medioambiente

Miles de estadounidenses se preparan para recibir al poderoso huracán Matthew

"Matthew podría provocar una destrucción masiva no vista en años", advirió el gobernador de Florida, uno de los cuatro estados de EE. UU. que hoy recibirá a un ciclón que ya dejó decenas de muertos y miles de damnificados por el Caribe.
6.10.16
Imagen por Cristobal Herrera/EPA

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Hasta el país más poderoso del mundo tiembla cuando la naturaleza muestra su poder.

Desde la noche del miércoles y hasta la mañana de este jueves, miles de estadounidenses que viven en los estados de Florida, Georgia, Carolina del Norte y Carolina del Sur han evacuado sus hogares o los han reforzado con la esperanza de que resistan la llegada de Matthew, el ciclón más "catastrófico" desde 2007 según el Centro Nacional de Huracanes.

Publicidad

Matthew es un peligroso huracán categoría 4 con vientos de hasta 230 kilómetros por hora, pero es probable que mientras avanza hacia la costa este de Estados Unidos gane fuerza y crezca hasta una devastadora categoría 5.

Su eventual llegada ha provocado compras de pánico entre los habitantes de esos cuatro estados: quienes no han sido obligados a evacuar sus casas o huido voluntariamente hacia los refugios, han hecho compras masivas de agua, medicamentos, gasolina, baterías y tablones de madera para sobrellevar el fenómeno natural.

El miedo es entendible, si se mira el historial destructivo del huracán Matthew: en su cruce por el Caribe —especialmente por Haití, República Dominicana y Cuba— ha dejado entre 10 y 25 muertos, hasta ahora; unos 300.000 damnificados y hasta obligó a Haití a cancelar su elección presidencial prevista para este domingo.

Dicho país caribeño, considerado el más pobre de la región, fue tan golpeado por el ciclón que la Organización de Naciones Unidas dijo que ésta es la peor crisis humanitaria en la nación desde el terremoto de 2010 que dejó 316.000 muertos.

El huracán Matthew golpea con fuerza Haití, República Dominicana y Cuba, y ahora se dirige hacia EE. UU. Leer más aquí.

Residentes de la costa este de EE. UU. preparan sus propiedades ante la llegada del ciclón categoría 4. (Imagen por Sean Rayford).

El temor a Matthew en la zona costera de Estados Unidos es tal que el presidente Barack Obama tuvo que cancelar su visita a Florida para este miércoles y, en su lugar, dio una conferencia de prensa desde Washington en la sede de la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias [FEMA por sus siglas en inglés].

"Confiamos en que ocurra lo mejor, pero queremos prepararnos para lo peor", dijo Obama, quien aseguró que su gobierno está listo para enfrentar cualquier contingencia.

Por otro lado, el gobernador de Florida, Rick Scott, lanzó una frase poco esperanzadora: "Tenemos que estar preparados para ser alcanzados por un huracán catastrófico (…) Matthew podría provocar una destrucción masiva no vista en años".

De acuerdo con los reportes meterológicos, este jueves por la mañana Estados Unidos sentirá la fuerza de un poderoso huracán a lo lejos.

Y si los pronósticos aciertan, el país más poderoso de mundo verá durante la tarde y noche cómo el destructor Matthew se acerca lentamente hacia sus costas sin poder evitarlo.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs