FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

¿Más caviar incrustado en oro, su alteza?

Nuestros hoteles favoritos en Dubai.
1.12.09

EL BURJ AL ARAB

El Burj está construido en una isla artificial justo al lado de Jumeirah Beach. Es más alto que la Torre Eiffel, sólo un poco más pequeño que el Empire State y está hecho de tanto cemento y acero que nos entra vértigo sólo de pensar en lo alto que es. Para asegurar los cimientos en la base artificial, los constructores plantaron 230 enormes pilares de cemento en la arena. El precio de alojarse en una suite ronda los 700 euros por noche, mientras que una noche en la Royal Suite alcanza los 20.000 euros.

Publicidad

Al restaurante Al Mahara (“La ostra”, en árabe) se accede mediante un viaje simulado en submarino a través de un gigantesco acuario. El tanque, hecho de cristal acrílico para resistir la presión del agua, tiene 17 centímetros de grosor. Al hotel sólo se puede llegar en un Rolls-Royce blanco de cortesía o en un helicóptero que aterriza en el helipuerto del hotel, que se encuentra suspendido fuera del tejado. Ha servido también como pista de tenis de hierba para Andre Agassi y Roger Federer y como green para Tiger Woods. Autocalificado como de “siete estrellas”, pese a que las clasificaciones sólo admiten cinco, el Burj posee además los ascensores más rápidos del mundo, que viajan a una velocidad de locos.

HOTEL JUMEIRAH BEACH

A finales de los 90, éste era uno de los edificios más altos de Dubai, pero ahora a duras penas entra en el top 100. Es una construcción que utilizó productos prefabricados de nueva generación como el compuesto de aluminio Reynobond, que refleja la feroz luz del sol, además de refuerzos Colorweld 300 y paneles Reynobond, que permitieron a los constructores hacer todo el trabajo en un año. Para evitar que el lugar se sobrecalentara, una enorme planta de enfriamiento fue construida a un kilómetro de distancia para que los equipamientos de ingeniería no estuviesen en el edificio principal.

LA CIUDAD PERDIDA DE ATLANTIS

Construido en la “Palma” (un conglomerado de islas artificiales con forma de palmera), este resort tiene sólo 1.539 habitaciones. Por 20.000 euros puedes pasar la noche en una habitación de 6.000 metros cuadrados, con seis dormitorios, doce lavabos, dos mayordomos, una mesa de oro, dos criadas, un friegaplatos y dos cocineros.

Próximamente vendrán todos estos…

LA ESTRELLA DE LA MUERTE DE DUBAI,

Publicidad

que parece exactamente eso, la Estrella de la Muerte. En serio. Ya hay financiación para esto.

LAS TORRES BAILARINAS

Diseñado por Zaha Hadid, éste se compondrá de tres enormes pinchos entrelazados hacia el cielo y unidos en el piso 65 por un restaurante con vistas panorámicas.

LAS TORRES DUBAI

parecen enormes tentáculos de pulpo retorcidos hacia arriba. El más alto supera los 300 metros de altura.

EL AL BURJ

tendrá más de un kilómetro de altura cuando se termine. Eso es más de dos Empire States puestos uno encima del otro. Para ser construido requiere la plataforma más alta jamás creada.

LA TORRE DINÁMICA

tendrá 80 plantas, todas capaces de rotar independientemente, potenciadas por turbinas de viento encajadas entre cada planta.

LA TORRE DEL INFINITO

se compondrá de 80 plantas, llegará a los 300 metros de altura e incluirá un giro de noventa grados.

EL HOTEL Y LA TORRE TRUMP INTERNATIONAL

que se parece a una gigantesca versión del cohete de Tintín en “Objetivo: la Luna”.

LA NUBE

Quizá es la propuesta más demente. Se parecerá a una masa nebulosa suspendida a 300 metros de altura encima de pilones diseñados para simular lluvia. Jo-der.

Death Star cortesía de Realtyna; Dancing Towers cortesía de Zaha Hadid Architects; Dynamic Towers cortesía de David Fisher Architecture