FYI.

This story is over 5 years old.

Otto Pérez, depuesto presidente de Guatemala, dice que rechazó un soborno de 'El Chapo'

El expresidente, acusado de corrupción y en prisión preventiva, dice que ayudó a detener a Joaquín "El Chapo" Guzmán en Guatemala en 1993, y que rechazó un importante soborno del capo de la droga ya que no va con sus principios.
7.9.15
Imagen por Esteban Biba/EPA

Mientras lucha contra las acusaciones de corrupción, el expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina dijo el viernes que podría haber obtenido "10 o 15 veces" el dinero que se le acusa haber robado si hubiera aceptado sobornos ofrecidos por el poderoso capo mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán.

La pintoresca negación del ex presidente se produjo apenas dos días antes de que Guatemala votara un nuevo mandatario el domingo. El vicepresidente Alejandro Maldonado será quién ejerza lo que queda del mandato de Pérez Molina, que termina el 14 de enero.

Publicidad

El cómico Jimmy Morales de la formación conservadora Frente de Convergencia Nacional (FCN) lidera los primeros resultados electorales a la presidencia guatemalteca de los comicios celebrados ayer domingo, según los últimos datos ofrecidos por el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Con el 82,21 por cieno de mesas escrutadas al escribir este artículo, Morales ha cosechado el 25,70 por ciento de los votos (1.046.514), mientras que Manuel Baldizón, del partido Libertad Democrática Renovada (LIDER) ha obtenido el 18,64 por ciento (759.190).

En tercer lugar y próximo a Baldizón, se sitúa Sandra Torres, candidata de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), con el 17,98 por ciento de los votos (732.257). En cambio, el Partido Patriota que ganó las anteriores elecciones en 2011, ha experimentado un fuerte batacazo quedándose solo con un 3,77 de los sufragios (117.984).

Por lo tanto, ningún candidato parece se que obtendrá el 50 por ciento de los votos más uno, por lo que será necesario celebrar una segunda vuelta.

Pérez Molina renunció como presidente el jueves en medio en un escándalo de corrupción que provocó protestas generalizadas y acabó con su gobierno. Un juez ordenó que permanezca en la cárcel hasta la reanudación de su audiencia el martes.

El presidente de Guatemala podría ser juzgado por corrupción tras perder su inmunidad. Leer más aquí.

En el segundo día de audiencia en la corte, Pérez Molina dijo que 'El Chapo' Guzmán trató de comprarlo poco después que el narcotraficante fuese capturado en Guatemala en 1993. Guzmán pasó casi una década en una prisión de alta seguridad cerca de la ciudad mexicana de Guadalajara hasta que el soborno a los guardias le permitió escapar en 2001.

Publicidad

Pérez Molina, un general retirado del ejército de 64 años de edad, dijo que él dirigió la operación que acabó con el arresto de Guzmán hace más de 20 años.

"Lo primero que [Guzmán] hizo fue tratar de negociar", dijo Pérez Molina al juez. "El ofrecimiento [de soborno] que tuvimos en ese momento de la captura podría subir 10 o 15 veces más lo que ahorita me están señalando a mí. Y lo hubiera podido hacer y no lo hice porque no va con mis principios", apuntó.

Los fiscales han acusado a Pérez Molina de robar 3,7 millones de dólares en un esquema de fraude aduanero.

Guzmán, quién dirige el cártel de Sinaloa, es uno de los principales jefes del crimen del mundo, y ha contrabandeado miles de millones de dólares en cocaína, marihuana, heroína y metanfetamina a los EEUU y el resto todo el mundo.

Después de eludir la captura durante 13 años, Guzmán fue nuevamente detenido en febrero de 2014 en su estado natal de Sinaloa. Pasó tras las rejas poco más de un año antes de liberarse de la cárcel de máxima seguridad donde se encontraba en julio, a través de un túnel construido debajo del suelo de su celda.

VICE News visitó ese túnel en julio. Desde la zona de la ducha en la celda de Guzmán, desciende casi 20 metros bajo el suelo, donde se conecta a un pasillo de casi un kilómetro y medio, equipado con electricidad, un sistema de ventilación, y una motocicleta modificada montada en una vía de metal.

Dimite el presidente de Guatemala manchado por un gran escándalo de corrupción. Leer más aquí.

Publicidad

Pérez Molina aún no ha sido acusado formalmente y ha negado reiteradamente las acusaciones.

Los fiscales alegan que estuvo involucrado en una estafa multimillonaria de aduanas conocida como "La Línea", en referencia a una línea telefónica utilizada por los importadores para evitar el pago de derechos de aduana a cambio de sobornos.

Pérez Molina se enfrenta a posibles cargos por asociación ilícita, aceptar sobornos y fraude aduanero, según dijeron los fiscales. También está siendo investigado por lavado de dinero.

Fue elegido a finales de 2011 bajo la premisa de combatir el crimen y la corrupción. La Constitución de Guatemala le impedía buscar la reelección en las elecciones presidenciales del domingo.

Ahora el juez que lleva el caso de Pérez Molina debe decidir si hay suficiente evidencia para acusar al expresidente, y en caso afirmativo, si debe esperar el juicio en la cárcel.

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @vicenewsES

Reuters ha contribuido en este artículo.