El trap siempre triste de Gianluca, trae mucho de fondo

Es un mundo podrido, pero este artista Chileno le está dando la vuelta al trap. Y es una vuelta bien inteligente.
8.5.18
Foto tomada del Facebook oficial de Gianluca

Hay mil y un maneras de expresar tu inconformidad a través de trabajo creativo. Y me queda muy claro que la generación millenial buscará siempre que le sea posible cómo desmarcarse de la generación x. Tal es el curso normal de las cosas. Los X también se cagaban en los baby boomers ¿no?

Por otro lado, pero no muy distante, todo cuchillo va perdiendo su filo al cortar, y de repente, lo que era transgresor cae en la fatiga y se vuelve chato. Así, hay que intentar darle una vuelta, punzar, calar, hacer algo de daño con el mango cuando la hoja se ha vuelto inservible. Y ahí donde todos los días el mundo del trap bombardea con canciones hipermasculinizadas y una obsesión total por hacer ese primer millón que te tira los dientes nomás de sentirla cerca, Gianluca trae una idea modesta, que de tan sencilla se acerca a lo genial: ¿Y que tal si en lugar de A, mejor B?

Publicidad

Y así, lanza su segundo mixtape, que canción por canción se mete, en términos musicales, por vericuetos interesantes poco recorridos por El Trap—así, en mayúsculas—y líricamente, ni se diga.

Partiendo de una honestidad que desarma, de una franqueza que casi logra desdibujar las fronteras entre artista y público—pero no lo hace, respeta esa magia que por fuerza debe permanecer marcando distancia—este personaje está siendo, libre de pistolas, putas y perico, un personaje bien transgresor.

Escuchen:

A Gianluca le gusta estar en contacto con quienes escuchamos su música a través de su

página

.