Esta vez no pueden llorar: analizamos el cartel de Estéreo Picnic 2018

En serio, ¿qué más quieren?
27.9.17
Foto: César Cecilio | NOISEY en Español. 

Hoy, 27 de septiembre, nos levantamos con el anuncio del cartel del Festival Estéreo Picnic 2018. La cosa empezó con una transmisión de Facebook Live presentada por el Doctor Glitch López, uno de los esquizoides personajes de Santiago Moure, en el que hablaba de teorías conspirativas centradas en el lavado cerebral, la desintegración de la realidad y las crisis provocadas por quienes mueven los hilos del mundo. Después de varios minutos de delirio, la transmisión nos llevó al espacio donde un personaje en su nave intergaláctica empezó a manipular una nebulosa y poco a poco nos fue mostrando los nombres de las bandas que tocarán el próximo año.

Publicidad

Como es tradición cada que sale el cartel de cualquier festival, hubo gente a lo que no le gustó: que el diseño del cartel está muy feo, que por qué no traen a Radiohead, que a esa banda ya la vimos, que cogieron bandas del Lollapalooza… en fin. Pero seamos sinceros: este es uno de los carteles más sólidos y balanceados del Estéreo Picnic hasta la fecha.

Para empezar, la primera banda anunciada fue Gorillaz. Así es Gorillaz, una de las bandas más grandes que este cochino milenio ha visto nacer. El grupo liderado por Damon Albarn llegará por primera vez a a Colombia y eso hizo que valiera la pena escuchar las locuras del Doctor Glitch López durante esa agonizante espera de 15 minutos.

Pero la cosa no paró ahí, entre la nebulosa apareció LCD Soundsystem que se reunió el año pasado, sacaron nuevo disco este año y en 2018 se pararán en el Parque de la 222. Así de lindo como suena. Y a parte de todo, se anunciaron varios de los nombres más poderosos de la escena indie como: The Killers, Metronomy, The National, Mac Demarco y Royal Blood. Junto a ellos está una de las voces femeninas más sublimes del pop alternativo, Lana Del Rey, y uno de los raperos más polémicos y mediáticos de la actualidad, Tyler, The Creator.

Y sí, la verdad a nosotros tampoco nos parece relevante ver de nuevo a Zoe. Para ser exactos esta es será su tercera vez en el festival, pero no es tan grave. Pueden aprovechar ese espacio para ir a comer o disfrutar alguna de las activaciones del festival. O mejor aún, pueden ir a ver a las bandas latinas que estarán presentes. Este año vienen proyectos como La Máquina Camaleón, una de las agrupaciones más dinámicas, experimentales y lunaticamente geniales que hay en Ecuador. Es una gran oportunidad para viajar con la psicodelia espacial amazónica de Dengue Dengue Dengue! de Perú, para delirar con el oscuro pop disco de Buscabulla que llega de Puerto Rico o para conocer toda la fuerza e irreverencia del colectivo mexicano N.A.A.F.I.

Publicidad

En sus redes sociales muchas personas criticaron que faltan varios de los grandes nombres que tocarán en Lollapalooza de Chile o Argentina, el próximo año, como Pearl Jam, Red Hot Chilli Peppers, Chance The Rapper y Anderson .Paak. Pero saben qué, en Lollapalloza no van a tocar las bandas colombianas invitadas al Estéreo Picnic y eso hay que valorarlo porque es lo nuestro. Si no se han dado cuenta, en el país hay un movimiento musical que está mandando la parada en la región. El mejor ejemplo es Ondatrópica, proyecto comandado por Mario Galeano y Quantic, en el que participan las grandes voces de Discos Fuentes. Si eso no los convence, también está Bomba Estéreo, una de las bandas más grandes de la historia musical reciente colombiana y una buena parte del mega combo de la neo tropicalia: La BOA, Esteban Copete y su Kinteto Pacífico y Tribu Baharú. Todos ellos los pondrán a bailar como dementes.

Además hay grupos como Diamante Eléctrico y Telebit, que están entre amores y odios, pero sin importar lo que digan son bandas con una calidad impecable y se han presentado en los grandes festivales del país y han conquistado giras internacionales como pocos. Así que no lloren. También hay propuestas electrónicas geniales como The Black Madonna, Bleepolar y Dany F. Y ojo, también tenemos una serie de grupos emergentes que vale la pena apoyar como Moügli y la banda de medallo Saail.

En definitiva: este es un cartel del que no nos podemos quejar. Si, quizá falta algo duro, algo hardcorero, un Rancid como el que tuvimos este año, quizá. Pero en general hay un buen balance, desde rockcito hasta locura tropical, y en la mitad, varios de los nombres más grandes de la música global. Serán tres días, tres tarimas y una descarga musical genial.

Publicidad

¿Qué más quieren?


Lea También: