FYI.

This story is over 5 years old.

Corea del Norte a EEUU: terminen con los juegos de guerra y ya no habrá amenaza nuclear

El ministro de Asuntos Exteriores de Corea del Norte asegura que la agresión militar de EEUU no deja a Pyongyang otra alternativa que seguir atacando con un ensayo nuclear después de otro. Obama dijo que no se toma en serio las palabras del ministro.
Ingenieros militares de Corea del Sur y Estados Unidos celebran el éxito de una maniobra, el 16 de Marzo de 2016 en Corea del Sur. (Yonhap / EPA)
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El ministro de Asuntos Exteriores de Corea del Norte ha enviado un mensaje para detener a los estadounidenses: dejen de organizar el desfile militar anual en Corea del Sur y ya no amenazaremos con una guerra nuclear.

En una entrevista concedida a Associated Press (AP), el ministro de Asuntos Exteriores Ri Su Yong aseguró que la duras sanciones internacionales no disuadirán las amenazas nucleares del régimen de Pyongyang.

Publicidad

"Si Estados Unidos termina con la orquestación de sus ensayos de guerra en la península de Corea, nosotros detendremos nuestros ensayos nucleares", comentó Ri a AP este sábado.

Ri añadió que Pyongyang está obligada a desarrollar armas nucleares y un programa de defensa debido a la agresión estadounidense.

Corea del Norte anunció el sábado que realizó un ensayo nuclear con un misil balístico desde uno de sus submarinos. El régimen describió el experimento como un "gran éxito" que ha demostrado "la eficacia de un nuevo frente de ataque nuclear".

El presidente Barack Obama dijo que no se toma en serio la oferta del ministro, su improbable acuerdo de quid pro quo. El líder estadounidense aseguró que si Pyongyang quiere hablar en serio de la desnuclearización de la península coreana, Estados Unidos estará más que dispuesto a hacerlo.

"No estamos hablando de algo que resuelva con un comunicado de prensa, especialmente después de haberse comportado como se han comportado", comentó Obama en una conferencia frente a periodistas celebrada ayer conjuntamente con la canciller alemana Angela Merkel. "Tendrán que mejorar lo presente".

Las tropas de Estados Unidos y de Corea del Sur arrancaron sus ejercicios militares a gran escala en marzo — en la ceremonia anual en que celebra su vínculo, una unión "forjada en la sangre". Entonces Corea del Norte se alteró, condenó los ejercicios como a una serie de "movimientos de guerra nuclear" y amenazó con responder con una ofensiva indiscriminada con todo su arsenal. El desfile militar convocó a más de 300.000 soldados de Corea del Sur y a 17.000 estadounidenses.

Publicidad

Hablamos de la bomba nuclear, Podemos y política latinoamericana con el delegado especial del Comité de Relaciones Culturales con el Extranjero de Corea del Norte. Leer más aquí.

Ante la amenaza de ser atacada conjuntamente por las fuerzas aliadas, la Comisión de Defensa Nacional de Corea del Sur, prometió "llevar a cabo el mayor deseo de la nación coreana a través de una guerra sagrada que devuelva la reunificación". Las dos Coreas están separadas desde el final de la Segunda Guerra Mundial, en 1945.

"Si continuamos por el camino de la confrontación, los resultados serán catastróficos, no solo para ambos países sino para el mundo entero", comentó Ri a AP. "Para que esta situación concluya es crucial que Estados Unidos detenga su política de hostilidades contra Corea del Norte. Y la mejor expresión de esa actitud será dejar de celebrar desfiles militares en la península de Corea. Entonces nosotros haremos lo propio".

AP advirtió que Ri se expresó tranquilamente y con palabras mesuradas "lo que contrasta con la verborrea atómica habitual con la que los norcoreanos se manifiestan mediáticamente". Ri describió su proposición como una propuesta "muy lógica".

No mucho después de que Ri concediera su entrevista exclusiva a AP, el primer medio de comunicación occidental al que se permite operar desde el país, los medios de comunicación de todo el mundo informaron que Corea del Norte había lanzado un misil balístico desde un submarino.

Publicidad

Los medios estatales relataron este domingo que el ensayo, desplegado bajo la supervisión de Kim Jong-un, fue "un gran éxito" y que probó la eficacia de los nuevos artefactos nucleares de cara a un eventual ataque". Sin embargo, desde el Ministerio de Defensa de Corea del Sur aseguran que el misil solo avanzó 25 metros, de manera que sus autoridades estarían examinando hasta qué punto el ensayo habría sido un fracaso.

La agencia de noticias estatal del régimen KCNA, informó de la presunta reacción del dictador ante el "exitoso" lanzamiento. Kim Jong-un habría alardeado de que "el exitoso ensayo nuclear ayudará de manera notoria a estimular el desarrollo de las operaciones submarinas del régimen".

En imágenes: vivir en Corea del Norte quizás no sea tan terrible como lo pintan. Ver aquí.

"Ha demostrado ser capaz de dinamitar las cabezas de las marionetas de Corea del Sur y las de sus aliados imperialistas cuando le apetezca", habría dicho Kim a través de la KCNA.

Según Ri existiría una correlación directa entre el ensayo nuclear elaborado con el peligrosísimo misil balístico y el despliegue militar de este año orquestado por surcoreanos y estadounidenses. Según Ri estos últimos habría sembrado un clima de amenaza que no ha dejado a Pyongyang otra alternativa que defenderse. "El desfile paramilitar entre el Sur y Estados Unidos ha llegado a su apogeo. Y no me parece mal — puesto que los estadounidenses lo están haciendo deliberadamente —, entonces ¿por qué no podemos nosotros ponernos a su nivel también?".

Publicidad

La semana pasada la agencia de noticias surcoreana Dong-a Ilbo también informó que el ministro de Asuntos Exteriores Ri Su Yong habría comentado que Pyongyang estaría desplegando sus ensayos nucleares para lidiar con la amenaza estadounidense. "Hemos intentado mantener un diálogo y llevar a cabo iniciativas a través de la ley internacional para deshacernos de los amenazas nucleares, pero no nos han dejado otra alternativa que responder con más y más ensayos", habría dicho Ri.

El ensayo balístico del sábado llega poco antes de la celebración del muy esperado congreso del Partido de los Trabajadores de Corea, previsto para principios de mayo. Sucede que el partido comunista que ostenta el poder no celebra un congreso desde 1980. Los analistas internacionales consideran que Kim Jong-Un, de 33 años, ve el congreso como una oportunidad inmejorable para desplegar sus virtudes como líder, y entienden que es muy probable que orqueste nuevos ensayos antes de la llegado de la fecha en cuestión.

Corea del Sur sigue en estado de alerta máxima, y teme que sus vecinos puedan llevar a cabo otro ensayo nuclear en cualquier momento. Se trataría del quinto ensayo consecutivo, y una nueva afrenta para denunciar las severas sanciones económicas que le han sido impuestas al régimen después de que llevara a cabo su primer ensayo nuclear. Sucedió en enero con el lanzamiento de una bomba de hidrógeno.

Según United Press International (UPI), los servicios de vigilancia estadounidenses y surcoreanos habrían detectado actividades sospechosas en el asentamiento nuclear del Norte, la base de Punggye-ri, donde se podría estar fraguando la próxima prueba.

Publicidad

Robar un cartel durante un viaje a Corea del Norte y convertirte en el comodín de Kim Jong-un. Leer más aquí.

La emisora televisiva de Corea del Sur SBS ya ha informado que el ensayo podría producirse tan pronto como el sábado. Según las imágenes de las cámaras de vigilancia y de las imágenes satelitales, se observan movimientos en la base de Punggye-ri que sugerirían que un estimable número de vehículos habría sido movilizado.

Los ejércitos de Estados Unidos y Corea del Sur también aseguran disponer de evidencias de que el ejército de Corea del Norte estaría bloqueando autopistas en Kilju, en la provincia norteña de Hamgyong. La zona está plagada de instalaciones militares, tal y como ha informado la UPI, entre ellas el recinto Hwadae-ri consagrado al desarrollo de armamento atómico. Poco después de que el régimen orquestara su cuarto ensayo nuclear, se produjo un movimiento sospechosamente parecido.

China ya ha destacó a 2.000 soldados la semana pasada en la frontera de Corea del Norte con la intención de asegurar el peligroso perímetro, después de recibir una filtración sobre la inminencia de un nueva ensayo nuclear.

El periódico surcoreano Dong-a Ilbo comunicó recientemente la existencia de un informe elaborado por el instituto alemán de Geociencias y de Recursos Naturales, en el que se detalla el impacto medioambiental del ensayo nuclear de enero. La UPI ha denunciado "que la superficie de la Tierra se habría hundido hasta dos centímetros y medio en las zonas más cercanas al escenario del ensayo". Unas informaciones que, según la UPI habrían sido recabadas por los satélites europeos. Los científicos habrían empleado técnicas de interferometría para calibrar los cambios en la superficie de la Tierra en los alrededores de la base nuclear de Punggye-ri tanto antes como después de la prueba.

Imágenes de la vida cotidiana en Corea del Norte: 'Allí también suena Michael Jackson'. Ver aquí.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsES