FYI.

This story is over 5 years old.

americas

'No les tengo miedo', dice la expresidenta de Argentina a quienes la acusan de corrupción

Cristina Fernández de Kirchner asegura que el actual gobierno de Mauricio Macri está orquestando una persecución en su contra, y tras su presentación en la corte para declarar, miles de personas le dan su respaldo en un acto frente a los Tribunales.
18.4.16
Imagen por Natacha Pisarenko/EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Tres meses después de que dejara la presidencia, una tormenta persigue a Cristina Fernández de Kirchner en forma de casos de presunta corrupción y fraude. Pero la expresidenta no quiere dar la sensación de sentirse amedrentada y por el contrario desea dar demostraciones de seguir siendo una fuerza política fuerte.

"Me pueden citar veinte veces más, me pueden meter presa, pero no me van a callar, no van a conseguir que no diga lo que pienso", dijo Fernández a la multitud — cifrada en unas 15.000 personas por la policía y unas 300.000 por los organizadores, en la puerta de los tribunales donde presentó su declaración. "Los dirigentes en definitiva no cambiamos la historia. Los que cambian la historia son siempre los pueblos y hay dirigentes que se hacen cargo de esos cambios", agregó.

'Pueden llamarme a testificar 20 veces, pueden encerrarme en prisión, pero siempre estaré con ustedes'.

El hecho se dio cuando se presentó en la audiencia que está investigando las acusaciones de supuesta manipulación de la moneda en la causa conocida como Dolar Futuro..

La manifestación fue organizada por Máximo Kirchner, el hijo de Fernández. Él lidera la organización juvenil kirchnerista La Cámpora, que se encargaba de la seguridad de Cristina.

Publicidad

Fernández fue llamada a la corte por una investigación sobre acusaciones respecto a que el banco central vendía dólares más baratos deliberadamente, en el mercado de valores, los meses antes de que ella dejara la presidencia.

Las tormentas de Cristina Fernández: lavado de dinero, corrupción, falsificación… Leer más aquí.

El juez presidiendo la investigación, Claudio Bonadío, aseguro que Fernández fue la mente maestra detrás de la maniobra que se hizo, sabiendo que su sucesor, el derechista Mauricio Macri, devaluaría el peso argentino en cuanto tomara posesión. Este juez ha argumentado que el banco central perdería inevitablemente por lo menos 2 billones de dólares.

Fernández y el juez Bonadío se han enfrentado antes. El agosto pasado cuando ella seguía siendo presidenta, lo llamó un "pistolero, mafioso y estafador". Bonadío es un experto en el uso de armas y un conocido coleccionista de pistolas Glock.

El supuesto fraude es solo una de las espadas judiciales que penden sobre la expresidenta. La semana pasada, el fiscal Guillermo Marijuan pidió formalmente que Kirchner y su exministro de Planeación, Julio de Vido, sean incluidos en una investigación por lavado de dinero, conocida en Argentina como el caso Lázaro Báez.

'Solamente a través del abuso de poder judicial este caso pudo seguir adelante'.

El caso inició en 2013 cuando una investigación periodística vinculada al empresario y contratista del gobierno Lázaro Báez — quien era un amigo cercano expresidente y esposo de Cristina — presuntamente invirtió dinero que debía ser destinado en infraestructura, en paraísos fiscales. Báez fue detenido sorpresivamente hace dos semanas.

En este sentido, Leonardo Fariña, un arrepentido que enfrenta una condena por evasión de impuestos y también está involucrado en el caso Lázaro Báez, se declaró culpable de ser uno de los arquitectos de esta estafa. Y mencionó a la expresidenta en su testimonio.

Publicidad

Fernández también es perseguida por la llamada causa Hotesur. Hoteles que pertenecen a la familia Kirchner están siendo investigados por sus lazos con hombres de negocios como Báez así como también negocios con el Estado.

Fernández se comparó con el legendario presidente Juan Domingo Perón, y acusó a la administración de Mauricio Macri de inventar la acusación. "sólo a través de un ejercicio abusivo del poder jurisdiccional esta causa pudo ser llevada adelante", escribió. "Ya lo he dicho públicamente y reitero una vez más: no les tengo miedo".

En imágenes: miles de personas despiden al kirchnerismo tras 12 años de gobierno en Argentina. Leer más aquí.

En su declaración y en su discurso de una hora a la audiencia la semana pasada, Fernández cuestionó a Macri sobre las revelaciones de su nombre en los Papeles de Panamá, una filtración masiva de nombres que conforman las élites mundiales invirtiendo las empresas offshore.

Tras la publicación de estos documentos, un fiscal acusó al presidente Macri de "omisión maliciosa" por no incluir su participación en empresas offshore, uno de los nombres que fue revelado por los Papeles de Panamá, en su declaración de bienes presentada cuando era alcalde de Buenos Aires en 2007 y 2008.

'Yo […] estaría con un nivel de preocupación y angustia. Hoy hubo saltos, gritos, fiesta, alegría'.

Macri insistió en que no hizo nada malo, ya que no posee ninguna acción o compañía. Como sea, las revelaciones le han hecho más difícil mantener creíble sus declaraciones de ser un líder en contra de la corrupción y mal gobierno.

El presidente ha hecho pocos comentarios respecto a Fernández de Kirchner.

Su vice presidenta, Gabriela Michetti fue más locuaz. "[Fernández] está viniendo a declarar en una causa en la que está imputada; yo sí tendría (sic) que decirle algo a la justicia estaría con un nivel de preocupación y angustia. Hoy hubo saltos, gritos, fiesta, alegría y discursos como si no pasara nada, lo que pasó en la puerta de Comodoro Py fue lamentable" dijo a la prensa.

Sigue a Gaston Cavanagh en Twitter: @gastoncavanagh

Sigue a VICE News en español en Twitter: @VICENewsES