FYI.

This story is over 5 years old.

Fidelidad hasta el fin

El Real Madrid fue la única tentación de Francesco Totti

"Hubo un momento hace 12 años cuando pensé en dejar la Roma para ir al Real Madrid"
Twitter: @SergioRamos

Francesco probó un poco de la magia del Santiago Bernabéu cuando fue ovacionado de pie por 77 mil aficionados merengues durante el encuentro de Champions League que perdió la Roma en marzo del año pasado. El viaje valió un cuarto de hora en el campo, pero una sonrisa que tardó en borrarse de su rostro, lo dijo al final del encuentro: "Quiero disfrutar el momento". Un detalle que sólo los mejores han podido disfrutar: Ronaldinho, Del Piero, Pirlo.

Publicidad

Cuando estuvo frente a los micrófonos en la zona mixta, Francesco llevaba la camiseta de Sergio Ramos firmada. Él mismo entró al vestuario del Real Madrid para pedírsela, pero el español era el más emocionado de los dos. Al fin había conseguido la camiseta de uno de sus ídolos de la juventud: "Lo he admirado por la melena, por los pelos largos y porque es un 'crack'". El recuerdo fue directo a su museo personal.

El amor de Totti por la Roma no tiene comparación, pero creció mientras admiraba al equipo blanco de Emilio Butragueño, Hugo Sánchez y Chendo. Por eso, a pesar de que los echaron de la competencia continental, expresó que deseaba que el Madrid se quedara con el título, tal como sucedió meses después. El Real Madrid quiso separarlo de sus colores, los únicos que vistió desde niño y hasta los 40 años en su último partido. Francesco pudo ser parte de esa época galáctica junto a Figo, Zidane, Ronaldo, David Beckham. Sin embargo, la leyenda del concepto del hombre de un solo club, y su hgar, lo hicieron negarse. Tomó la decisión con el corazón, y así defiende lo que para algunos es una locura por la cantidad de títulos que pudo sumar.

Así lo reconoce en una carta escrita en The Players' Tribune:

"Hubo un momento hace 12 años cuando pensé en dejar la Roma para ir al Real Madrid. Cuando un equipo tan exitoso, quizás el más exitoso del mundo, te pide que vayas, comienzas a pensar en cómo sería tu vida en otro lado. Platiqué con el presidente de la Roma, y eso marcó la diferencia. Pero al final, fue la plática que tuve con mi familia la que me recordó de qué se trata la vida. El hogar lo es todo".

En 2004, Florentino Pérez lo pretendió con insistencia. No es un secreto, ambas partes lo han contado. "El Real Madrid presionó por tenerme a cualquier costo. Ese era el único equipo en el mundo por el que habría dejado a la Roma.Pensé en ello muy seriamente. Pero al final, mi familia, amigos y esposa me ayudaron a entender muchas cosas, entonces me quedé aquí. Lo considero una bendición".

El propio Totti le dijo a Sky Sports en 2012 que no haberse ido al Real Madrid es su espina clavada.

"No haberme ido al Real Madrid es mi único arrepentimiento".

Suena muy romántico, pero así fue, el italiano resistió, evitó las tentaciones de los títulos, el poderío mediático y económico. "Nunca pensé en el dinero, de otra forma me habría ido a los 26 cuando Real Madrid y Barcelona me buscaron", dijo a Sky Sports. Totti no quiso ser multicampeón, ganó una Serie A y jamás tuvo la Champions, eso importa poco: "Si me hubiera ido al Real Madrid habría ganado tres Champions, dos Balones de Oro y muchas otras cosas, pero me quedo con lo que hice. La fidelidad ya es una victoria para mí, no es fácil permanecer 20 años en el mismo equipo". La lealtad fue reconocida, niños y viejos lloraron el domingo el adiós, él respondió con una carta que hablaba de amor y del miedo a perderlos.