Munchies

Convierten árboles de Navidad en cerveza al norte del Pacífico

La cerveza debería saber como la mañana de Navidad, ¿por qué no?
Imagen del autor.

Esperaba Pinol. Pinol, o tal vez ese empalagoso aroma a pino que las compañías de desodorantes para auto creen que les gusta a las personas. Pero no fue eso. De ningún modo. Mi primera cerveza de abeto fue jugosa y con un dejo a melón. Era brillante y cítrica. Olía a las mañanas de Navidad. Estaba deliciosa.

Nunca había escuchado sobre una cerveza de abeto antes de viajar por carretera (y ferry) por la costa de Columbia Británica y Alaska el verano pasado. En el salón Postmark Brewing de Vancouver, lo evité por completo. Pero cuando llegué a Tofino Brewing Co en la isla de Vancouver, cerca de la famosa Reserva del Parque Nacional de la Cuenca del Pacífico , la curiosidad pudo conmigo.

Publicidad

La cerveza de abeto de Tofino Brewing Co se cosecha de la Pícea de Sitka que literalmente cubre la isla. "Es uno de nuestros productos de temporada más populares. Es una de esas cervezas que sorprende un poco", dice Heidi Fifield, gerente de ventas y distribución de la cervecería. Tomé todas las botellas que pude para llevar.


Relacionados: Este hombre quiere producir cerveza hecha de vagina


Dirigiéndome al norte de Tofino, sólo había píceas de sitka hasta donde alcanzaba la vista, pero tenía que llegar a Alaska antes de encontrar otra cerveza de abeto. En Ketchikan y Juneau, la Spruce IPA de Alaskan Brewing Company estaba en todas partes y me la bebí toda: en el arenoso bar de los años 30 The Potlatch y mientras escuchaba bluegrass en el hotel en operación más viejo del estado, el Alaskan. En la ciudad histórica de la fiebre del oro de Skagway, la Spruce Tip Ale de Skagway Brewing Company me mantuvo ocupado mientras el sol de medianoche ardía hasta altas horas de la noche.

Entonces, ¿estas cervecerías artesanales canadienses habían estado experimentando con recursos locales y así se tropezaron con algo increíble? O sea, si hay una cosa que Canadá tiene a raudales, son abetos. Pero resulta que la elaboración con puntas de abeto es una tradición norteamericana que data de al menos 500 años.

Antes de que los lúpulos se convirtieran en el ingrediente para amargar y aromatizar la cerveza, las cervezas en América del Norte eran gruits, ales sazonadas con hierbas como milenrama, artemisa y marrubio, el tipo de sabores que alcanzó su apogeo en la era colonial por buenas razones. En el noreste de EU y Canadá, los cerveceros añadían agujas de pino de abetos rojos y negros locales a sus ales. En la costa extrema del noroeste del Pacífico, usaban pícea de sitka.

Publicidad

Ya en el siglo XVI, los iroqueses de la región del río San Lorenzo de Canadá aconsejaron a los europeos carentes de vitamina C que evitaran las agujas, la cepa y las bebidas de abeto con escorbuto. En el siglo XVIII, la Royal Navy británica elaboraba cervezas de abeto durante sus exploraciones en la costa de América del Norte. Incluso Benjamin Franklin participó en el juego de elaboración de la cerveza de abeto: una variación de su receta original aún vive en los patios de Philadelphia Brewing Co's Poor Richard's Tavern Spruce Ale.

La pícea de sitka en la isla Vancouver. Imagen del autor.

En general, sin embargo, las cervezas de abeto actuales se parecen muy poco a las de antaño. "Muchas de las recetas de ale colonial requieren solamente píceas, no lúpulos, lo cual sería todo un reto para el paladar estadounidense", dice Randy Schnose, propietario de Spruce on Tap, una compañía que cosecha y vende píceas azules de Colorado y Engelmann a cerveceros y chefs. La mayoría de los fabricantes modernos de cerveza de píceas añaden los brotes tiernos del abeto a la cerveza lupulosa durante la fase de acondicionamiento final, por lo que el sabor termina siendo ligero, no abrumador.

Cuando estás tan al norte, hay una ventana estrecha cada primavera para recoger un nuevo cultivo de la pícea de sitka. Algunas cervecerías, como Tofino, las usan frescas y ponen su Spruce Tree Ale en el barril a principios del verano. Otras cervecerías de EU y Canadá usan el abeto en una cerveza navideña invernal como la Winter Ale de Alaskan Brewing Company, o la Cranberry Spice Juice Ale que Randy Schnose y su compañía preparan en la fábrica de cerveza de Pagosa Springs, Colorado, Riff Raff.

Publicidad

Relacionados: Hombre abre cerveza en el techo de un tren y se vuelve viral


Y dependiendo de dónde te encuentres, las ales de abeto saben diferente. Hay más de 30 especies de píceas y cada una tiene un perfil de sabor distinto. La pícea azul de Colorado es más penetrante, dice Schnose. "Ofrece una característica potente muy fuerte. Sitka es una característica mucho más suave ".

De vuelta en California, donde todavía no aparecen las cervezas de abeto en las cervecerías artesanales locales, el aroma de los árboles de Navidad me atormenta. Claro, se ven bonitos, pero es difícil ver abetos de la misma manera una vez que sabes que son mucho más que un adorno. Los abetos están destinados a algo más grande. Algo más delicioso. Algo con alcohol