Creators

Los guiños lingüísticos neón de Bruce Nauman

En su obra ha escondido discursos fuertes que la audiencia tiene como tarea descubrir.

Con una infancia llena de constantes cambios de escenografía debido al trabajo de su padre; Bruce Nauman no tuvo un crecimiento estable. Mientras cursaba la preparatoria aprendió a tocar el piano la guitarra y el bajo. No tuvo algún tipo de acercamiento o interés en las artes visuales durante esa etapa de su vida. Estudió matemáticas y física en la Universidad de Wisconsin hasta que decidió convertirse en artista.

Publicidad

Todas estas habilidades musicales y matemáticas que adquirió en su crecimiento, después se verían reflejadas en su trabajo como artista visual. Al terminar sus estudios se dedicó a la escultura de una manera desestructurada como manera de crítica hacia los métodos comunes y formales que se usaban en ese entonces. Comenzó a experimentar con la pintura pero no logró trabajar cómodamente con ella ya que sentía que los materiales que usaban le estorbaban. Por esto exploró otro tipo de formas para crear su arte, como la escultura, el video y el performance.

En su obra se pueden encontrar una serie de materiales e ideas innovadoras, lo que hace que sea difícil catalogar su estilo artístico. A través de sus esculturas y video instalaciones hace una exploración del lenguaje, el cuerpo humano y una fuerte crítica política y social. En sus piezas se puede encontrar referencias escondidas de algún problema social o pensamiento con un discurso fuerte y directo.

Entre sus piezas más representativas podemos encontrar las video instalaciones de “feed me / help me / eat me / hurt me” en donde un hombre grita esas mismas palabras entre lamentos y sollozos; un ejemplo parecido es el video de “Clown’s torture” en donde aparecen secuencias de un payaso que no para de gritar frente a la cámara.

Puedes conocer más sobre Bruce Nauman, aquí.

Relacionados:
"No tengo inconveniente en trabajar con el diablo", una charla con Jorge Marín
El minimalismo naturalista de Ellsworth Kelly
A sus 81, Frank Stella sigue siendo el artista más experimental de EU