FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

La vuelta al cole de las protestas sociales

¿Preparados para el 15-S?
15.9.12

Sí, el verano ha terminado. Puede que durante algunas semanas los españoles se hayan olvidado de la subida del IVA, del recorte de pagas extra, del aumento de tasas universitarias y de que varias comunidades autónomas hayan pedido el rescate a un Gobierno Central que, a su vez, está pensando si pedir un rescate a Bruselas.  Pero septiembre nos devuelve a la realidad y las calles vuelven a reaccionar ante la situación económica y las políticas de ajuste del Gobierno.

Tras la fiesta independentista de Catalunya, le toca el turno a Madrid. Hoy, sabado la Castellana se llenará de manifestantes de todo el país llamados por la Cumbre Social, una plataforma auspiciada por los sindicatos CCOO y UGT y respaldada por más de 150 asociaciones y colectivos. Rechazan las oleadas de recortes del PP y exigen al Gobierno un referéndum sobre los recortes.

Los convocantes hablan de un millón de personas movilizadas. No es de extrañar, ya que los sindicatos tienen gran poder de convocatoria, y cuando se trata de ir contra los recortes, todo el mundo se suma. Pero esta gran marcha no está tan unida como pueda parecer. Hay varios colectivos que piensan que el sindicalismo mayoritario no está haciendo lo suficiente.

Durante el 2012, el año de mayor retroceso en derechos sociales y laborales de toda la Democracia, los grandes sindicatos solo han convocado una huelga general que ya puso de manifiesto que no representan, ni mucho menos, a todos los trabajadores. Piquetes de estudiantes, de becarios, de parados… de precarios, acudieron a la huelga junto a los sindicatos, pero se fueron a casa separados.

Sectores del 15M y varios colectivos y asociaciones parecen tener claro que las manifestaciones solo sirven para llenar periódicos mientras aquello por lo que se protesta se aprueba por mayoría absoluta. Las últimas manifestaciones de junio ya mostraron ciertos despuntes de violencia en las calles. Algunos pedían otra huelga general y ahora la siguen pidiendo. Lo único que está claro es que hay que luchar contra los recortes, pero UGT y CCOO solo apuestan por regresar a su papel anterior a la crisis. Hablan con el Rey, se reúnen con Merkel y tratan de negociar con el gobierno.

Por ello, la mani contará con un bloque crítico anti-deuda que quiere ir más allá de que nos pidan permiso para seguir quitándonos derechos. Conformado por colectivos y organizaciones sociales como ATTAC, Ecologistas en Acción, Izquierda Anticapitalista, Plataforma de Afectados por la Hipoteca  o Juventud Sin Futuro, y también por asambleas de barrio del 15-M, este bloque toma una línea mas dura que los sindicatos y marcadamente anticapitalista. Afirman que la deuda de España no la hemos contraído los españoles y que no es justo que los ciudadanos paguen más para que los culpables de la crisis puedan seguir enriqueciéndose mientras nuestras condiciones de vida empeoran cada viernes.

En este clima, CGT, el tercer sindicato del país con 100.000 afiliados aproximadamente, lanzó ayer un órdago a Méndez (UGT) y a Toxo (CCOO) convocando en solitario una huelga general para el 31 de octubre. Durante las próximas semanas veremos si los sindicatos deciden ir más allá de las manifestaciones y utilizar la única herramienta con las que los trabajadores pueden poner en apuros al gobierno, la huelga. De ellos depende el éxito o el fracaso.

El ambiente está caldeado, aunque se espera una marcha multitudinaria pero tranquila por el centro de Madrid.

@jairoextre