Quantcast
noticias

Los efectos desconocidos de la sequía de ketamina

La escasez de ketamina está provocando la introducción en el mercado de la descloroketamina una sustancia de efectos desconocidos.

Juanjo Villalba

Juanjo Villalba

Fotografía de Energy Control

Desde el año pasado, muchos consumidores de ketamina de todo el mundo comenzaron a quejarse de que esta sustancia escaseaba, que no se encontraba tan fácilmente y que cada vez era más cara.

Por supuesto la gente empezó a preguntarse por qué. En un artículo de la revista mixmag, el periodista Mike Power planteaba la teoría de que un cambio legislativo en India, el mayor productor global de esa droga, era el culpable de la sequía.

En los estados indios de Maharashtra, Andhra Pradesh y Gujarat existen numerosas empresas que producen ketamina de forma legal para el mercado veterinario, pero también había un montón de pequeños productores fuera de la ley que trabajan para el comercio ilegal de esta sustancia.

En diciembre de 2013, debido a la presión internacional, el gobierno indio cambió la consideración legal de la droga, poniendo mucho más control en su producción y venta. Hasta entonces cualquiera podía ir a una farmacia de la India y comprar el producto tranquilamente. A partir de entonces eso se acabó.

También se realizó una gran redada entre los productores ilegales y se incautó más de una tonelada de ketamina "ilegal".

Nada ha sido igual desde entonces.

La escasez de un producto que tiene un fiel mercado, no tardó en provocar que se comenzaran a vender cosas por la calle que se decía que eran ketamina, pero que no lo eran realmente.

Hablando ya más de España, pronto se detectaron lotes adulterados. En lugar de ketamina en nuestro país se venden otras sustancias análogas, siendo la más habitual la metoxetamina. "Llevamos meses detectando que había una sustancia extraña vendiéndose como ketamina en Barcelona", nos dice Nuria Calzada de Energy Control. "Pero no podíamos identificar exactamente de qué se trataba, porque era una sustancia especialmente rara. De hecho, hasta que no llegó una alerta del Reino Unido avisando que habían descubierto que habían llegado a la conclusión de que se trataba de descloroketamina, no hemos podido identificarla. Es la primera vez que se encuentra esta sustancia en Europa. Mediante una cromatografía hemos comprobado que la sustancia que no podíamos identificar era la misma".

La descloroketamina es una sustancia análoga a la ketamina patentada en 1966 y utilizada para el tratamiento de infecciones bacterianas, víricas, fúngicas o como inmunomoduladores. "En Inglaterra han tenido que realizar una resonancia magnética nuclear para detectar lo que era", nos dijo Nuria.

De hecho, es bastante complicado encontrar datos en Internet sobre esta sustancia y mucho menos en español. Ahí está el problema de todo esto. ¿Cuáles son los efectos reales de esta sustancia?

"Desde hace algún tiempo, estábamos recibiendo quejas de gente que nos decía que había sufrido efectos extraños al tomar ketamina. Cosas que nunca les habían pasado antes. Por ejemplo una chica nos contó que había sufrido unas lagunas de memoria bastante importantes después de tomar lo que ahora sabemos que es descloroketamina".

"No existen referencias sobre esta sustancia. No sabemos cuales pueden ser las consecuencias para la salud", avisa en su web Energy Control. "Esta sustancia ha sido detectada en multitud de muestras vendidas como ketamina en la ciudad de Barcelona. Es probable que su distribución esté muy extendida. Se debería de evitar el consumo de descloroketamina, al menos hasta que se sepa más sobre sus efectos sobre la salud", concluye el comunicado.

Ya como siempre, vosotros mismos.

Para más información sobre drogas visitad la web de Energy Control.