FYI.

This story is over 5 years old.

News

La policía está golpeando estudiantes en Valencia

Los ánimos se encienden y parece que en España habrá cagadero.
23.2.12

La policía anti disturbios atacó a un grupo de estudiantes en la ciudad de Valencia, España, lo que despertó una protesta a nivel nacional y un montón de hashtags que ni al caso como #Valencianspring y #Iamalsotheenemy.

Creo que ese viejo cliché sobre los policías padeciendo el bullying en la escuela debe tener algo de cierto después de todo.

No hay razones por las cuales debas saber esto pero Valencia es la provincia más endeudada de España en este momento. Los bonos del Moody Investors Service acaban de bajar en el elevador sónico al nivel de "basura" (no sabía que los ayuntamientos pudieran emitir bonos, pero al parecer, así funciona) y obviamente, los servicios públicos son los más afectados.

El pedo comenzó el miércoles de la semana pasada, durante una protesta de alumnos y profesores ante los recortes salariales y la escasez de recursos (como electricidad y calefacción); tomaron las calles "obstruyendo el tráfico" y dándole a la policía un pretexto para llegar y cachetearlos felizmente.  Como podrás imaginar, esto no terminó bien. Las manifestaciones que siguieron fueron creciendo durante los últimos días, y se alimentaron del nuevo movimiento 15-M y de estudiantes universitarios. En consecuencia, la presencia de fuerzas de seguridad y el uso de la violencia se intensificaron mientras Antonio Moreno, el jefe de la policía, describía a los estudiantes –en su mayoría menores de edad– como "el enemigo", durante una rueda de prensa.

Sólo para precisar la postura de los policías contra los activistas violentos en ese contexto, aquí hay un video de dos adolescentes siendo estrelladas contra un coche estacionado.

Cada vez es más claro que tras las elecciones, el Estado no está muy dispuesto a repetir las reacciones pacíficas de la policía ante las protestas de los Indignados, organizadas el verano pasado. Y aunque se cuestiona por qué se permite que estudiantes de 14 años tengan permitido protestar en horario escolar, es difícil que no resulten afectados ante el uso desproporcionado de la fuerza pública.

No soy experto en estrategias policiacas, pero creo que andar por ahí repartiendo macanazos a quien se te ponga en frente con una mochila neón, no es precisamente la mejor manera de contener una protesta.

Estamos llegando al sexto día de manifestaciones, y con "Grecia" como la palabra más popular en la boca de los periodistas y activistas, es complicado verle una posibilidad de mejora a esto. En Sevilla y Madrid se han organizado marchas en solidaridad para los próximos días, y a menos que ocurra alguna estrategia hábil del gobierno, parece que sólo es cuestión de tiempo antes de que se canjeen libros de textos por cocteles molotov y piedras.

Fotos po Kike Taberner