Publicidad
La pesadilla inmobiliaria

La pesadilla inmobiliaria del mes: caga donde cocinas por 590 euros al mes

El piso que parece que ni su propietario quiere alquilar (y con razón).

por Juan López
25 Octubre 2018, 4:00am

'La pesadilla inmobiliaria del mes' es una sección en la que denunciamos los abusos más flagrantes y los pisos más sorprendentes del mercado inmobiliario en España. Si te has topado con algún palacio similar, escríbenos a esredaccion@vice.com.

¿Qué es?: Un bajo de 30 metros cuadrados con habitación, salón y cocina independiente. Dicho así suena bien, pero luego hay que verlo.
¿Dónde está?: Se encuentra en la zona alta de Lavapiés, entre La Latina y Tirso de Molina. Podría decirse que es un clásico de esta sección, pero no del todo, solemos trabajar más la zona baja de Lavapiés.
¿Qué se puede hacer por ahí?: Trabajar los cuádriceps y los gemelos. Es una zona que tiene con diferencia las mejores cuestas del centro de Madrid. Callecitas estrechas pero con pendientes tremendas. Luego, a nivel de ocio, es una zona que tiene de todo, muchísimos restaurantes indios, muchos bares castizos y un poco más arriba, también, muchas tiendas mayoristas para poder comprar cajas de 50 pares de zapatillas de estar por casa.
¿Cuánto cuesta?: Aquí llega uno de los puntos polémicos. Es verdad que es un piso céntrico, pero no es menos cierto que es mínimo y rozando la excelencia de lo cutre. Cuesta 590 euros al mes con gastos de luz y agua aparte, además hay que abonar dos meses de fianza previamente. Es decir, para entrar a vivir hay que apoquinar 1770 euros por delante. Y luego tener cuidado en no romper nada, porque dejar 1180 euros invertidos en la conservación de este antro es toda una paradoja.

1540378014838-Cama-2

Este es un anuncio muy particular y esconde en sí todo un tesoro. A simple vista no parece demasiado llamativo, seguramente por incompetencia de la persona que lo haya colgado, pero escarbando un poco terminas encontrando oro. Únicamente hay tres imágenes y son de la misma estancia de la casa y del mismo complemento, el dueño debe considerar su sofá cama de los noventa toda una joya de mobiliario a. I. (antes de Ikea). La realidad es que ese mueble necesita como mínimo un tapizado algo menos cargante y actualizado.

1540378035551-Cama-1

A las tres imágenes del sofá hay que sumar la campechanía que destila la descripción del anuncio. “Piso pequeño: 1 habitación pequeña, baño pequeño, salón pequeño y cocina pequeña. Cocina amueblada, el resto sin amueblar”. No hace falta ser un lince para saber que este casero es una persona que seguramente valora más su tranquilidad que el propio piso que alquila. Se echa de menos un “coqueto” o un “ideal para jóvenes”. Nada de nada, este propietario es directo, conciso, y no se le caen los anillos al repetir el término “pequeño” hasta cinco veces en una frase de 16 palabras.

La pulpa de este zumo lo tenemos en la última frase, que es como cuando en un videojuego encuentras el truco definitivo para acceder a la última pantalla. “Verlo primero en este vídeo antes de contactar", y ese enlace nos lleva a un vídeo de YouTube muchísimo mejor que cualquiera del Rubius, de Auron Play o de Casey Neistat.

El cortometraje son 127 segundos frenéticos, más propios de un western que de un anuncio inmobiliario. Tiene un inicio apoteósico, mostrando un plano corto de la entrada y de la puerta, la hoja de la puerta que da a la casa es la típica acolchada en tonos burdeos, toda una fantasía que no hace más que adelantar lo que se viene en esta visita cinematográfica.

Uno de los puntos álgidos llega a los diez segundos, cuando el propietario nos adentra en la cocina y vemos el equipamiento que trae. Tenemos la típica cocina móvil, un calendario de 2014 que no está nada mal y una ventana al tendedero, hasta ahí es todo bastante rancio pero dentro de la normalidad. Lo bueno está detrás de una mampara opaca que está al final del plano.

1540378097534-Captura-El-bano

Ahí está el baño y la ducha. Sí, al sanitario se accede exclusivamente por la cocina, que no es mala idea si se tiene en cuenta que, al vivir solo, muchas veces hay que abandonar la olla exprés para ir a asearse. Aquí no tenemos esta problemática. Otra cosa es si te entra un apretón y estás cocinando, porque el baño no tiene puerta, la ventilación ahí nos podría jugar una mala pasada.

1540378114384-Captura-Nevera

Saliendo de la cocina encontramos algo que echábamos de menos: el frigorífico; está encajado en una especie de estantería de obra en cuyo altillo parece haber un camping gas o una cocinilla. Sea lo que sea, está más sucio que la radio de un pintor. El paso a la zona noble no mejora mucho las perspectivas: lo que se ve es una estantería y el mítico sofá cama (ahora con una funda más apañada), y también se ve la calle a través de una ventaja con rejas. El camarógrafo, de hecho, tiene a bien sacar la cámara por las rejas y enseñarnos lo que se ve, como si estuviera en Conil de la Frontera o en un balcón que dé a alguna playa de Menorca. Igualito que ver una calle llena de bolardos y tres o cuatro tiendas de alfombras, lo mismito.

1540378194737-Captura-La-Calle

El paseo realista por este inmueble acaba por la habitación, un apéndice del salón con una geometría bien extraña y que dispone de dos muebles; una mesita y un somier. El colchón ya lo pones tú, pero el somier te lo ofrecen. Entiéndase la chapuza. Para eso que no pongan nada directamente. También hay una planta que fue regada por última vez en 1492, pero eso es otra cosa.

1540378219812-Captura-Somier

En definitiva, un piso caro, pequeño, seguramente ruidoso y también, por qué no decirlo, con una estrategia comercial e inmobiliaria bien extraña. No olvidemos el título del vídeo de YouTube: “piso alquiler tel: 617971883 No SMS No whatsapp. Solo llamadas”.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.