Mañanas de radio y  viernes de perreo: Charlamos con EsaMiPau

Mañanas de radio y viernes de perreo: Charlamos con EsaMiPau

Un vistazo a la labor de esta locutora, deejay y gestora que está por cumplir 3 años de incitar al perreo en viernes.

Hace algunos años una niña no dejaba de escuchar una canción. Apretaba y apretaba el botón de play en un walkman triangular del que salían palabras en portugués: “ Chorando se foi quem um dia so me fez chorar / chorando se foi quem um dia so me fez chorar…”.

"Lambada" de Kaoma. Eso era lo que Paulina García escuchaba a solas cuando aún distaba de ser locutora, crear música y gestionar eventos para mover el cuerpo: antes de ser conocida como EsaMiPau.

Publicidad

“No tengo idea cómo llegó ese casete ahí pero era lo único que sonaba. Mi mamá me decía 'esos bailes son prohibidos', y yo así de '¿por qué?'. Obviamente después entendí que tenía una connotación bastante sexual. Otra canción que me daba mucha risa cuándo era chiquita era [No te metas con] 'Mi cucu' de La Sonora Dinamita. Hasta que tuve quince años entendí que 'cucu' era culo. Siempre me llamó la atención esa música con más jiribilla y sentido del humor”, recuerda Pau desde la sala de su departamento en la colonia Roma.

Aunque esa noche su semblante lucía tranquilo, se sentía cansada: acaba de volver de una boda que amenizó musicalmente. Además, estaba a la mitad de la planeación del tercer aniversario de la serie de fiestas que empezó gracias a un segmento de uno de sus programas radiofónicos: Viernes de Perreo, que sucede hoy viernes 8 de diciembre en el Foro Normandie, con Fuego, Álvaro Díaz y Yoga Fire.

Por eso se acomodó en el sillón, prendió un cigarro para relajarse y siguió contándome su cadencioso camino musical.

Abrir la boca y mover las manos

Hay dos momentos que pueden interpretarse como señales de lo que la vida le deparaba a Paulina: el primero era cada que acudía a la prepa a la altura de Constituyentes y Observatorio. Allí sintonizaba la señal de las primeras pruebas de transmisión de 90.9 donde “no había voces, solo música”.

Foto del autor.

El segundo fue su primera vez dentro de una cabina radiofónica. “Tuve un amigo que tuvo un programa en Exa. Un día me lo encontré y me invitó a su programa. No me acuerdo mucho de esa experiencia solo que dijo algo, me volteó a ver y yo abrí los ojos y cerré la boca. Me marcó mucho el hecho que de abriera el micrófono y yo no pudiera decir nada”, recuerda la fiel escucha de Radioactivo.

Publicidad

Estas dos situaciones - más el “consejo” de su mamá para que buscara algo que hacer mientras esperaba los exámenes de la Ibero – hicieron que Pau se presentara un día en la institución de Santa Fe, pidiera permiso para entrar y “vi en grande el [letrero de] 90.9… Entré a la estación un semestre antes de entrar a la carrera”.

Le costó trabajo. “Estuvo horrible porque te das cuenta que hablar es mucho más difícil de lo que crees. Una cosa es platicar con alguien y otra es pretender hacerlo con alguien que no tienes físicamente enfrente. Entonces tienes que razonar, platicarte a ti en alto, que puedas sonar coherente. No me salían las palabras, tartamudeaba, sudaba frío”, cuenta sobre sus primeros días como locutora en 2004. “Pero aprendí y ahora es lo que más me gusta hacer en el mundo”.

Otra actividad que Pau disfruta es estar tras las tornamesas. Desde allí se erige como representante del global bass ya que sus sets se decantan por el reggaetón, el tribal, la cumbia y el hip hop. Esta labor como deejay la ha llevado a estar frente a audiencias en Cuba, Alemania y Singapur, además de varias ciudades de México.

Por lo anterior, actualmente los días de Paulina nunca son iguales. Solo encuentra cierta rutina en sus mañanas que va a Rock101 para hacer un programa, pero sus tardes son inciertas: puede ir a junta con el equipo de Viernes de Perreo, trabajar para otra iniciativa, ver a sus amigos, tocar en algún sitio o clavarse en un artista nuevo. “Siempre ando viendo dónde puedo hacer cosas o rodearme de gente que me ayude a generar cosas chidas”.

Publicidad

Sacudir las caderas los viernes

Durante el primer Record Store Day en la Ciudad de México (2012), Paulina compró un compilado de dancehall de Soul Jazz Records: “En esa época, aunque ya era deejay, [EsaMiPau esDJ desde el 2006] lo único que conocía de dancehall era Sean Paul, que me gusta mucho. Regresé a escuchar dancehall con los artistas que venían en ese compilado. El reggaetón es un nieto revolcado del dancehall entonces era evidente… es cierto que todo en esta vida da vueltas”.

Vueltas porque a partir de ese compilado la fanática de Branko también regresó a escuchar a Daddy Yankee, Wisin & Yandel y otros reggaetoneros que oía en la prepa y de los que se había alejado en la universidad porque entrar a Ibero 90.9 la llevó a clavarse en el rock, “el corte de la estación”.

Otro aspecto que reforzó su revival tropical fue la existencia de las fiestas Day Off: “Justo en el segundo [Day Off] dije 'Claro, esto es lo que debería de estar tocando, está bien, es diferente'. A mí me gustaba muchísimo ir los domingos, a veces iba sola”. Pero esas fiestas dejaron de hacerse lo que supuso un hueco sonoro y recreativo para Pau.

Este vació persistió en ella hasta que creó Viernes de Perreo (VDP), primero como turno en Ibero y después, gracias a Disque DJ, una fiesta. “[Disque DJ] llegó y me dijo: 'Oye, me ofrecieron esta fecha en Bajo Circuito un viernes y así fue el primero que armamos. Ahí [Bajo Circuito] hicimos unos tres o cuatro hasta que fuimos a dar a Normandie. Ya llevábamos un rato platicando porque ya no había fiestas de Day Off, nada tropical. Había intentos muy en falso, no pasaba nada. Y se dio, fue sacarlo de la cabina”, recuerda García.

Publicidad

Desde ese primer Viernes de Perreo han transcurrido tres años. “Yo no creo que haya sido la primera en armar fiestas así ni nada. Así se dio, en un momento en que no había tanta oferta”, afirma Pau sobre su evento que fue de los primeros en incluir el termino perreo en el nombre.

Los artistas que han sido parte de VDP abarcan diferentes estratos: históricos como La Factoría; talento posicionado como Pablito Mix y Ghetto Kids; y gente en crecimiento como Maxx Gallo y DJ Mataputos.

Pero, a pesar del tiempo que lleva gestionando, Pau reconoce que está en pos de crecer y lo explica hablando del tercer aniversario que celebran hoy viernes 8 de diciembre en Normandie: “Está fiesta con Fuego, Álvaro Díaz, Yoga Fire, BrunOG y Trill House (además de Pau) es el primer evento grande que hacemos como Viernes de Perreo. La onda es hacer eventos de este estilo más hacia arriba y más hacia allá, para empezar a diferenciarnos de las otras fiestas y productos que hay, que no es que estén mal porque todos tienen una propuesta diferente: Perreo Pesado de Rosa Pistola es una cosa mucho más fuerte, mucho más barrio, y Perreo Millenial y 01-800 le dan a esa onda más del neoperreo. Está chido decir 'sí, estamos en las mismas' pero poder ofrecer otra cosa”.

Para Pau y sus VDP, aún sin conocimiento previo de géneros tropicales y artistas, lo importante es que la gente vaya a bailar, a divertirse para así “generar más apertura hacia los artistas, tolerancia. Es algo de lo que pecamos muchísimo: ¿Cuántos años no nos ha tomado no aventarle botellas o abuchear a los teloneros de cualquier banda?”.

Publicidad

Pero, ¿qué críticas ha recibido la gestora que sueña con ver a Tego Calderón?

“Yo con esa gente que de entrada dice 'reggaetón es igual a misógino'. Es así de 'güey, antes de que te quiera convencer de algo, ponte a escuchar y aprende la diferencia entre algo explícito y algo misógino'. Tienes que saber a quién le respondes y a quién no. Tienes que ser inteligente y saber a quién le das el tiempo de explicarle lo que estás haciendo. Al final del día el güey que tenga curiosidad de ir, irá”.

***

Hoy se celebra el tercer aniversario de Viernes de Perreo con un lineup de lujo que incluye a, además de EsaMiPau, a Trill House, Yoga Fire y BrunOG, a Álvaro Díaz y Fuego como headliners. La cita es en el Foro Normandie y acá puedes comprar boletos.

Sigue a Noisey en Facebook.