Publicidad
Cultură

Piénsatelo dos veces antes de intentar tener el trabajo de tus sueños

Los más jóvenes quieren dedicarse a ser escritores, youtubers, fotógrafos o diseñadores, profesiones que poco tienen que ver con el supuesto glamour o éxito social que representan.

por Joe Bish
14 Septiembre 2016, 4:00am

Elrubius. Imagen  vía YouTube

Elrubius. Imagen vía YouTube

Parece ser, queridos lectores, que nuestros jóvenes ya no quieren ser médicos ni maestros. Los retoños de hoy no quieren crecer para dividir el átomo o impartir conocimiento, no señor; quieren empleos relacionados principalmente con ordenadores.

Estos datos fueron tomados de la tienda en línea Currys PC World, que llevó a cabo una encuesta a jóvenes de entre 12 y 25 años. El 92 por ciento dijo que no quería seguir los pasos de sus padres, lo cual no es sorprendente, pues no creo que exista nadie a quien le apetezca convertirse en un fontanero medio cegato que hace más horas que un reloj y no llega a final de mes.

Pero estos trabajos... Niños, de verdad os lo digo, realmente no queréis estos trabajos. ¿El empleo que piensas que quieres? En realidad no lo deseas. A menos que puedas asegurar que vas a en la élite en tu medio de trabajo; entonces sin duda debes perseguirlo, ya que acabarás podrido de pasta. De lo contrario, creo que deberías abandonar la idea. Ahora os voy a explicar por qué el trabajo que habéis escogido es una pésima idea. Os lo ruego, ¡prestad atención a estas palabras! Los trabajos aquí descritos están organizados de acuerdo con su nivel de atractivo según la encuesta mencionada previamente. Inexplicablemente, el número uno es...

ESCRITOR

Este título es un poco ambiguo como puesto de trabajo. ¿Significa que los jóvenes quieren ser novelistas para tejer tapices de historias maravillosas y pasarlas al papel para que sean compartidas y transmitidas a lo largo del tiempo, con el objetivo de que los futuros lectores puedan conocer lo que habita en su corazón de una forma tan íntima como lo haría su mejor amigo? ¿O más bien se refieren a reescribir las noticias y copiar anuncios para una granja de contenido pernicioso que basa todo su modelo de negocios en las "interacciones por página" y "el número de clics"? ¿O tal vez quieren ser el intrépido periodista de prensa, para irrumpir en los hogares de niños asesinados y robar sus fotos para tener la noticia exclusiva? ¿Quizá quieran convertirse en escritores de música, que oficialmente es el trabajo más inútil del mundo? O quieren crear un blog.

Es un trabajo mal pagado, con poca satisfacción, en el que la única manera de remuneración es un par de retuits varias veces al mes para evitar tu traspaso inevitable al mundo del marketing y la publicidad, donde te tratarán como a un genio y obtendrás cuantiosas sumas de dinero y pasarás el resto de tu vida preguntándote por qué no empezaste por ahí desde el principio.

ESTRELLA DE YOUTUBE

Hay dos razones por las que los vloggers más famosos están en el centro de atención en este momento: 1) se encontraban en el lugar correcto en el momento adecuado, y 2) sacan vídeo tras vídeo hasta que, por mera estadística, alguien empiece a verlos.

Tienes que dedicarle muchísimo tiempo y esfuerzo a esto para que funcione, y también tienes que ofrecer algo que la competencia no haya hecho todavía. En 2016 ya no basta con hacer una reseña de todo lo que te has comprado en Primark; un vlog sobre maquillaje o un viaje a un parque acuático tampoco van a hacerte famoso como antes.

Si quieres darle una oportunidad a este trabajo, lo mejor es tomar una de las nuevas modas, como la salud mental, los temas de género o cosas así. También puedes optar por fastidiarte el estómago a diario comiendo chiles o usar pegamento para pegarte las manos al pene y ese tipo de cosas. Además, ¿por qué querrías ser uno de esos? Son unos tarados.

ARTISTA

No me gusta decirlo, pero el arte ya no significa lo mismo que antes, amigos. Podríais pensar que el arte es pintura o escultura, o algo más abstracto, o bueno, ¡arte! Pero no, me temo que el arte ha cambiado. Ahora el arte es dibujar un personaje de Rick and Morty con un pene gigante en la boca y en el culo hecho en una tableta barata de Wacom. Ahora el arte es una compilación de selfies, libros repletos de ellos. Es un pilar romano digitalizado en 3D sobre un fondo ondulado con Sonic the Hedgehog dibujado en ASCII dedicándote un guiño. Es imposible hacer algo sin que sea criticado miles de veces durante sus primeros minutos de existencia, por gente como yo, también llamados idiotas.

El tipo de fotografía que vas a terminar haciendo. Foto de Daniel Case a través de Wikipedia

FOTÓGRAFO

Ser fotógrafo puede ser genial. Puedes pasar mucho tiempo con un tema de tu elección, desarrollar tu propio estilo, aprender un oficio y luego compilar tu obra en forma de un extravagante álbum de fotos que solo les va a interesar a 17 frikis. Pero seamos realistas, es probable que no seas los suficientemente creativo o #cool para eso. Tus fotos en blanco y negro de las tiendas de kebab de tu pequeña ciudad no van a ser tan atrevidas como las fotografías en blanco y negro de la pequeña ciudad de tu rival. Ser fotógrafo es básicamente una batalla para ver quién puede tomar las fotos en blanco y negro más vanguardistas de la anodina vida en la provincia. Diez puntos si puedes capturar a un gordo sin camisa bebiendo una lata de cerveza en un banco, 100 puntos si sacas la foto de un chaval fumando y mirando a la cámara.

DISEÑADOR DE MODA

En realidad es el trabajo más viable de la lista. La industria de la moda es lo suficientemente ridícula para que cualquiera tenga cabida. Por eso es tan guay, dejando de lado los problemas de anorexia y adicción ocultos tras las telas de seda. Pero a vosotros, queridos millennials, os irá mejor en la búsqueda de otro trabajo en el que podáis buscar en internet las modas y tendencias de la actualidad, para luego robarlas y fusilarlas. Dejad que los demás piensen por vosotros, amigos.

@joe_bish

Tagged:
YouTube
Fotografia
youtuber
diseño
fotógrafo
adolescentes
jóvenes
diseñadora
Escritura
Opinion
trabajo
Vice Blog
Trabajos de mierda
curro
trabajar
currar
curros de mierda
el trabajo de tus sueños
tener el trabajo de tus sueños
escritora