a
Ilustración por @sinmuchasfotos
Drogas

13 Mitos, realidades y soluciones del LSD

Para evitar malos viajes puedes aplicar la de camarista de hotel: de cuarto en cuarto.
25.5.18

Artículo publicado por VICE México.

El LSD es una de las sustancias con más mitos a su alrededor. Hemos visto sus efectos en películas como Fear and Loathing in Las Vegas y Pysch-Out o los hemos escuchado en canciones de Pink Floyd o The Beatles. Es, sin duda, una de las drogas más populares en el mundo.

Su nombre significa dietilamida de ácido lisérgico y fue usada por primera vez a finales de los años 30 del siglo pasado. Buena parte de la cultura psicodélica se basó en su uso durante algunos años, ahora la consume cualquier persona sin la necesidad de pertenecer culturalmente a algún grupo en específico.

Publicidad

Tiene distintas presentaciones, pero tal vez la más común sean los cuadros de papel decorados con un sin fin de imágenes de la cultura pop: filmes legendarios, caricaturas noventeras y hasta logos de partidos políticos. Más allá de eso ¿qué es lo que realmente pasa al consumirla? Hablamos con la doctora Lydia Barragán Torres, directora del Centro de Prevención y Atención de Adicciones, dependiente de la Facultad de Psicología de la UNAM, y esto fue lo que nos dijo respecto a algunos mitos.

*Todas las lecciones fueron sugeridas por el reportero.


Te quedas en el viaje: depende

Mucho tiene que ver con la cantidad que consumas, tu organismo y tu estado de ánimo. Puedes experimentar alucinaciones después de varios días de haberla consumido, incluso si la ingeriste por primera vez, pero no es algo que sea una regla universal para los que la usan, pero si te puede generar cierta desconfianza en lo que ves a tu alrededor durante un periodo determinado de tiempo.

Lección: no consumas nada sin investigar sus efectos.


Te conecta con un mundo espiritual: depende

A pesar de que durante mucho tiempo el LSD se consumía para rituales mágicos y experimentales, no significa que te conectara con un mundo desconocido fuera de nuestra realidad. Lo que pasa es que las alucinaciones que se viven y las experiencias sensoriales que genera la sustancia pueden ser tan impactantes y vívidas que es casi imposible que sean percibidas sin ella.

Publicidad

De acuerdo con la guía sobre Abuso de Drogas 2017 de la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos, mejor conocida como la DEA, sus efectos son similares a los de la mescalina, el peyote y el PCP.

Lección: busca distintas formas de conectarte con tu espiritualidad


Confunde tus sentidos: si

Sí, hay alteraciones sensoriales y alucinaciones. Se ven los colores más brillantes y aprecias de manera más drástica la forma de los objetos. Además observas formas que no coinciden con la realidad y escuchas sonidos que no están presentes en ella. Las alucinaciones se pueden combinar: puedes ver sonidos y escuchar colores, la famosa sinestesia.

Un estudio del Imperial College en Londres presentado en 2016, señaló que uno de los efectos a largo plazo si se consume regularmente el LSD, es que el cerebro y sus conexiones neuronales son similares a las de un niño: hay una mente más imaginativa y pensamientos menos rígidos que pueden provocar conductas con menos restricciones.

Lección: no viajes solo.


Se queda en tu organismo para siempre: no

Los efectos del LSD se presentan aproximadamente media hora después de haber ingerido la sustancia. Su efecto máximo se presenta a las dos horas y el viaje, dependiendo de la cantidad de ingesta, puede durarte hasta 24 horas. Se ha detectado presencia de la droga en la orina hasta tres días después, pero no se quedará toda tu vida dentro de ti.

Lección: no te excedas.


Hace vibrar tu cuerpo: si

Es uno de los efectos que seguramente experimentarás. Esto surge por la activación de la serotonina. Se presentan temblores en el cuerpo y aumenta tu temperatura corporal, tu frecuencia cardiaca y tu presión arterial.

Publicidad

Lección: no uses LSD si padeces del corazón.


Era usada para tratar enfermos: si

Durante el siglo pasado, principalmente, distintos médicos e investigadores se valieron del LSD para estudiar problemas como la esquizofrenia, el alcoholismo e incluso la utilizaron como analgésico en pacientes terminales con cáncer.

Lección: consulta a tu médico, no te automediques.

Viajé en LSD en plena depresión


Te causa esquizofrenia: depende

Si en tu familia hay personas que tengan o hayan padecido esquizofrenia es posible que cuando consumas LSD experimentes un trastorno similar. Pero, hay casos en los que, a pesar de no tener esos antecedentes familiares, los pacientes desarrollaron un trastorno depresivo o bipolar —maniaco depresivo—. Aunque insistimos, esto no es una regla universal.

Lección: conócete y conoce tu historia clínica familiar.


Te escapas de tu cuerpo: si

El efecto disociativo hace que, en tu mente, salgas de tu organismo. Es como si te desconectaras del mundo que te rodea y de ti mismo. Como si te vieras en tercera persona. La distorsión de la realidad provoca que no te sientas parte de ti o que te sientas aislado de todo.

Lección: si consumes, procura hacerlo con alguien consciente.


Te puede llevar al suicidio: depende

Aunque el consumo aumenta los trastornos depresivos, tu estado de ánimo y los problemas emocionales que acarreas pueden ser potenciados con el consumo de LSD. Si estás feliz, quizá la pases bien, pero si andas bajón es muy probable que te pongas peor. Pero no sólo eso, las alucinaciones que experimentas pueden hacerte creer que no existen riesgos en ciertas acciones y eso sí que es bastante peligroso.

Publicidad

Lección: si la consumes, hazlo con personas y ambientes de confianza.


Te causa adicción: si

Aunque es vista por muchos como una droga prácticamente inofensiva, lo cierto es que es una sustancia adictiva. Desde que la consumes por primera vez puede orillarte a presentar cuadros de adicción que con el paso del tiempo pueden incrementarse. Con esto no decimos que te volverás adicto automáticamente cuando la ingieras, pero, como en la mayoría de drogas, existe el riesgo de que te enganches.

Lección: conoce la sustancia antes de ingerirla.


Te genera ansiedad: depende

De la misma forma que con otras sustancias legales e ilegales como el alcohol que te puede poner mala copa o la mota que te genera un mal viaje, todo se basa en el estado de ánimo que tienes al momento de consumirla y el contexto que lo haces. Si no estás bien contigo, es muy posible que durante el viaje puedas experimentar, no sólo ansiedad, también pánico y paranoia.

La DEA asegura que su consumo puede producirte ansiedad aguda y depresión cuando pasan sus efectos y que incluso meses después de que la ingeriste puedes presentar flashbacks.

Lección: no consumas si estás bajón.


Brilla en la oscuridad: si

La sustancia pura del LSD brilla al aplicarse luz negra sobre ésta, pero es poco probable que brille de la misma manera el cuadro que compraste porque no contiene en su totalidad LSD. Aún así ten cuidado de que no te den gato por liebre.

Publicidad

Lección: no confíes al 100 en los dealers.


Genera inseguridad: si

Al presentar alucinaciones que te hacen escapar de la realidad, la inseguridad sobre ti mismo y tus actos aumenta porque no puedes controlar lo que pasa en tu entorno. Puedes frustrarte o ponerte agresivo por no entender lo que sucede o por no lograr hacer las cosas de la manera que deseas.

Lección: no consumas de más.