Publicidad
Culture

Historiadores militares nos cuentan quién ganará el ‘Juego de tronos’

Preguntamos a expertos quién creen que acabará sentándose en el Trono de hierro en esta última temporada de la serie.

por Noel Ransome
03 Abril 2019, 3:30am

Images courtesy of HBO / Art by Noel Ransome

Al parecer, no es fácil ser historiador militar de profesión y fan de Juego de tronos. Es verdad que mola mucho ver los conflictos armados que has estudiado durante toda una vida reflejados en una serie fantástica de HBO, pero en el caso del historiador Michael Livingston, también hay que pensar en Jon Nieve.

“A ver, me encanta Jon, pero se ha marcado un Leeroy Jenkins metiéndose así en la batalla, ¡sin un puto casco!”, bromea Livingston, haciendo referencia a la Batalla de los bastardos. “Es como que el tío me encanta, pero por favor, que alguien le clave una flecha en la cabeza pero ya”.

Y no puedo estar más de acuerdo.

Con 67 episodios de Juego de tronos a nuestras espaldas, hemos sido testigos de las muchas formas en las que George R. R. Martin flirtea con la historia y la fantasía. De hecho, una de las peculiaridades del creador de la serie es que suele inspirarse en y tomar ideas de batallas históricas. A solo una temporada de terminar, parece lógico, pues, que si queremos encontrar respuestas a las principales incógnitas ⎯¿quién se hará con el Trono de hierro y gobernará los Siete reinos?⎯, tengamos que buscarlas en la historia, y eso fue lo que hice.


MIRA:


El último episodio de la temporada anterior terminaba con un ejército de caminantes blancos cruzando el muro y marchando hacia la civilización. En cabeza, nuestro Terminator azul, el Rey de la Noche, que por si no fuera lo suficientemente poderoso, encima tiene un dragón. Por otro lado, los bandos de Cersei Lannister (actual regente en el Trono de hierro), Daenerys Trgaryen y Jon Nieve han hecho un pacto de lo más inestable ⎯Cersei no es nada de fiar y Jon, de quien hemos sabido que es medio Targaryen, se acostó con Daenerys, quizá engendrando así una nueva dinastía que perpetúe la extraña obsesión de la serie con el incesto.

A solo tres semanas del estreno de la última temporada, hablamos con varios historiadores para que nos contaran su versión.

Michael Livingston

Historiador especializado en la Edad Media, novelista y profesor en Citadel College, Carolina del Sur

VICE: ¿Qué nos dice la Historia sobre los líderes capaces de gobernar y mantener un territorio tan extenso como los Siete Reinos?

Livingston: Pues nos da mucha información contradictoria. Por una parte, se puede gobernar un territorio enorme solo a base de carisma. Por otra, también se puede gobernar mediante la intimidación física. Los mejores gobernadores de grandes extensiones de territorio de la Historia han recurrido a ambos. Ejemplos que me vienen a la memoria son Genghis Khan o Alejandro magno, ambos tremendamente carismáticos pero también muy intimidantes. No me habría gustado nada estar a menos de 15 km de estos tipos. Digamos que la vida humana no era una de las prioridades en la lista de Alejandro Magno [Risas]. Quizá eso te convierta en un gran gobernante, pero no te ganas el aprecio de la gente.

Actualmente tenemos la burocracia. Como líder, te limitas a intentar que las cosas sigan funcionando sin quemar el chiringuito en el proceso. Pero eso no es aplicable en Juego de tronos, donde hay dinastías rivales. Alguien tiene que gobernar porque la gente está muriendo, los ejércitos están en el campo de batalla y solo uno puede salir vencedor. Y para ganar va a hacer falta carisma y poder.

Por lo que nos dice la historia, ¿quién crees que ocupará el Trono de hierro?

Pues tal y como yo lo veo, George R. R. Martin empezó imitando la guerra de las Dos Rosas, una serie de guerras civiles inglesas que se produjeron entre 1455 y 1487. Estaba Enrique VI, rey de Inglaterra por aquel entonces y también conocido como el Rey Loco. Posteriormente, fue destronado por Eduardo IV de la casa de York, seguido de Eduardo V durante un breve periodo. Luego llegó Ricardo III, famoso por su deformidad de cuerpo y espíritu. Este fue derrotado y las guerras civiles terminaron cuando Enrique VII llegó cruzando el mar con su ejército y venció en la batalla de Bosworth. Enrique VII se casa con la hija de Eduardo IV, Isabel Woodville, sube al trono y establece una dinastía que sigue en el poder a día de hoy.

Ya tenemos los cimientos. Enrique VI es el que lo empieza todo, y ese sería Aerys, el segundo Targaryen en el mundo de Juego de tronos. ¿Quién lo mató? Pues sería Robert Baratheon, también conocido como Eduardo IV, cuya esposa sería Cersei. Si nos fijamos en la actitud y lo que ha vivido Cersei, veremos que coincide bastante con lo que vivió la esposa de Eduardo IV, Isabel Woodville. Eduardo V sería Tommen Baratheon, un joven bastante decente, aunque las cosas no van muy bien [Risas].

Entonces, ¿quién queda?

Desde el punto de vista de un historiador, haría falta ver quién es Ricardo III. ¿Quién va a derrotar a Ricardo y establecer la dinastía? Pues hay tres candidatos. Stannis Baratheon, cuyo ascenso al trono tendría sentido desde el punto de vista genealógico, ya que es un Baratheon. Podríamos decir también que es un poco deforme por los problemas que tenía [Risas]. Muchos dirían que es Tyrion Lannister por su aspecto físico, o el Rey de la Noche, que obviamente tiene algo inhumano. Esos serían los tres jefes finales posibles.

¿Y el ganador?

También hay que plantearse quién puede ser nuestro Enrique VII, el que inicia la dinastía. En términos genealógicos, es el superviviente histórico de los Lancaster, que en el mundo de Juego de tronos equivaldría a los Targaryen, es decir, Daenerys o Jon Nieve. Ambos tienen lazos de sangre, por lo que son legítimos herederos, algo necesario para cualquier gobernador actual. Coincide con Enrique VII, que fue exiliado. Tanto Jon como Daenerys estuvieron exiliados en lugares remotos y regresaron. Ahora nuestro Ricardo III ya tiene más contexto. Tyrion no puede enfrentarse contra Jon o Daenerys, no tendría sentido. Stannis ya está muerto, por lo que todo se reduce al Rey de la Noche, una figura algo similar a Ricardo III. Puede que ambos tengan que unir fuerzas para derrotar al Rey de la Noche, y hay que tener en cuenta que seguramente los dos tengan la mayor fuerza militar, lo que convertiría a uno de ellos o a los dos en nuestro Enrique VII. Y para estabilizar la situación, tendrían que casarse.

1553874625129-image-6
Imagen cortesía de HBO.

A mí me gustaría que fuera Tyrion quien saliera victorioso, pero Tyrion está volcado en alzar a Daenerys como regente y centra todos sus esfuerzos en canalizar el poder y el carisma de la Madre de Dragones. Daenerys, sin duda, es la más cualificada para el trono y se lo ha ganado con creces, pero estamos hablando de George R. R. Martin, por lo que no me extrañaría que se hundiera en el barco intentando derrotar al Ricardo III de la serie, dejando a Jon solo, si es que no acaba muriendo tontamente, también.

Brian Pavlac

Historiador y profesor de Historia en el King’s College de Wilkes-Barre. Autor de ‘Game of Thrones versus History.

VICE: ¿Quién es más probable que acabe gobernando los Siete Reinos?

Brian Pavlac: Históricamente, en una sociedad en la que la obediencia se basa en una combinación de tradición y promesas personales, el líder que sea capaz de honrar ambas cosas se alzará con el poder. Si además ese líder sabe cómo satisfacer los deseos de amigos y enemigos, mejor aún. Dadas estas condiciones, Jon Nieve parece el candidato más apto para el trono, pero no es tan sencillo.

Para empezar, he de decir que Jon Nieve es un pésimo comandante. Tal como ha quedado demostrado en la Batalla de los Bastardos, no es capaz de mostrarse desapasionado ni de mantener el orden entre sus tropas y solo posee heroísmo personal. Por su parte, Daenerys no tiene experiencia militar real. Su única ventaja son los dragones, y el hecho de que haya un dragón de hielo le puede hacer mucho daño. Cersei parece dispuesta a traicionar a cualquiera cuando le parezca más conveniente. Sin embargo, su capacidad de ganarse aliados ⎯quienes no parecen considerarla una amenaza suficiente para preocuparse⎯ puede resultarle de extrema utilidad.

Tyrion se ha visto superado por los demás en repetidas ocasiones, sobre todo por su hermano, Jamie Lannister, quien parece ser el mejor estratega y militar de todos, ayudado principalmente por su incapacidad para ser el héroe. Ya no es el espadachín que un día fue, pero Cersei supone para él demasiada complicación. Por lo que sabemos, probablemente será Jon Nieve.

Ken Mondschein

Profesor de Historia en el American Intentional College y la Westfield State University / Historiador de la Edad Media y el Renacimiento. Autor de ‘Game of Thrones and the Medieval Art of War.

VICE: Según la Historia, ¿cómo debería ser la persona que ocupe el Trono de hierro?

Ken Monedschein: Los Siete Reinos son comparables al periodo medieval, ya que es un territorio centralizado que ha permanecido estático. ¿Por qué digo estático? Porque llegó Aegon el Conquistador con sus dragones, que podrían verse como el equivalente de las armas nucleares o los cañones del siglo XV. Incluso la propia guerra naval se basaba en controlar castillos, porque los castillos controlan el territorio. Las conquistas se desarrollaban muy lentamente porque uno podía simplemente aguantar encerrado en su castillo. Sin embargo, un cañón podía fácilmente derruir un castillo, así que no quedaba otra que salir y luchar. Ganará quien tenga más hombres. ¿Cómo se consigue el mayor número de hombres? Pues teniendo más dinero que nadie, y eso es lo que denominamos revolución militar, que a su vez llevó a la formación de estados. Por tanto, la persona que gobierne Poniente será la que tenga la capacidad de establecer un estado y gobernarlo.

¿Y quién cumple con esos requisitos?

Genghis Khan no habría podido, ya que no tenía la capacidad de centralizarse de esa forma. Básicamente, había formado una coalición y se desmoronó. Bajo mi punto de vista, no puedes gobernar un imperio como los Siete Reinos luchando. La única forma es ⎯y perdón por la palabra⎯ follando. Casando a la gente que conquistas. El mejor ejemplo histórico es Hernán Cortés. Llegó, conquistó el Imperio azteca y ¿luego qué hizo? Celebró matrimonios entre ellos. Es la forma premoderna de conquista y expansión; potencias birraciales capaces de hablar ambos idiomas. ¿Quién representa mejor esta política? Daenerys y Jon, que sería una especie de William Wallace y la única persona capaz de dejar embarazada a Daenerys por ser de sangre Targaryen. Aparte de Daenerys, el siguiente candidato más apto para llevar a cabo este tipo de expansión es el Rey de la Noche. Pero yo apuesto a que la que se sentará en el trono y lo mantendrá será Daenerys, por el tema del sexo. Además, tiene dragones, el equivalente militar a los cañones del siglo XII.

Habrá gente que diga que será Cersei, pero ella no se acuesta con cualquiera, sea aliado o enemigo en potencia. Está practicando el incesto y eso la imposibilita para la victoria. Aunque pudiera sentarse en el trono, no duraría. Es duro, pero casi podríamos decir que Cersei es estéril, pese a estar embarazada. Nadie sabe cómo saldrá el bebé esta vez, si es que no sufre un aborto antes.


MIRA:


Kelly DeVries

Kelly DeVries es una historiadora estadounidense especializada en conflictos armados de la Edad Media y participó en el documental de HBO ‘Historical Connections’.

VICE: Sé que has jurado guardar el secreto porque conoces el desenlace, pero al menos cuéntame, bajo el punto de vista histórico, qué personajes podrían ocupar el trono y por qué.

Kelly DeVries: Hubo imperios que se mantuvieron en el poder durante más de 400 años, como el de los francos. Por muy horribles que fueran, siguieron en el poder porque no había nadie más fuerte que ellos. En eso se basa la conquista y el mantenimiento de la paz en esta era. La cuestión de quién va a sentarse en el trono y ser un regente efectivo importa menos que su capacidad de sobrevivir. Durante gran parte de Juego de tronos, Daenerys estuvo alejada del peligro y tuvo tiempo de unir fuerzas para enfrentarse a oponentes muy débiles. Luego estaba Jon Nieve, que sobrevivió por pura suerte y mediante la resurrección.

Mi pregunta es: ¿me uniría a un club del que estos dos fueran los líderes? Una vez, una señora de 62 años me preguntó eso, y la única persona válida que se me ocurrió fue Tyrion, pero él no tiene ninguna posibilidad. Su papel va a ser siempre el de consejero, y sus consejos siempre van a ir dirigidos a perjudicar a su hermana, que lo culpa de la muerte de su madre al darlo a luz. Luego está Jon, que es un buen ejemplo de líder que partió de unos orígenes humildes. Jon y Danny están a punto de conocer lo peor de Cersei. No sabría decirte quién va a ganar, pero lo ideal sería que fueran Jon y Danny.

Sigue a Noel Ransome en Twitter.