Una joven robó un auto repartidor de pizzas para ir a visitar a su novio

Según la policía de Florida, la adolescente no pudo disfrutar de su pizza ni llegar a la casa de su novio.
Bettina Makalintal
Brooklyn, US
LC
traducido por Laura Castro
Pizza de queso en una caja.
Getty Images/Stefan Cristian Cioata.

Artículo publicado originalmente por Munchies Estados Unidos.

El amor adolescente, en un momento u otro, probablemente nos ha llevado a hacer cosas estúpidas a la gran mayoría de nosotros. ¿Conoces el tipo de enamoramiento que te lleva a hacer tonterías como morir de amor por algún skater con el pelo sucio o fingir que te fascina el surf rock o, como seguramente eras demasiado joven para conducir, tener que mentirles a tus padres sobre a dónde ibas solo para poder ver a tu amado o amada? Está bien, la mayoría de nosotros puede reírse de esas malas decisiones ya que es un poco mayor.

Publicidad

Sin embargo, para una jovencita de Florida, el amor adolescente supuestamente la llevó a tomar la descabellada decisión de robar un auto de reparto de pizzas. Después de la medianoche del miércoles, la chica de 14 años pidió una pizza. No es gran cosa, podrías pensar, pero al parecer decidió robarse el auto del repartidor para poder conducir hasta la casa de su novio, informó NBC.

NBC habló con el repartidor, quien dijo que después de la medianoche, llegó a una casa en Lehigh Acres. La casa está rodeada por un área arbolada, por lo que dijo que tuvo que caminar hasta la puerta, y que en ese momento alguien salió corriendo de entre los árboles y se metió a su auto. A diferencia de los adolescentes de Florida del año pasado que intentaron robar un auto de reparto de pizza pero que vieron su intento frustrado debido a la transmisión manual, esta chica sí logró escapar en el auto robado.

La policía encontró el auto y a la adolescente a unos 4 kilómetros de la casa. Su padre fue quien dijo que ella hizo todo eso para ir a ver a su novio. Es un buen recordatorio de que las partes racionales del cerebro humano en realidad aún no se han desarrollado por completo en la adolescencia, y que tal vez ninguno de esos enamoramientos adolescentes realmente valga la pena.

Todas son malas noticias para la adolescente. No solo se enfrenta a la recomendación de que se le hagan cargos por hurto mayor de un vehículo motorizado, sino que ni siquiera se quedó con la pizza (al final se la quedó la policía), y es posible que ni siquiera haya visto a su novio. La casa donde ella y el auto fueron encontrados no era la de su novio, por lo que la policía llegó a la conclusión de que tal vez había tratado fallidamente de deshacerse del auto.

Aunque definitivamente fue una mala decisión, la supuesta urgencia de la adolescente de robarse un automóvil pone de manifiesto un problema mayor. Lehigh Acres ha sido descrito como una extensión suburbana sin fin, donde los hogares necesitan múltiples automóviles porque el transporte público es "prácticamente inútil" y la falta de aceras hace que caminar por el vecindario sea un infierno. El transporte en Lehigh Acres es malo para todos, no solo para los adolescentes; aún así, definitivamente robar autos no es la respuesta, menos si ni siquiera tienes la edad suficiente para conducir.