Publicidad
Futbol y activismo

El FC St. Pauli se une a las protestas contra el G20

El club alemán ofreció 200 alojamientos para que los manifestantes pasaran la noche en su estadio.

por Lukas Krombholz
10 Julio 2017, 8:18am

Foto: Imago/Oliver Ruhnke

Desde el pasado jueves, el FC St. Pauli se convirtió en el "anfitrión de los manifestantes contra el poder mundial". Concretamente, el equipo de la segunda división alemana abrió las puertas del Millerntor Stadium y ofrecieron 200 alojamientos para que los manifestantes en contra del G20 pasaran la noche. Con este gesto, el equipo vuelve a hacer justicia a su tradición y a dar un golpe de autoridad. "Fue una noche muy pacífica", comentó Christoph Pieper, director de medios, para VICE Sports.

"Todos tienen el derecho de decir aquí lo que los organizadores y participantes de la cumbre del G20 no quieren escuchar ni ver"

Al día siguiente, el FC St. Pauli dejó bien clara su postura sobre la cumbre del G20 por medio de un comunicado en su página oficial: "Todos tienen el derecho de decir aquí lo que los organizadores y participantes de la cumbre del G20 no quieren escuchar ni ver". El comunicado dista mucho de las típicas frases que solemos escuchar en el fútbol.

El FC St. Pauli es, junto con el RW Oberhausen, el único club de fútbol que expresa con regularidad su postura en torno a diversos temas sociopolíticos y, por lo tanto, atrae tanto detractores como seguidores. En su reciente comunicado, el FC St. Pauli denuncia "la absurda prohibición de campamentos" para los manifestantes y "la masiva represión de la policía".

La noche del miércoles, el exentrenador del Pauli, Ewald Lienen, acudió en primera fila a una de las protestas en contra del G20.

Más tarde, el St. Pauli anunció que brindaría la grada principal de su estadio para que los más de 200 manifestantes pasaran la noche, después de que fueran explulsados de sus campamentos por la policía municipal. Bajo el lema "Yes, we camp!", los organizadores de la acampada se unieron para protestar.

"La directiva del FC St. Pauli es un claro ejemplo del apoyo a los derechos humanos, la libertad de expresión y el derecho a manifestarse", comentó uno de los manifestantes.

Christoph Pieper explicó que "fue una noche muy pacífica con 130 invitados", "un grupo heterogéneo que seguramente también participó en los movimientos de paz contra las armas nucleares en la década de los 80".

Por su parte, Ewald Lienen salió del campamento en la mañana del viernes para acudir a una entrevista de televisión. Lienen aprovechó las cámaras para hablar del fútbol como un lugar idóneo para reivindicar la paz y la coexistencia democrática, la libertad de expresión y la diversidad.