FYI.

This story is over 5 years old.

El futuro de la energía solar en América podría ser muy brillante

La innovación y la caída en picado de los costes tecnológicos está haciendo más competitiva la energía solar en Estados Unidos.
27.3.15
Imagen por Yimu Zhao

Ingenieros de la Universidad de Michigan han anunciado este mes que han desarrollado los primeros paneles solares transparentes — una tecnología que podría tener amplias aplicaciones.

Es posible que, un día, mientras nuestros coches estén aparcados, las ventanas puedan recargar la batería eléctrica. Las células fotovoltaicas ya no se limitarán solo a los tejados, las ventanas también podrán aprovechar los rayos de sol. Pronto, la pantalla de tu 'smartphone' alimentará la batería de tu teléfono móvil de forma natural.

Publicidad

A diferencia de los paneles solares tradicionales, compuestos de vidrio negro para absorber todo tipo de luz, estos paneles están hechos de hojas de sales orgánicas que actúan como concentradores transparentes, capaces de capturar luces ultravioletas e infrarrojas, invisibles para el ojo humano. Así, absorben estas luces solares a través de plásticos solares diminutos alineados en los bordes de los marcos.

"Los paneles solares negros tienen una utilidad limitada, sobre todo por lo que se refiere a dónde los podemos usar", afirma Jay Guo a VICE News, quien trabaja como ingeniero jefe en el desarrollo de los paneles solares transparentes."Pero si podemos hacer que los paneles se implementen perfectamente, la gente estará más dispuesta a utilizarlos".

Este tipo de paneles fotovoltaicos son el último avance en un campo que ha crecido a pasos agigantados desde mediados del siglo XIX. Ya no resulta tan desorbitado imaginar un coche alimentado por energía solar que se desplaza sobre una carretera LED climatizada, capaz de capturar la luz del sol, y reusarla para evitar el hielo en las carreteras.

Los primeros paneles solares del siglo XX apenas podían alimentar una docena de casas modernas en los EEUU. El año pasado, MidAmerican Solar acabó una estación solar en Topaz, California, capaz de generar 550 megavatios -lo suficiente para suministrar energía a 160.000 hogares. En total, EEUU produjo el año pasado un 30 por ciento más de energía solar que el año anterior y la red eléctrica americana tiene la capacidad de generar 20 gigavatios de electricidad solar, que abastecen a 4 millones de casas, de acuerdo con la Asociación de Energías de Industria Solar (SEIA)
"La energía solar es el tipo de energía que más se está expandiendo", sostiene Jigar Shah, un experto en energías renovables y cofundador de Generate Captial Group. En términos globales, "estamos literalmente invirtiendo alrededor de 140 billones de dólares en energía solar este año"

Publicidad

Cuando Shah fundó su primera compañía, la empresa de desarrollo solar SunEdison en 2003, esta industria aún se encontraba en un estado muy embrionario. "Se ha recorrido un largo camino desde entonces", afirma Shah. "Por aquel entonces, los bancos ni siquiera sabían qué eran los paneles solares. Ahora ven la energía solar como una potente área de crecimiento. Cuando yo empecé aún no existían certificados para trabajar en instalaciones solares. Hoy, unas 3.000 personas al mes obtienen sus certificado".

Mientras, un informe de 2014 de la Administración sobre Información de la Energía (EIA) advierte que los impuestos federales directos hacia la energía solar crecieron de 1,1 billones de dólares a 4,5 entre 2009 y 2014. Sin embargo, la energía solar representa menos de la mitad del total de la energía generada en 2014, comparada con el 39% del carbón y el 27% del gas natural.

Está previsto que el crédito fiscal en inversiones para energía solar caiga un 30 por ciento en 2016, cosa que podría aminorar el crecimiento de esta industria.

"Creemos que la capacidad solar se reducirá drásticamente si el crédito fiscal se reduce al 10 por ciento", afirma Ken Johnson, vicepresidente de comunicaciones con el SEIA.

  'El quid de la cuestión es que los combustibles fósiles, y la industria del petróleo, en particular, han estado recibiendo exenciones fiscales en el código tributario de los EEUU desde 1913'

La Administración de Obama afirma que va a tratar de mantener el crédito del 30 por ciento en el presupuesto de 2016. Sin embargo, sigue siendo incierto qué va a decidir el Congreso.

Según el Centro por una Política Responsable, los sectores del petróleo y el gas gastaron casi 62 millones de dólares en 2014. Por el contrario, según el mismo centro, todo el sector de la energía renovable, que incluye las energías solares, eólicas, geotérmicas, hidroeléctricas y biocombustibles, gastarno poco más de los 2 millones de dólares.

Publicidad

"El quid de la es que los combustibles fósiles, y la industria del petróleo, en particular, han estado recibiendo exenciones fiscales en el código tributario de los EEUU desde 1913", dijo Johnson. "La energía solar, en cambio, solo ha estado recibiendo inversión desde el 2006. Se está siguiendo un proceso similar al de las fuentes de energías tradiciones, que recibieron subsidios durante su desarrollo, y muchos de ellos los siguen recibiendo en la actualidad".

Junto con las empresas de servicios tradicionales, los intereses de los combustibles fósiles también se han usado en un ámbito estatal en programas de "reembolso" que permiten a los clientes vender el exceso de electricidad que generan estos paneles a otras empresas.

Sin embargo, incluso sin subvenciones, la EIA prevé que la energía solar podría llegar a ser menos cara que el gas natural en el año 2020. En Chile, que tiene un clima ideal para la energía solar debido a su gran altitud y proximidad a la línea ecuatorial, ya es de hecho un 20% más barata; e incluso, en la poco soleada Inglaterra, unos paneles de energía solar low cost, provenientes de la China, han ayudado a hacer sus precios más competitivos. El Departamento de Comercio de Estados Unidos está considerando los aranceles parciales que impuso el pasado año a los paneles chinos, y que podrían hacer el futuro de la energía solar en América algo más luminoso.

No obstante, Estado Unidos todavía está lejos de romper su dependencia de los combustibles fósiles, según datos de la EIA. Los paneles solares que garantizan el suministro energético de cien mil hogares simultáneamente, ya no son un producto de nuestra imaginación. No obstante, cabe destacar que suministrar energía limpia procedente del sol a una parte de la población requiere un gran salto en el compromiso político y económico.

"La cantidad de energía que recibimos del sol cada hora es suficiente para poder garantizar el suministro energético de la Tierra a lo largo de todo un año", dijo Michigan States'Guo a VICE News. "Imagina si pudiésemos aprovecharla".

Sigue a  Peter Rugh en Twitter: @JohnReedsTomb