Preteen inauguró su primera exposición del año: Bent Cock, del artista brasileño Marcelo Krasilic, quien trabaja desde Nueva York y cuyo trabajo oscila desde las campañas publicitarias hasta la construcción de esculturas frutales. El show hizo honor a su nombre ya que presentó algunas fotos que Gerardo Contreras, fundador y director de Preteen, describió muy acertadamente como “retratos de hipsters desnudos”.

En una de las fotos, la atención del lente a las texturas es tan inquietantemente buena que casi se puede sentir la diferencia entre el pelo en el culo del modelo y la tela del sillón de satín morado sobre el que está acostado. Mi recorrido terminó frente al pene doblado con el que me venían amenazando desde que anunciaron el show. Invariablemente terminé hablando sobre penes con mi acompañante, una chica, y explicándole por qué el pito del modelo al que observábamos seguramente no eran tan grande como ella imaginaba.

Creo que es erróneo hablar de propuestas cuando se trata de galerías. Los artistas tienen propuestas, los galeristas tienen gustos y criterios sobre cuáles propuestas pueden ser exitosas o interesantes para su público. En el caso de Preteen, esos serían los criterios de Gerardo Contreras, quien fundó la galería originalmente en Hermosillo y la traslado al DF el año pasado. Hace algún tiempo, alguien le preguntaba a Gerardo en su muro de Facebook que describiera la escena artística mexicana, a lo que él respondió algo como: “Britney is doing a concert in a couple of weeks and we are basically all psyched about it”. Gerardo, quien por cierto vive en la galería, parece gozar de empalmar el discurso de Preteeen con su propio gusto por la masificación de la cultura pop, la estética queer y ese humor que sólo se alcanza siendo un completo sinvergüenza.

Preteen es un proyecto aún joven cuyo desarrollo tendremos que observar de cerca. Si bien es un hecho que la galería disfruta del shock y la controversia (lo que Ginsberg llamaría alcohol, pito y huevos infinitos), también creo que las obras que han expuesto trascienden cualquier espanto gratuito y apuntan en una dirección valiosa y digna de explorar.

El twitter de la galería es un buen ejemplo, aquí un par de mis favoritos:

YUD THINK A STR8 BOI MUST B TITE BUT SUMTIMES NOOO

I AM AWARE BUT IS @JLO AWARE I CARE BUT DOES @JLO CARE.

preteengallery.net