NFL

Los Jets siguen dando lástima en la temporada baja

Christian Hackenberg golpeó a dos reporteros por lanzar mal el ovoide en los entrenamientos. Dos veces.
9.6.17
© Ed Mulholland-USA TODAY Sports

Maldita sea. Existe un gran número de oraciones sobre los Jets de Nueva York que podrían concursar para ser elegidas como la oración más triste de este equipo: "Todos dijeron que si Marino estaba disponible lo tomarían, obviamente los Jets saben algo que la gente de aquí no", "Rex Ryan se hizo un tatuaje de su esposa vistiendo un jersey de Mark Sanchez", y "El mariscal de campo de los Jets de Nueva York, Tom Tupa"; todas suenan familiares para sus fans. Sin embargo, la anécdota que les vamos a contar acerca del progreso de Christian Hackenberg en los entrenamientos de temporada baja es lo más triste que han escuchado en mucho tiempo:

Publicidad

Así lo relató Conor Hughes de NJ Advanced Media:

Cuando Hackenberg falla sus pases… No se anda con rodeos. Tuvo dos intercepciones en los ejercicios del equipo, pero casi lanza otras seis. Y no me refiero a que el receptor se tropezó. Estoy hablando de que un defensor bloqueó el balón.

En otras ocasiones, el receptor/corredor/ala cerrada estaba solo, sin marca, y Hackenberg lanzó el balón por encima de sus cabezas o lo rebotó. Esto no puede ser. En los tres entrenamientos abiertos al público, Hackenberg golpeó a reporteros con el ovoide hasta en dos ocasiones.

Otros momentos a destacar de Hughes incluyen la frase, "no tengo los números exactos, pero diría que más o menos completó solamente el 60-65 por ciento de sus pases en los ejercicios entre mariscal de campo y receptor. No es alentador".

Por supuesto no lo es.