Drogas

Los viajes con hongos podrían cambiar tus creencias políticas

Las alucinaciones no son la única forma en que las drogas cambian tu forma de ver el mundo.
13.2.18
Robyn Beck / Getty 

Este artículo fue publicado originalmente en Tonic, nuestra plataforma especializada en temas de salud.

Tratamos de ignorar el sabor —algo así como gasolina mezclada con detergente— mientras nos recostamos, y hablamos y esperamos, mirando los patos, el pasto, y las densas nubes grises como pistas de que nuestro viaje estaba a punto de empezar. Mi amiga Alice y yo nos sentamos cerca a un arroyo en los jardines Vondelpark en Amsterdam, y acabábamos de masticar casi un tercio de una caja de trufas (las partes del hongo mágico que crece debajo del suelo).

Una hora después, estábamos de vuelta en el hostal. Había caído una tormenta. Alice estaba en un viaje muy profundo. Yo estaba vomitando en una bolsa de plástico que Alice había tomado prestada de una agradable mujer cuya cara, ella me dijo, estaba "volviéndose azul y derritiéndose en gotas". En nuestro cuarto, Alice se sentó en la repisa de una ventana alta, mirando al jardín. Cuando mi estómago se calmó, me uní a ella.

Yo podía ver un árbol largo con unas cuantas hojas amarillas muertas pegadas a él. Ella podía ver el árbol como un arbusto que crece y se vuelve gigante, brotando hojas verdes frescas que pasaron por todos los colores y luego murieron, antes de convertirse en un arbusto otra vez.

Las alucinaciones no son la única forma en que un viaje psicodélico cambia tu manera de ver el mundo. Las visiones pueden irse después de unas horas, pero investigaciones recientes en psilocibina, el componente activo de los hongos mágicos, sugiere que tomar psicodélicos deja una huella en tu personalidad, y construye creencias que perduran incluso después de que el viaje se termina.

Tus opiniones políticas, tu personalidad y la forma en que te sientes conectado con el mundo y la naturaleza pueden cambiar después de unas dosis de psilocibina, según un estudio publicado en enero por investigadores de la Universidad Imperial de Londres en el Reino Unido. Aunque el estudio es pequeño (con solo siete personas con depresión que recibieron psolocibina, comparadas con siete personas saludables que no), los resultados indican que los efectos de la psilocibina inciden en la personalidad y las creencias personales.


Lea también:


Después de dos dosis en una semana —la primera de diez miligramos de psilocibina, la segunda de veinticinco miligramos (lo suficiente para un viaje significativo)— los pacientes fueron medidos por los cambios en su personalidad. Salieron con respuestas al cuestionario correspondiente con puntos de vista menos autoritarios que antes del tratamiento, medidos en qué tanto estuvieron de acuerdo o no con afirmaciones como: "Por algunos crímenes, la pena de muerte es la sentencia más apropiada". Tener opiniones políticas menos autoritarias, e incluso sentirse más conectados con la naturaleza, duró por muchos meses después del tratamiento, según el estudio.

"Algo está pasando. ahora tenemos que encontrar lo que es", dice Taylor Lyons, un candidato a doctorado en Imperial y autor del estudio. "Las creencias y actitudes normalmente se mantienen y no cambian mucho durante la vida, la gente no suele balancearse de una a otra; tiende a ser constante. Los participantes solo tomaron psilocibina dos veces, y este cambio [en sus creencias] ocurrió bastante rápido".

Los autores aún no pueden decir exactamente por qué ocurre este cambio en los pensamientos políticos y los sentimientos hacia la naturaleza. Un estudio más grande, que observe tanto a la gente con depresión como a los que no tienen, podría necesitar profundizar en la causa y efecto. El equipo de la universidad planea seguir esto para obtener respuestas más firmes.

"Creo que este estudio trae una pregunta muy interesante sobre la mesa", dice Alexander Lebedev, un psiquiatra e investigador en imagen cerebral en el Instituto de Karolinska de Suecia, que no estuvo involucrado en el estudio. "¿Hasta qué punto el carácter de la dinámica de nuestro cerebro afecta nuestro comportamiento y en lo que creemos?".

Una posibilidad es que la experiencia de tomar psilocibina cambie el cerebro. "El mensaje general es que el estado psicodélico es aparentemente la ruptura de la organización jerárquica en el cerebro", dice Lebedev. En cierto sentido, este colapso podría de alguna manera reflejarse en el cambio de la gente en las creencias políticas, sugiere. "De esa forma, no es del todo sorprendente que veamos estos cambios después de una sesión".


Lea también:


Otra posibilidad es un efecto menos directo. Lebedev implica que en las culturas occidentales, tomar psicodélicos está generalmente asociado con políticas más liberales. Después de tener una experiencia significativa con la psilocibina, afirma, es posible que la gente pueda conscientemente replantear sus políticas después.

Le pregunté a Alice si sus visiones por la naturaleza, el ambiente y la política habían cambiado desde su viaje, y ella dijo que sí. "Podría decir que mi experiencia con las trufas cambió fundamental y profundamente mi forma de ver el mundo que me rodea", me dijo. Alice sospecha del cambio que muchas personas experimentan después de una experiencia positiva con psilocibina porque no se ajustaban a la narrativa alrededor de las drogas que ella conocía.

"Te das cuenta de que todas esas imágenes que fueron puestas en tu cabeza por años —gente saltando de edificios pensando que podían volar, o gente dañando sus vidas por siempre por consumir hongos una vez— eran sencillamente falsas. Se siente como si abrieras una puerta hacia un nuevo, hermoso, y tranquilo mundo", dice. "Te preguntas por qué el gobierno ha sido tan firme en censurarla a todo el mundo".

Su descubrimiento es algo con lo que muchos consumidores de hongos o trufas pueden relacionarse. Aaron, ahora en sus veinte años, primero probó los hongo cuento tenía diecinueve. Han tenido un efecto muy grande en cómo el se relaciona con el ambiente, y jugaron un papel en el cambio de sus pensamientos políticos. Pero él siente que es una situación parecida al del huevo y la gallina.


Lea también:


"Es difícil identificar en que momento me comencé a interesar en ideas antiautoritarias y eso me hizo probar los hongos, o si fue al contrario y mi uso de psicodélicos me volvió menos autoritario", dice Aaron. "De cualquier manera, durante este periodo definitivamente noté cambios de larga duración en mi imagen y perspectiva, que estoy seguro estuvieron influenciados de alguna forma por los psicodélicos".

Por supuesto, no todos los investigadores están convencidos de que consumir psilocibina pueda causar un cambio en las opiniones políticas. Roland Griffiths, de la Escuela de Medicina Johns Hopkins, ha estado investigando la psicofarmacología por más de treinta y cinco años y está de acuerdo con los investigadores de Reino Unido sobre el hecho de que estudios mucho más largos serán necesarios para probar el efecto de la psilocibina en las opiniones políticas.

Sin embargo, su equipo ha visto otros cambios de larga duración en la personalidad y perspectiva de la vida en su investigación. En muchos años de búsqueda, Griffiths encontró que después del tratamiento con psilocibina, las personas anotaban más alto en gratitud, perdón, trascendencia de la muerte y fe religiosa. "Puedes ver algunos efectos muy poderosos de la droga", dice él.

Lo que sabemos hasta ahora es que los psicodélicos tienen a influencia de larga duración y medible en el cerebro y en aspectos de la personalidad. Los expertos me dicen que los escaneos de gente en un viaje psicodélico se ven como un brillante y cambiante rompecabezas de actividad en comparación con el cerebro sobrio, que luce gris en los escáneres, con pistas de color efímeras y localizadas. Las redes neuronales que son normalmente independientes en la vida diaria —percepción auditiva, percepción visual y cognición más alta— comienzan a cruzarse en una gran medida.

Pero las implicaciones completas de lo que el viaje, y la herencia de tomar psicodélicos como los hongos le hacen al cerebro, la personalidad y las creencias son apenas entendidas. Ingerir psilocibina podría cambiar tu vida. O, alternativamente, podrías hacer como yo y vomitarlo todo en una bolsa y terminar con eso.

*Los nombres de las personas que tomaron psilocibina (además del autor) han sido cambiado por los efectos que el uso de drogas podría tener en sus trabajos.