FYI.

This story is over 5 years old.

Actualidad

Nattofranco es la era digital de la ropa casual japonesa

Noemie Aiko Sebayashi es la diseñadora de 23 años detrás de una nueva marca de ropa casual femenina, Nattofranco, que mezcla el diseño urbano con el minimalismo francés
1.8.14

Fotos por: Antione Harinthe.

Noemie Aiko Sebayashi es la diseñadora de 23 años detrás de una nueva marca de ropa casual femenina, Nattofranco. Siguiendo sus raíces, su primera temporada usó unos prints maniáticos inspirados en artistas japoneses e ilustradores como Tadanori Yokoo, y los incorporó en piezas con un aire francés minimalista.

No toma tiempo darse cuenta de que Noemie es la viva embajadora de su marca, en la entrevista telefónica estuvo calmada, coherente y confiada. Hablamos sobre aquella vez que le hizo casting a sus abuelos (que son mayores de 100 años ambos) para modelar en sus catálogos, las dificultades de empezar una marca en París y cómo las redes sociales han impactado el mundo de la moda.

VICE: ¡Empezar una nueva marca debe ser difícil en una ciudad como París! ¿Cómo haces para mantener el nivel?

Noemie Aiko Sebayashi:Es especialmente difícil aquí porque siento que París está atrasado cuando hablamos de ropa casual. Cada vez que algo nuevo y diferente sale al mercado, toma más tiempo para los franceses actualizarse, afortunadamente Internet existe. Es una puerta abierta que expone marcas como la mía a un nivel internacional. Las redes sociales son parte crucial de mi trabajo.

Cuál es tu pasado dentro de la moda?

Siempre tuve el pensamiento de trabajar en la industria de la moda porque amaba las prendas, pero no sabía en qué parte de la industria quería estar involucrada. Estudié dos años en una escuela de moda en París y de una pasantía a otra gané experiencia en estudios creativos y producción. La experiencia que me dio más madurez fue trabajar con la diseñadora mongol Tsolo Munkh por dos años y medio, ella estaba empezando su marca así que fue ideal porque aprendí desde el trabajo creativo hasta las ventas y la producción. Después de eso, hice una pasantía de seis meses con Diane Pernet, quien estaba trabajando hace seis años en filmes de pasarelas y moda de ASVOFF para el Fashion Film Festival de París. Le debo mucho a Diane, ella entiende realmente quien soy y supo lo que quería hacer en el futuro, y fue quien me convenció de construir mi propia marca.

¿Fuiste la asistente de Diane Pernet? siento que ella es una mujer muy misteriosa, ¿cómo fue trabajar con ella?

Fue muy interesante trabajar con ella porque fui capaz de aprender sobre el lado del periodismo en la industria de la moda. Tuve la oportunidad de ver muchas inauguraciones de arte, fashion shows, showrooms, etc. La pasé muy bien haciendo reportes para asvoff.com y fotografiando ropa mientras hablaba con otros diseñadores, ya que estaba trabajando en los archivos de ella para ASVOFF, aprendí mucho viendo todo el material audiovisual. Ella es la persona más dulce y una gran trabajadora. Tengo todo el respeto del mundo hacia ella.

Tú marca es bastante reciente, ¿Cómo ha cambiado la vida en el último año?

Finalicé mi pasantía con Diane por estas épocas el año pasado. Ella me motivo a buscar la felicidad en mi carrera en vez de pensar en seguridad y estabilidad, empecé a trabajar en dibujos que ya tenía en el colegio. Sentí que necesitaba que este proyecto fuera real y no solo diseños de Photoshop, ahí fue cuando Ichi, mi primera colección, fue concebida. Este año ha sido definitivamente emocionante.

¿Mencionabas a Walter Van Beirendock como una de tus influencias? soy un gran fan de él, es uno de mis diseñadores favoritos de todos los tiempos.

Es un genio. Abrió mis ojos mientras estudiaba moda y estuve enamorada de él por años, amo su mundo sadomasoquista funky; él es un monumento. Me hubiera encantado que algún día tuviera una exhibición en París para ver todo su trabajo, en el museo MOMAT de Tokio muestran anualmente una pequeña colección permanente de su trabajo y voy cada año.

¿Ahora estás trabajando en “Ni”, tú segunda colección?

Si, pero ahora mi colección está inspirada por ilustradores japoneses de los 80 como Shigeo Okamoto, Peter Sato y Takashi Koizumi, el universo espacial, mujeres sexy y toda la vibra a su alrededor. Habrán close-ups de partes del cuerpo en las prendas, pero serán centralmente subjetivas. Estoy muy metida en la estética y la idea alrededor de los dibujos en los que toca conectar los puntos y también en las formas unisex, suéteres de una sola manga, túnicas y camisetas de tallas más grandes, etc… Mostraré la colección en un apartamento de showrooms para la Paris Fashion Week en septiembre.

¿Qué es necesario para lograr una idea y diseñar una nueva colección?

Voy a exhibiciones a menudo y considero aquello parte de mi trabajo, pensando en cultivar mi mente. Vivo en la búsqueda diaria de inspiración y viajar también me ayuda, una vez abandoné mi ciudad natal logré desarrollar más conceptos e ideas en distintas formas. Siempre he empezado el proceso desde una musa, como Rinko Kikuchi, Daniela Sea y distintas personalidades públicas, de ahí en adelante imagino una historia mezclando otros elementos.

El proceso creativo es como una investigación en curso. Reúno mucha inspiración en mi cabeza y de ahí en adelante solamente me meto en Photoshop y en Illustrator por semanas. Todos los prototipos y la exploración creativa se hacen en mi estudio, hago los patrones y experimento con gráficos para los prints mientras creo la apariencia de todo y planeo lentamente la colección, hago pequeñas sesiones fotográficas para ayudar a crear una atmósfera para Nattofranco.

¿Cuando se trata de la marca, Nattofranco, ves a Francia como su hogar y a Japón como su musa?

Creo que como persona, un 90% de mi personalidad es francesa, pero como creativa me siento un 100% japonesa. Estoy muy conectada al arte, la ilustración y la moda japonesa.

¿Cómo ha influenciado tu etnicidad en tus diseños?

París es todavía muy emocionante para mí pues crecí en los suburbios. La mejor parte de vivir en París es el número de museos, exhibiciones y fashion weeks, japón todavía es un poco misterioso, especialmente porque mi padre nunca compartió su cultura conmigo. Él me dejó construir mi propia opinión sobre mis orígenes japoneses. Crear me ayuda a encontrar respuestas a las preguntas que tengo sobre mi ascendencia japonesa. Esta es mi forma de conectar dos culturas distintas y expresarlo, a través de Nattofranco, cosa que realmente disfruto.

¿Viajas a Japón a menudo?

He estado varias veces visitando a mi familia, trato de ir cada dos años, pero mi ultimo viaje definitivamente me hará ir más a menudo.

¿Cómo fue su último viaje?

En esta ocasión fui como diseñadora de modas e hice muchos contactos en Tokio y Osaka, fui con un muy buen amigo, compré el pase de siete días de tren y anduve por todo Tokio, Kioto, Osaka y la isla de Naoshima. Me reuní con varios compradores y visité las tiendas más locas como Gr8 Tokyo, Faline y H100 Bonsai, quise reconectarme con mi herencia japonesa un poco más y fui al norte a visitar a mis abuelos, de 100 años de edad. Hice una sesión fotográfica de Nattofranco con ellos luciendo la colección de primavera.

¿Si pudieras ver a alguien usando Nattofranco, quién sería?

Cibo Matto, Kiko Mizuhara, y esta mujer que encontré en instagram, Kirsten Kilponen. Ella es como mi mayor musa.

¿Si pudieras viajar al futuro, dónde te verías y dónde verías a Nattofranco?

Como Diane me dice todo el tiempo "Nunca sabes cómo será el futuro". Ahora mismo, amo construir esta marca, no hay un límite para ello.