FYI.

This story is over 5 years old.

Por qué el Papa Francisco ha decidido hablar ahora sobre el genocidio armenio

El Papa Francisco causa un gran revuelo diplomático después de hablar de la masacre de 1,5 millones de armenios a manos de las fuerzas turcas durante la Primera Guerra Mundial.
Photo via Flickr

En la misa del pasado domingo en la Basílica de San Pedro, el Papa Francisco calificó la masacre de civiles armenios por las fuerzas turcas durante la Primera Guerra Mundial como "el primer genocidio del siglo XX". Al cabo de pocas horas el Turquía llamó a consultas a su embajador en el Vaticano.

Varios altos oficiales armenios y figuras religiosas estuvieron presentes durante la ceremonia, que se celebró para conmemorar el aniversario de los 100 años de la masacre por parte del Imperio Otomano, que mataron aproximadamente a 1,5 millones de armenios, la mayoría cristianos.

Publicidad

"En el siglo pasado, nuestra familia humana ha vivido a través de tres tragedias masivas y sin precedentes", dijo el Papa. "La primera, considerada como el primer genocidio del siglo XX, golpeó al pueblo armenio".

Los comentarios provocaron de inmediato la ira del gobierno turco, que llamó a su embajador Mehmet Pacaci para que volviera a Ankara "a consultas", y convocara una reunión con el embajador de la Santa Sede en la capital turca.

El gobierno turco niega que el genocidio tuviera lugar, argumentando que entre 300.000 y 500.000 armenios murieron como resultado de la guerra civil durante la Primera Guerra Mundial.

The Pope's statement, which is out of touch with both historical facts and legal basis, is simply unacceptable. +++

— Mevlüt Çavu?o?lu (@MevlutCavusoglu)April 12, 2015

El ministro de Asuntos Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, afirmó que la declaración del Papa era "inaceptable" en Twitter, y acusó al pontífice de estar "desconectado de los hechos históricos y de la base legal".

El mismo domingo, Çavusoglu, dijo que, las "ceremonias religiosas no son lugar por alimentar el odio y la animadversión a través de acusaciones infundadas". El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, calificó las opiniones del Papa de "parciales" e "inapropiadas".

En un comunicado publicado el lunes, el Ministerio de Relaciones Exteriores turco acusó al pontífice de apropiarse de la historia con "objetivos políticos", y pasando por alto "la tragedias que afectó a la población turca y musulmana cuando perdieron sus vidas en la Primera Guerra Mundial"

Publicidad

Veinte países han reconocido oficialmente el genocidio armenio. El 24 de abril se celebrará una ceremonia para conmemorar el centenario de la masacre en Ereván, capital de Armenia.

Según François Mabille, un politólogo del Centro Nacional de la Investigación Científica de Francia (CNRS), los comentarios del Papa están en línea con las posiciones de sus predecesores.

'Juan Pablo II o Benedicto XVI nunca habrían hecho tales declaraciones'.

Mabille dijo a VICE News que las palabras del pontífice fueron sacadas de una declaración conjunta escrita en el año 2001 por el Papa Juan Pablo II y Karekin II, el jefe supremo de la Iglesia Apostólica Armenia.

"La diferencia entre 2001 y 2015 es que los comentarios fueron pronunciados en un domingo, en la Basílica de San Pedro", dijo Mabille, y señaló que los comentarios del pontífice rompieron con la tradición diplomática del Vaticano. "Juan Pablo II o Benedicto XVI nunca hubieran hecho esas declaraciones."

La posición del Papa es "moral, no geopolítica", dijo Mabille. "Él quiere dar a conocer las masacres actuales de los cristianos en Oriente Medio, y, con el fin de hacer eso, quiere demostrar que hay un precedente histórico de estas masacres."

Según Mabille, la crisis diplomática con Turquía también refleja la creciente tensión en el Vaticano entre Francisco y la Curia romana, brazo administrativo de la Iglesia Católica. Es posible, explicó, que el Papa podría estar tratando de establecer una vertiente más diplomática dirigida a prevenir las crisis en lugar de condenarlas posteriori.

Publicidad

Relacionado: El Vaticano apoya el "legítimo" fuerza violenta contra el Estado islámico

"Actualmente hay en marcha una reforma diplomática en el Vaticano", dijo. "Monseñor Gallagher, el secretario para las Relaciones con los Estados, ha dicho, por ejemplo, que a él le gustaría abrir una oficina de mediación [internacional]."

La pregunta más importante, dijo Mabille, es si el Vaticano sabía lo que el Papa iba a hablar sobre el genocidio. Si no, podría ser un indicio de que el pontífice está tratando de romper con "la tradicional forma moderada de la diplomacia".

Pero a pesar de la línea rebelde del Papa, la Curia Romana aún conserva autoridad sobre muchos asuntos diplomáticos. En 2014, el Papa se negó a reunirse con el Dalai Lama durante la visita del líder tibetano a Roma, citando la " delicada situación " con China.

La aparente negativa del Vaticano para confirmar el nombramiento de un embajador francés abiertamente gay también lleva el sello de la Curia Romana, dijo Mabille. Los puntos de vista personales del Papa sobre la homosexualidad son ampliamente considerados como más tolerantes que cualquier otro pontífice anterior a él.

Para Mabille, los comentarios del Papa del domingo marcan la creciente distancia entre el líder de la Iglesia Católica y sus instituciones. "El Papa está tratando de ganar apoyo público para anular la Curia", dijo.

Sigue a Matthieu Jublin en Twitter: @MatthieuJublin

Imagen vía Flickr/Aleteia Image Department