Μoda

Gente durmiendo en la calle tres días por unas zapatillas

Diez elegidos están haciendo cola para pagar 240 euros por unas zapatillas diseñadas por Kanye West.

por Fernando Bernal, Fotos de Felipe Hernández
26 Junio 2015, 7:13am

Todas las fotos por Ferlipe Hernández

Salen a la venta diez zapatillas. Llegaron, se dieron los correspondientes turnos y ya están los diez elegidos. El resto tendrá que quedarse con las ganas. Eso fue el miércoles y desde anoche están acampados en el centro de Madrid, entre Malasaña y Chueca. Son un poco la atracción del barrio y, por supuesto, de la calle Churruca. Habíamos visto colas para ver a grupos teen, para comprar entradas de fútbol o para un teléfono móvil. Pero, por lo visto, las 'pernoctaciones' callejeras para comprar unas zapatillas son habituales. A la misma vez, en el barrio de Las Letras, calle Lope de Vega, hay otros acampados por el mismo motivo.

Nos lo comenta el portero de la finca de al lado de la tienda: "No es la primera vez que pasa. Estos llegaron el miércoles, se organizaron bastante bien y pronto. Y no están molestando nada. Otras veces los vecinos se han quejado, porque se pelean de madrugada por los turnos, e incluso ha llegado a tener que venir en alguna ocasión la Policía". Esta vez, los friquis de las zapas han resultado ser educados y correctos, por lo que se ve.

¿Pero qué piensan hacer con ellas? Se trata de un modelo diseñado por Kayne West para Adidas. Es exclusivo, solo hay 9.000 en el mundo. Y aquí se van a vender diez. Los futuros compradores, a los que todavía les queda pasar la noche de hoy al aire libre, no saben los números (tallas) que van a salir. Así que les preguntamos por eso. Una joven china de 21 años, estudiante de español, tiene claro que las va a vender. Piensa hacer negocio, porque salen al mercado a 240 euros y su valor se va a multiplicar pronto por cinco.

El ambiente es parecido al del camping del Festival de Benicassim, pero en versión light. No hay botellón. Es decir, sacos de dormir, cartones como improvisados colchones y un cargamento de comida rápida y refrescos para pasar la noche. Se han portado bien. Nos lo confirma una vigilante de la O.R.A. que los ha seguido de cerca todos estos días. "Pobres, y lo están haciendo solo por unas zapatillas", es lo que le sale. No es la única que se para, los vecinos también les miran con caras alucinadas, no les gusta mucho su presencia ahí. Pero a ellos les da igual. Ni caso. A las 9 de la mañana siguen metidos en sus sacos, ajenos al ruido de la ciudad o viendo películas en sus iPad.

Le preguntamos a Iván, acento yanqui, que es un veterano en estas cosas de dormir en la calle por unas zapatillas. "Hace seis años que no lo hago, pero es algo habitual. Lo he hecho mucho en EE.UU., por distintos modelos de varias marcas. Fui un coleccionista muy loco de zapatillas. Y ahora vuelvo. Lo máximo que me he gastado fueron 280 euros por unas Nike, la edición limitada de LeBron James".