semana del más allá

10 películas para que le entre al cine de terror hecho en Colombia

HALLOWEEN | Compren crispetas, agarren a su pareja y tengan pesadillas criollas juntos.
31.10.17
Fotograma de 'El resquicio' | Captura de pantalla: YouTube

El terror es un género jodido. Más en un país como el nuestro, en el que los horrores han estado tan a la vista que la ficción no le ha llegado ni a los talones al miedo que produce leer un periódico, ver un noticiero o abrir un libro de historia patria. Al cine le ha quedado difícil ponernos la piel de gallina. Lo dijo el crítico Manuel Kalmanovitz en Arcadia hace unos años: "vivimos en una realidad tan pesadillesca y absurda que no hemos podido digerirla a través del cine". También Ricardo Silva-Romero: "ha habido poco cine de terror justamente porque los temores de esta sociedad son de carne y hueso, y los psicópatas no trabajan solos, sino en tropa. El cine del conflicto y la desolación hacen ver infantil e inútil al cine de miedo".

Publicidad

Hacer cagar del susto a una gente que vive cagada del susto es una tarea, cuando menos, absurda. Y eso no es todo: a diferencia de otros géneros, el terror parece haber desarrollado un lenguaje casi imposible de reapropiar. El riesgo de producir una cinta que parezca un reencauche mal hecho de Hollywood es altísimo. Sobre todo porque las fórmulas del cine de terror parecen tan asfixiantes que muchas veces no producen escalofríos sino risa, como muchos de esos thrillers, slashers o cintas de suspenso "con sabor local".

En medio de este panorama, con todo en contra, varios colombianos se le han medido al voltaje de hacer películas de terror. De formas muy diversas: nutriéndose de la actualidad política de su momento o de nuestra historia de guerra, subvirtiendo los clásicos recursos del horror gringo, jugando con el realismo o navegando entre espectros criollos. Les dejamos esta lista definitiva para entrarle al cine de terror hecho en Colombia, que va desde el ídolo Jairo Pinilla, pasando por Carlos Mayolo y Luis Ospina con sus lados B en pleno Caliwood, hasta jóvenes directores como Jhonny Hendrix y su Chocó de ultratumba.

Gracias al profesor, investigador y crítico de cine André Didyme-Dôme Fuentes por esta lista que, en sus palabras, "va de la menos mala a la mejorcita". ¡Feliz Halloween! ¡A rebuscárselas para verlas el fincho!

10. 'Saudó, laberinto de almas' (2016), de Jhonny Hendrix

Saudó, laberinto de almas (2016) fue la segunda película del director quibdoseño Jhonny Hendrix Hinestroza. Allí Elías, un médico de unos treinta y nueve años de edad, comienza a tener unas pesadillas que le recuerdan el lugar de donde viene y a donde no quiere regresar: Saudó, un pueblo chocoano representado de forma lúgubre y solitaria, regido por un patriarca y habitado por mujeres que huyeron allí después de su esclavitud e intentan, por medio de la brujería, que nadie salga de allí.

9. 'Volver a morir'/'Flashback' (2008), de Miguel Urrutia

Con esta, su película debut, Miguel Urrutia recibió el premio a mejor película en BARSS 2013 y Montevideo Fantástico 2013, y a mejor director en FICS (Festival Internacional de Cine de Santander) 2012. En ella, una mujer llamada Camila despierta sin saber en dónde está. Se encuentra desnuda en la cama de Darío, un completo desconocido. Al vencer su timidez e intimar nuevamente con Darío, él la asesina. Camila regresa atrás en el tiempo, al momento justo en que despierta y recuerda todo, quedando atrapada en una pesadilla, donde los hechos se repiten en ciclos infinitos en los que, inevitablemente, muere una y otra vez.

8. 'El resquicio' (2012), de Alfonso Acosta

Dicen los de Proimágenes Colombia: "Una familia viaja a una solitaria casa de campo para olvidar una muerte. Un sobrino está enamorado de su tía. Una madre no olvida a una hija. Una madre hace de cuenta que nada pasó. Unos gemelos de diez años creen que el bosque está embrujado. Un hermano tiene un palo en su mano, el otro hermano lo espera en el lago. Una madre bañada en barro camina por una carretera desierta. Una tía está bañada de sangre; no es de ella. Una familia quiere volver a estar unida, quiere sobrevivir. Una familia tal vez se de cuenta que se equivocó totalmente".

7. 'Funeral siniestro' (1977), de Jairo Pinilla

Con este clásico Jairo Pinilla debutó como director de largometrajes de ficción (después de su documental de 1974 titulado Los funerales de Gustavo Rojas Pinilla). Isabel, una niña que vive en una hacienda con su tío Humberto y su madrastra cruel Lucrecia, trata de rehacer su vida luego de la muerte de su padre en un extraño accidente. Tras la ida del tío a Bogotá para reclamar la herencia de su hermano, la niña descubre unas extrañas manchas de sangre cerca de la casa y comienza a tener perturbadoras visiones que involucran a la madrastra.

6. '27 horas con la muerte' (1982), de Jairo Pinilla

Otra imperdible de Pinilla. En 27 horas con la muerte, un vividor se arriesga a experimentar con una pastilla que produce efectos catalépticos. Con esto busca fingir su muerte y luego regresar de la tumba para cobrar su propio seguro de vida. Sin embargo, todo resulta de una forma inesperada.

5. 'Pura sangre' (1982), de Luis Ospina

Esta icónica película vampiresca de Ospina está dedicada a la memoria de Andrés Caicedo. En ella, Roberto Hurtado, azucarero del Valle del Cauca, padece una extraña enfermedad que lo obliga a permanentes transfusiones sanguíneas para sobrevivir. La sangre proviene de jóvenes cazados por el macabro grupo que integran Florencia, Perfecto y Ever, bajo la dirección de Adolfo, hijo del magnate enfermo. Las víctimas mueren desangradas, no sin antes verse sometidas a terribles vejaciones por parte de sus captores.

4. 'Carne de tu carne' (1983), de Carlos Mayolo

En plena dictadura militar de Gustavo Rojas Pinilla, una familia clase alta en Cali se reúne para la lectura del testamento de la matriarca. Llaman a los descendientes a escuchar la voluntad de la abuela. En la madrugada del 7 de agosto, se produce la explosión con varios camiones cargados de dinamita que iban a ser transportados a Bogotá. Mayolo recrea la relación casi incestuosa entre los medios hermanos quinceañeros que desborda las normas de esas familias, mezclada con mitos criollos como el de la Madremonte.

3. 'La cara oculta' (2011), de Andy Baiz

En este thriller psicológico, Adrián vive una vida ideal: es nombrado director de la Orquesta Sinfónica de Bogotá y todo anda bien con su novia Belén. Pero todo comienza a irse al carajo cuando Belén empieza a dudar de su fidelidad y desaparece. Adrián, sumido por la culpa y la tristeza, se va una noche a un bar a tratar de olvidar el dolor. Allí conoce a una mesera y, desde esa noche, comienza una relación con ella para olvidar a Belén. Pero, a medida que va avanzando la relación, Fabiana, que viene siendo la mesera, se empieza hacer preguntas sobre la misteriosa desaparición de Belén, y la investigación de un policía, viejo conocido de Fabiana, avivará aún más las dudas.

2. 'El páramo' (2011), Jaime Osorio Márquez

Filmada en una base militar real a 4.300 mts sobre el nivel de mar, un comando especial de alta montaña compuesto por nueve experimentados soldados es enviado a una base en un desolado páramo con la cual se perdió el contacto y que se cree blanco de un ataque. Al llegar encuentran un único y misterioso sobreviviente. Poco a poco, el aislamiento, la incapacidad de comunicarse con el exterior y la imposibilidad de huir, corroen la integridad y la cordura de los soldados, haciendo que pierdan la certeza sobre la identidad del enemigo y sobre su verdadera naturaleza.

1. 'Al final del espectro' (2006), de Juan Felipe Orozco

La cinta cuenta la historia de Vega, una mujer que, tras una experiencia traumática, empieza a sufrir de agorafobia, miedo a los espacios abiertos. Por esto, se aleja de su trabajo y, por recomendación de su papá, se muda a un nuevo apartamento donde empieza a vivir como una ermitaña. Este cambio radical de vida la hace ver cosas inexplicables y escuchar voces que la sumen en una situación desesperada.


Lea también: