Quantcast
Gran Hermano

Irte de la tele o que te echen: Así es desaparecer después de Gran Hermano

"Gran Hermano sacaba provecho a tu personalidad, pero si no tenías algo más, caías por tu propio peso".

Jordi Llorca

Montaje con imágenes de Telecinco

Guste o no, Gran Hermano (GH) cambió para siempre la televisión hace ya 18 años. Podríamos decir que el programa ha alcanzado la mayoría de edad y en todo este tiempo ha sido capaz de lo mejor y lo peor. Desde la sorpresa, frescura e innovación de la primera edición, a momentos casposos y deprimentes de las últimas (y no tan últimas).

Hemos atestiguado un cambio en la cultura española a través de la tele en el que de repente sentarse en una silla de plató, contar chismes, experiencias sexuales o mentiras, gritar, insultar y suscitar las bajas pasiones se convirtió en una meta social por parte de un sector de la población. La encomienda era fácil: entrar en Gran Hermano para conseguir el reconocimiento social y sacar tajada a casi cualquier precio.


MIRA:


Esta práctica que suma muchos detractores, pero que ha gozado de la protección de la audiencia, estableció un nuevo modelo de negocio.

Para ver cómo es eso de apartarse del mundo televisivo de primera fila cuando has participado en Gran Hermano, me he puesto en contacto con distintos exconcursantes que me han contado cómo es volver a la "normalidad" después de las audiencias, las polémicas y de que tu vida sea comentada por los tertulianos de televisión.

Iván tiene una empresa de figuración para cine y televisión. Foto vía Iván

Iván Armesto, 52 años, finalista en GH1

VICE: 18 años dan para mucho. ¿Cómo te ha ido este tiempo? He leído que estás en la industria del cine.
Iván: Sí, llevo más de 13 años llevando la figuración y pequeñas partes de películas, series y anuncios desde que fundé Personal 7 ETT. Hemos trabajado en 77 películas y series, como Buscando el norte, La torre de Suso, El niño, Vicky Cristina Barcelona o Promoción fantasma.

Empezamos en Asturias con El orfanato y la verdad es que no me puedo quejar, porque no todo el mundo accede a tantas pelis empezando desde la nada, porque no tiene nada que ver con GH. Ocurrió por casualidad, un poco de suerte, esfuerzo y mucho trabajo.

"Gran Hermano sacaba provecho a tu personalidad, pero si no tenías algo más, caías por tu propio peso"

¿Y cómo fue cuando saliste de la casa? Tu edición fue el gran boom televisivo junto a OT1.
Yo pensaba que habían contratado a toda la gente que había allí cuando salimos en la final. Habían entre 5.000 y 6.000 personas esperándonos fuera de la casa. Después, los meses siguientes, era como caminar sobre el agua porque no sabías cuándo te ibas a hundir. En cierto modo, éramos como los Rollings. Llenábamos cualquier plaza, íbamos a programas y reventábamos audiencia. Aunque solo los que tienen un verdadero talento aguantan en la brecha. GH sacaba provecho a tu personalidad, pero si no tenías algo más, caías por tu propio peso.

Cuando salí, en seguida me fichó María Teresa Campos y estuve con ella durante 3 años. Después trabajé otros 3 años con Arus en la radio y 5 años haciendo Crónicas de Gran Hermano en ¡Qué me dices! Para mí el mundo de la tele fue una pasarela de cristal y era muy consciente de que sería efímero.

¿Entonces pasaste de la tele al cine con total consciencia?
Mientras trabajaba con la Campos estuve formándome. Primero pensé que como periodista, pero rápidamente me di cuenta que lo mío era la producción. Como yo digo, hice una FP deluxe al trabajar con gente de la tele muy potente. En vez de presentarme a las 10:00 en plató, llegaba a las 8:00 y me ponía con los de producción para aprender. De ahí saqué bastantes conocimientos y contactos para lo que luego se convertiría en mi profesión, aunque lo que hacemos nosotros es selección y contratación.

Si pasas por GH, debes estar atento y saber de qué te puedes aprovechar. En mi caso fue adquirir conocimientos para prepararme y conseguir contactos para lo que vino después, pero si pretendes que por participar en GH te den un programa o te metan en la isla de los famosos o algo así, pues no. Hay gente nueva que encaja más o tienes que dar algo nuevo que no tienen los que están en la actualidad.

Tu foto de perfil es una tuya con Ismael, el ganador de GH1. ¿Sigues teniendo contacto con él y los con demás participantes?
Sí, con Ismael nos vemos cada poco y tenemos mucha relación. Es mi amigo del alma y siempre que ha pasado algo bueno o malo, hemos estado ahí. También tenemos un grupo de WhatsApp con exconcursantes de la primera edición. De vez en cuando charlamos y enviamos chorradas, pero con quien más es con Ismael.

"Me da mucha pena que los dos últimos GH tuvieran tan poca audiencia, pero creo que era algo anunciado cuando se fue Mercedes Milà"

Antes era más fácil verte por la tele. ¿Te has ido apartando voluntariamente?
Sí que me han salido cosas y tuve bastantes oportunidades, pero me llevaba a ser alguien que no soy. Yo respeto mucho lo que hace cada uno, pero yo no soy actor, aunque me encantaría. Para tener la mala leche que tienen algunos por salir en televisión, pues yo no la tengo, al menos de cara a cámara. Para eso hay que valer y lo admiro, pero no es lo mío. Me fui apartando y apartando. El cupo ya lo gasté en el 2000.

¿Qué opinión te merece Gran Hermano?
Me da mucha pena que los dos últimos GH tuvieran tan poca audiencia, pero creo que era algo anunciado. Mucha gente del medio y los propios exconcursantes lo dijimos cuando se fue Milà y entró Jorge Javier. Pero bueno, los que dirigen son los que saben de tele. Yo sé un poquito de cine, pero en mi opinión Jorge Javier no era la persona adecuada porque no es creíble. Sí que le dieron un Ondas, pero bueno, así va el país.

'Fresita' combina un trabajo de oficina con un programa de radio en MetroFM. Foto vía Nuria

Nuria, ‘Fresita’, 46 años, ganadora de GH5

VICE: ¿Cómo te ha tratado la vida después del reality? He visto que has hecho casi de todo.
Nuria: Después de GH5, mi vida dio un gran giro. Vengo de familia humilde y gracias a GH pude viajar y poner mi propio negocio: mi bar de copas Fresita, y mi boutique. Además, fui presentadora de call tv 10 años en Canal Català y en la Hora de Fresita para Telecinco de madrugada.

También estuve de colaboradora en Cazamariposas y ahora soy locutora de radio en mi programa Va de tele en MetroFM con mi gran director Jordi González. Comunico y hago un programa alegre, y además trabajo en una empresa normal con contrato indefinido.

"La fama la he llevado siempre de una manera muy sencilla. Desde el primer día que salí de la casa fui al súper con mi madre"

En su momento copaste la atención de todo el país porque fuiste la concursante más popular de tu edición. ¿Cómo se gestiona la fama cuando va de más a menos?
Hace 15 años que soy conocida y, aunque no salgo en Telecinco cada día, sigo siendo muy popular y querida en la calle, que es lo que me importa. En la vida no he ido a menos, como te he dicho antes. Al contrario, siempre tengo proyectos.

La fama la he llevado siempre desde una manera muy sencilla. Desde el primer día que salí de la casa fui al súper con mi madre. Gané por ser llorona, sensible, pero nunca mala persona y la gente lo recuerda. Siempre me repiten que no les he decepcionado por llevar una vida tranquila. Pero de más a menos nunca. Siempre a más.

Te llevaste 300.000 €. ¿GH te hace rico más allá del premio?
Hacienda retiene un 48 por ciento, pero nadie te avisa. De los bolos en discotecas, el 30 por ciento para Telegenia. No te haces rico, no. Con el premio, me compré un piso e hice un par de negocios y uno no salió bien, lo cierras y a otra cosa, mariposa. Soy valiente y trabajadora, no como otras que se lo pulen todo en botox en Ibiza.

"En Telecinco no me quieren las productoras porque soy buena persona. Solo quieren exmujeres de famosos, hijas de famosos, gente que pone cuernos y montajistas"

Aunque has salido en teles locales o en horarios nocturnos, no se te ha visto mucho por Telecinco o en programas con grandes audiencias. ¿Por qué crees que ha sido?
En Telecinco no me quieren las productoras porque soy buena persona. Fíjate, solo quieren exmujeres de famosos, hijas de famosos, gente que pone cuernos y montajistas. Yo soy una mujer alegre y me gusta entretener, no vender dramas personales ni insultar. La gente quiere ver gente feliz y alegre, mira Amaia y Alfred.

Me parece vergonzoso que vengo representada por Magnolia y luego por Bulldog, y cuando alguien propone mi nombre dice que soy muy tranquila, que no soy el producto. Qué pasa, ¿que no he estado en la cárcel? Siento que me han apartado y desde las productoras de Masterchef, Mira quién baila o Supervivientes dicen literalmente que si viene de GH no entras. Es injusto porque luego ves a personajes que nadie sabe quién son.

"Soy valiente y trabajadora, no como otras que se lo pulen todo en botox en Ibiza"

¿Y tú te apartaste del mundo de la tele que no te gusta?
¿Cuánta gente tiene una silla en los platós por todos los montajes que han hecho? A mí me ofrecieron un montaje con Nico al salir de la casa y dije que no. Desde entonces me retiraron del panorama televisivo de Telecinco. Nico sí que quería y yo no y dijo cosas muy feas en algún programa. Eso estropeó nuestra imagen y nuestra amistad, a los siete años me quiso pedir perdón. Desde entonces tenemos una relación cordial, pero la que ese año se quedó triste sin ir a los bolos fui yo. Luego él se dio cuenta que no valió la pena por dos sillas.

Actualmente Han está de Erasmus en Alemania terminando ingeniería. Foto vía Han

Han, 24 años, cuarto clasificado en GH16

Qué has hecho tras salir de GH? Desde ir de bolos durante un tiempo, platós, hasta retomar tu vida de nuevo estudiando y demás.
Como salí a una semana de la final, tampoco hice muchos platós. Creo que estuve como tres o cuatro veces. Hice bolos un año y la experiencia fue buena porque te permite viajar mucho y conocer a mucha gente. Al principio era muy divertido, pero luego te lo tomas como un trabajo y cuando se acaba pues se acaba.

Tampoco pretendía sacar dinero de ahí porque es una fama pasajera y ya tenía decidido que al salir iba a seguir con la uni y con mi vida. Cuando acabó GH en enero, un mes después ya estaba empezando las clases de la universidad, por lo que no fue vivir el mundillo de la tele durante un tiempo y luego volver a mi vida.

"Tampoco pretendía sacar dinero de ahí porque es una fama pasajera y ya tenía decidido que al salir iba a seguir con la uni y con mi vida"

Entraste con 21 años y ahora estás acabando ingeniería. ¿Cómo encajaste la fama para seguir con tu vida?
En principio muy bien, porque cuando iba por la calle me iba reconociendo y sentía el cariño de la gente. Pero poco a poco eso va agobiando. Te van señalando por la calle o te echan fotos como si no te dieras cuenta, y no sabes lo que molesta. Me sentía como un payaso de circo. A veces, como expreso mis sentimientos, la gente me responde: “¡Pues no haber salido en la tele!”. A ver, qué quieres que te diga. Tampoco te da derecho a juzgarme y decirme esas cosas. Yo siempre he dicho que soy famoso en mi casa, no en la calle, ¿sabes?

¿Cómo valoras tu paso por el reality más allá del romance con Aritz?
Sinceramente, bien. Fue una experiencia que no me gusta recordar. De hecho, cuando la gente me pregunta cosas sobre GH me pongo un poco borde porque no me gusta recordarlo. Llámame raro. Fue una experiencia buena dentro de la casa pero fuera, sin comentarios. De hecho, no he vuelto a ver vídeos de mi edición y, como tampoco veía GH, no por salir comencé a verlo.

¿Sientes alivio al haber pasado página y seguir con tu vida? ¿O qué sientes?
Sí que he pasado página, pero no por GH. Ir al programa fue como unas vacaciones de tres meses y justo al salir volví a retomar mi vida. Entonces, no fue pasar página.
Y me siento bien porque recibo amor de muchos fans o mucha gente, aunque hay de todo. Por ejemplo, cuando salgo de fiesta por mi pueblo en Granada, me sigo sintiendo observado o la gente se acerca para hacerse fotos en plan: “Vamos a hacernos una foto con el de GH maricón”, pues, no sé. Esos comentarios pues no me gusta. Cuando escucho esas cosas, a veces me arrepiento por haber entrado.

"Cuando salgo de fiesta por mi pueblo en Granada, me sigo sintiendo observado o la gente se acerca para hacerse fotos en plan: 'Vamos a hacernos una foto con el de GH maricón'”

¿Qué opinión te merece el mundo de la tele? Iván de GH1 y Fresita han sido bastante críticos con las mentiras, formas y engaños que se preparan solo para entretener.
Yo conozco gente que tiene facilidad para hablar en platós y no les juzgo. Quien puede, puede, y quien no, pues no. El mundo de la tele, como no es lo mío, tampoco tenía intención.

¿Cómo te ves en 5 años?
Ahora estoy de Erasmus en Alemania y el año voy a seguir aquí para mejorar mi alemán. También tengo intención hacer un master aquí, así que lo mismo me quedo en Alemania durante una temporada, así que me imagino que en cinco años estaré por aquí.

La etiqueta de chino ‘granaíno’ gay se creó en cuanto entraste y después los medios te nombraban así. ¿Es algo que lo has llevado con normalidad o te ha podido molestar en algún momento que no te llamen simplemente Han?
Es mi etiqueta desde que comencé a salir de fiesta por Chueca por Madrid mucho antes del programa. Siempre lo he llevado bien porque es lo que soy, pero muchas veces me molesta que me digan “mira el chino maricón”. La mayoría de veces que me dicen eso es con mala intención. A ver, si alguien por la calle me dice maricón, pues no me molesta porque es lo que soy, pero cuando es con mala gana, pues no.