Fotos

Retratos de jóvenes en la Inglaterra de la era Thatcher

Las imágenes de Chris Steele-Perkins muestran el espíritu colectivo en una década en la que primaba el individualismo.

por Angus Harisson
27 Octubre 2017, 4:00am

Londres. Fiesta de verano de Juliana. 1989

Podría decirse que, en muchos aspectos, somos el placer que buscamos. Las noches de juerga y las que pasamos en casa no solo determinan quiénes somos, sino quiénes aspiramos a ser, nuestra era, de dónde procedemos y hacia dónde nos dirigimos. Como forma de entender la historia, el placer y el entretenimiento cuentan historias que, de otro modo, podrían pasarnos desapercibidas: momentos en los que la gente abandonaba las inhibiciones y se unía; momentos en los que las cámaras dejaban de grabar.

No todas las cámaras, por suerte. Tras concluir su proyecto sobre la crisis humanitaria en los países en desarrollo durante la década de 1980, el fotógrafo Chris Steele-Perkins empezó a fotografiar a ingleses durante su tiempo libre. El resultado —The Pleasure Principle— constituye el retrato de una nación articulado en torno a sus fiestas en discotecas, galas y jardines privados.


MIRA: Cosplay


Este compendio fotográfico se presenta como el antirrelato del individualismo predominante de la era Thatcher y muestra un país unido por el espíritu comunitario y los rituales. No por ello quedan sus imágenes exentas de conflicto: en ellas se exhiben peleas callejeras, nacionalistas blancos y narices sangrantes. La Inglaterra que nos ofrece Steele-Perkins es una tierra extraña y mitológica, llena de vida y violencia. Sus fotos —en una de las cuales incluso aparece Margaret Thatcher— aúnan clase y cultura —desde un baile en la Universidad de Oxford a las aceras iluminadas de púrpura de Blackpool—. Su lente sintetiza esa mezcla difusa de color y experiencia, de espontaneidad y vulnerabilidad.

La colección acaba de ser adquirida por el TATE Museum, acontecimiento que aprovechamos para hablar con Chris de las fotos, sus recuerdos al hacerlas y del placer del pueblo inglés como objeto de estudio.

cambridge the pleasure principle steele-perkin fotografís de inglaterra margaret thatcher
Baile de primavera de la Universidad de Cambridge, 1989

VICE: ¿Dirías que la energía que desprenden tus fotografías son un reflejo de la época o de ti como fotógrafo?
Chris Steele-Perkins: Quizá se corresponden a mi edad de entonces y sin duda reflejan el cambio que estaba experimentando la sociedad inglesa de la era Thatcher, que tal vez tendía hacia lo pretencioso y vulgar. Una de las cosas que me siguen chocando de Inglaterra en concreto, y de Gran Bretaña en general, es que sigue siendo un lugar extraño con un montón de gente extraña que hace cosas extrañas. Y por muchos años que pasen, sigue sorprendiéndome.

blackpool the pleasure principle steele-perkin fotografís de inglaterra margaret thatcher
Blackpool, 1989. Alojamientos de Bed and Breakfast

Las fotos desprenden un aura de fascinación. Blackpool, por ejemplo, que no es un sitio especialmente mágico, aparece imbuido de un aire de entusiasmo con el que no se le suele asociar.
Soy consciente de que habrá gente que quiera ir allí para hacer burla de ello, algo que a mí no me interesa. También hay fotografía en color, muy gráfica, pero carente de contenido emocional. Por muy gráfica y geométrica que sea, no es nada expresiva. Yo creo que estoy en un término medio. Soy capaz de hacer ese tipo de fotografía, pero no quiero hacerlo porque sí. Cuando veo a la gente, quiero establecer algún tipo de contacto emocional con ella.

¿Usas algún método para ganarte la confianza de la gente? Porque hay fotos en las que parece que has captado momentos de gran intimidad o vulnerabilidad.
Buena pregunta, aunque me temo que la respuesta no es tan sencilla. En general, si no llamas mucho la atención, la gente se acostumbra a ti rápidamente y vuelve a su pequeño mundo. Si te quedas el tiempo suficiente, empiezas a integrarte. Te conviertes en el fotógrafo, que es tu trabajo. Es como si hubiera alguien con una bata blanca y un estetoscopio colgado del cuello: a esa persona la vas a tratar de forma distinta porque das por sentado que es el médico y tiene un rol que desempeñar. Yo creo que pasa lo mismo con los fotógrafos, aunque tal vez en aquella época se confiaba más en ellos que hoy día.

hipnosis oxford the pleasure principle steele-perkin fotografís de inglaterra margaret thatcher
Estudiantes de Oxford hipnotizados durante el baile de primavera, 1989

Hay una foto increíble con unos estudiantes de Oxford hipnotizados. ¿Era un espectáculo? ¿Realmente estaban en trance?
Esa es la cuestión, precisamente. Yo no creo que haya un argumento científico que valide la hipnosis. Se crea una especie de condicionamiento colectivo. A veces te ríes de algo que no te hace gracia porque los demás se están riendo. En este caso, creo que los participantes se pusieron de acuerdo para crear esa ilusión.

Un fenómeno que imagino que se da en muchas de las fotos, tal vez de forma no tan explícita. La búsqueda del placer conlleva una especie de desinhibición colectiva que se trasluce en todas las imágenes de esta colección.
Sí. Ocurre también con los chavales nacionalistas blancos. Cuando están en grupo, se hacen los valientes y se pavonean, pero cuando van solos por Brixton, se muestran mucho más cautos.

national front the pleasure principle steele-perkin fotografís de inglaterra margaret thatcher
Manifestación del movimiento Frente Nacional, 1989

Cuando hacías las fotos ¿tenías en mente la idea de aunarlas bajo un mismo concepto en formato de libro o surgió después a modo de retrospectiva?
Se me ocurrió el título y pensé que encajaba bien. A veces los títulos son muy obvios; si es el nombre de un sitio, por ejemplo, pues ya lo tienes. Hay otros títulos que pretenden ser más poéticos o hacen alusión al contenido sin resultar dogmáticos. Para mí son los mejores títulos, en general. El título de mi libro, The Pleasure Principle (El principio del placer), estuvo rondándome la cabeza de forma persistente.

En tus fotos abundan las celebraciones colectivas y el espíritu comunitario, algo que contrasta con la ruptura social que por lo general se asocia a la década de 1980, la década del individualismo.
Cierto. Thatcher decía: "La sociedad no existe". No sé cómo se le ocurrió semejante frase tan estúpida y banal, pero la dijo.

the pleasure principle steele-perkin fotografís de inglaterra margaret thatcher
La Primera Ministra Margaret Thatcher durante la conferencia del Partido Conservador, 1985

¿Crees que había muchas tradiciones inglesas que el hipercapitalismo no pudo derribar?
Fundamentalmente, creo que nunca perdemos la compasión y el sentido de humanidad excepto quizá bajo la extrema opresión de un estado totalitario que ejerce una presión intolerable sobre las personas. No se llegó a tal nivel en la olla a presión que fueron los ochenta. Pese a todo, se mantuvo cierto grado de decencia y de espíritu comunitario a lo largo de todo el periodo, aunque se manipuló de forma más vulgar.

En la fotografía que aparece en el libro, Thatcher parece un poco sobresaltada, en medio de la fiesta. ¿Qué recuerdas de aquel momento?
Fue durante la conferencia del Partido Conservador en Blackpool, y creo que le hice dos fotos. Detrás tenía un remolino de periodistas dando codazos para llegar hasta ella. Estaba rodeada de sus acólitos y de los seguratas, que no aparecen en la foto porque estaban ocupados apartando a la gente de en medio. Eso es lo que recuerdo.

boda the pleasure principle steele-perkin fotografís de inglaterra margaret thatcher
Londres. La recepción de una boda. El novio es una de las víctimas de la talidomida. 1989

También me gustaría que me hablaras de la imagen de la recepción de boda, con la víctima de la talidomida. ¿Qué historia hay detrás de esa foto?
Esa foto salió de un artículo que hice para el Sunday Times Magazine. Fueron los primeros en sacar a la luz la historia de la talidomida, y contacté con ellos proponiéndoles hacer algo sobre las víctimas 20 años después. Estaba este tipo, Richard, que trabajaba como auxiliar de archivación en un banco y que era capaz de coger archivos con los pies y colocarlos en la tercera cajonera del archivador. Era bastante increíble. La mujer con la que estaba casado era la enfermera que había cuidado de él mientras estuvo hospitalizado.

Hay una foto de una pelea en una discoteca de Camden que me pareció interesante que incluyeras tratándose de una colección de imágenes sobre el placer. ¿Notaste un ambiente inestable en el local mientras hacías las fotos?
Bueno, es una actividad inherente a los británicos: salir, tomarse unas pintas y acabar peleándose. No es que fuera diferente en los ochenta, simplemente lo hacían vestidos de otra manera. Siempre hay esa especie de violencia subyacente que suele aflorar después de unas cuantas cervezas. También se refleja en las fotos de los supremacistas blancos y en otra imagen del libro, la de un tipo al que le sangra la nariz y me señala con actitud agresiva. Está todo ahí, sin adornos.

pelea en camden palace the pleasure principle steele-perkin fotografís de inglaterra margaret thatcher
Londres. Una pelea en el club Camden Palace, 1989

Me gusta que las fotos que reflejan el placer de la clase alta resultan tan llamativas como vulgares. No hay distinción entre lo refinado y lo bruto. ¿Era tu intención aplicar un mismo rasero a las experiencias, sin importar la clase social que las viviera?
No fue algo intencionado. Es mi forma de verlo. Lo que sí es cierto es que no pretendía burlarme de la clase alta más que de la trabajadora. Puedo encontrar elementos extraños en ambas, pero no me posiciono por ninguna. Intento ser equidistante, aunque es más difícil acceder a los pudientes. Hay que tener la llave adecuada para abrir la puerta.

¿La gente de clase alta te pareció más reservada a la hora de dejarse hacer fotos?
No. Una vez estás dentro, no hay problema. Pedí a los de Vogue que me escribieran una carta explicando que estaba cubriendo eventos sociales. Me compré una americana de segunda mano y ya tenía mi pase. No fue tan difícil, realmente.

¿Te interesaría volver a hacer un estudio sobre el placer en Inglaterra en la década de 2010?
No suelo volver a temas que ya he tocado en profundidad. Procuro completar una especie de mosaico sobre diversas vivencias en Inglaterra intentando reaccionar a ellas de la forma que considero más apropiada.

Puedes ver más fotografías de Chris Steele-Perkins en Inglaterra aquí.

@a_n_g_u_s