americas

Canadá dice sí al suicidio asistido y aprueba una ley para su regulación

Luego de varias reformas y discusiones en el Congreso, Canadá se une a países como Holanda, Bélgica y Suiza, los cuales tienen sus propias reglas para el suicidio asistido bajo supervisión médica.
19.6.16
Ministra de Justicia Jody Wilson-Raybould (Imagen por Adrian Wyld/The Canadian Press)

Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El gobierno de Canadá aprobó una ley que depenaliza el suicidio asistido, después de que el Senado respaldó una serie de reformas para ampliar este derecho más allá de las personas que sufran una enfermedad terminal.

Esta semana, la Cámara Alta dio el sí al útimo borrador de legislación enviado por la Cámara de los Comunes en una votación de 44 contra 28. Una vez que reciba el visto bueno de la monarquía canadienses, se convertirá en ley.

Publicidad

El suicidio asistido por un doctor ha sido técnicamente legal en Canadá desde el pasado 6 de junio, cuando la Superma Corte ordenó la eliminación de sanciones a los médicos que apoyaran de este modo a sus pacientes más graves.

El Senado consideró el proyecto de ley que les envío el primer ministro Justin Trudeau y ha enviado a la Cámara Baja la legislación que deberá aprobarse. Esto incluye varios cambios a la redacción original: en el primer proyecto, pacientes cercanos a morir o cuya muerte parece "razonablemente previsible" eran los calificados para ejercer su derecho a morir bajo supervisión de un médico; ahora, será elegible cualquiera con una "grave e irremediable condición médica" después de que "esa condición comience a causar un sufrimiento intolerable a la persona".

La ministra de Justicia Jody Wilson-Raybould afirmó que el gobierno se opone a esa enmienda en la ley, argumentando que cualquier persona con una "condición médica seria, ya sea un soldado con estrés postraumático, un joven con una lesión en la columna vertebral o un sobreviviente de abuso sexual cuya memoria lo persigue con recuerdos dolorosos" podrían ser elegibles para terminar sus vidas con la ayuda de un trabajador de la salud.

"Respetamos el punto de vista del Senado… pero no queremos afectar el fundamental balace que logramos con esta legislación, entre proteger a los canadienses más vulnerables y permitir derechos y libertades", señaló el primer ministro Justin Trudeau esta semana.

Siete historias detrás de la oleada de suicidios de jóvenes indígenas en Canadá. Leer más aquí.

Por otro lado, la organización BC Civil Liberties Association ha dicho que la redacción original de la ley, respaldada por el gobierno, "permite a pacientes terminales transitar a la muerte con la asistencia de un doctor, pero eliminar el derecho de los pacientes no terminales a escapar de años y décadas de tortuoso dolor".

"Esto los atrapará en mucho sufrimiento y podría llevar a las personas a quitarse su propia vida de manera prematura", afirmó Josh Paterson, director ejecutivo de BCCLA.

Canadá se une así a las leyes de otros países como Holanda, Bélgica y Suiza, los cuales tienen sus propias reglas para el suicidio asistido bajo supervisión médica.

Sigue a VICE News en Español en Twitter:@VICEnewsEs