FYI.

This story is over 5 years old.

Europa

Google esquiva las acusaciones de 'lobby' y se reconcilia con medios europeos mediante una nueva inversión

El gigante de Internet promueve la Digital News Iniciative, una plataforma para apoyar el periodismo digital, que cuenta con una inversión de 150 millones de euros.
30.4.15
Imagen vía Flickr (Shaw Collins)

Solo han pasado dos semanas desde que la Comisión Europea denunciara a la compañía estadounidense Google por prácticas monopolísticas. Y Google ya ha reaccionado.

Esta semana, el popular buscador ha mostrado su cara más afable anunciando la creación de la Digital News Iniciative (DNI), una nueva plataforma "para ofrecer apoyo al periodismo digital de calidad". Cuenta con la generosa inversión de 150 millones de euros.

Pero por ahora, en esta alianza, solo participa un grupo selecto de cabeceras y grupos, denominados 'socios fundadores', entre los que se encuentran The Financial Times, The Guardian, El País o La Stampa.

Para Simona Levi, activista especializada en usos de Internet y cultura libre, y una de las fundadoras de Xnet, "este acuerdo es un ataque monopolístico al periodismo del futuro". Esgrime que solo se ha tenido en cuenta a "los grandes monopolios de cada país", un reducido grupo de medios tradicionales y grupos editoriales.

'Esta alianza es un ataque monopolístico al periodismo del futuro'

Aunque en el comunicado emitido por Google se especifica que todos los medios digitales, grandes y pequeños, podrán participar en la iniciativa, Levi cree que se trata de un caso de"competencia muy grave" y que los grandes grupos "fundadores" estarán en una posición ventajosa respecto a los otros.

De momento, no se han publicado las condiciones de participación para el resto de medios aunque existe un formulario para aplicar.

"Es un monopolio que está decidiendo qué podemos ver y qué no podemos ver, y claramente eso es un problema", afirma Levi.

Otra de las medidas de apoyo a la innovación que promueve la DNI, según este comunicado, es la "formación y desarrollo de periodistas y salas de redacción en Europa". A propósito de esto, Levi afirma que un "periodismo subvencionado da miedo y no es deseable para los periodistas del futuro que un grupo de empresas monopolísticas subvencionen esta formación".

Además, el hecho de que se haya seleccionado a medios no nativos de la era digital, "obsoletos", según la activista, choca con lo que parece la 'esencia' de este programa: el periodismo digital y la innovación. "Muchos medios se han quedado fuera", afirma.

'Este acuerdo de 150 millones de euros no va a poner en cuestión la neutralidad de un buscador'

Sin embargo, algunas plataformas como Coalición ProInternet ven con buenos ojos la propuesta de Google, ya que "ofrece una alternativa de digitalización a los medios en Europa".

"Cualquier iniciativa que intente canalizar fondos para el proceso de innovación de los medios de comunicación es buena", afirma Carlos Astiz, secretario general de Coalición ProInternet.

Astiz considera que "este acuerdo de 150 millones de euros no va a poner en cuestión la neutralidad de un buscador".

La Digital News Iniciative llega en un momento crucial para la compañía: por un lado, está en el punto de mira de Bruselas, que amenaza con sancionarles por abuso de posición dominante. De confirmarse estas acusaciones, Google estaría obligado a abonar hasta el 10 por ciento de sus ingresos en multas.

Por otro lado, muchos medios en Europa llevaban años en pie de guerra contra el gigante de Internet. Básicamente le acusaban de aprovecharse de sus contenidos para generar ingresos de publicidad y alimentar Google News a coste cero.

Uno de los casos más paradigmáticos es el de España. Google News cerró su versión en España el pasado año con la entrada en vigor de la nueva Ley de Propiedad Intelectual. La conocida 'Tasa AEDE' obligaba a Google a pagar un canon a editores españoles por cada contenido agregado en su portal. Google no lo aceptó y echó el cierre.

Precisamente, la mayor parte de los grupos editoriales que promovieron este canon (Vocento, Unidad Editorial, Prisa…) forman parte ahora de la DNI en lo que parece un intento, por parte de Google, de hacer las paces con una parte de la prensa española.

De hecho, no es la primera vez que intenta solventar con un fondo de inversión sus discrepancias con editores. En Francia, creó un fondo de 60 millones de euros para compensar a la prensa francesa por usar sus contenidos y ayudarles a la digitalización.

Alemania vivió un proceso similar. A mediados de octubre de 2014, unos 200 editores y medios, entre los que se encontraban la poderosa empresa de comunicación Axel Springer — que publica el diario Bild — decidieron salir voluntariamente de Google News después de que el buscador, nuevamente, se negara a pagarles una tasa.

El experimento duró dos semanas. El propio diario Bild admitió que había perdido un 80 por ciento del tráfico. En cualquier caso, llama la atención que el diario Bild no forme parte de este de socios fundadores de la DNI.

Por su parte, Google no ha tardado en desmentir que esto se trate de una maniobra oportunista para ganarse a la prensa. "Todos estos años hemos pretendido ser amigos de la industria de las comunicaciones, pero también aceptamos que hemos cometido algunos errores en el camino", reconoció Carlo D'Asaro Biono, el jefe de alianzas estratégicas de Google en Europa, a Financial Times el pasado martes.

Una reconciliación, sí, pero "parcial" — insiste Levi — "solo se hacen amigos unos cuantos agentes empresariales, pero ni el periodismo ni los derechos de los ciudadanos mejorarán".

Sigue a Anna Pacheco en Twitter: @annapacheco__