Maradona: Golazos, no balazos
Ilustración por Vice.
VICE NOTICIAS

Golazos, no balazos. Ya ven a Maradona como embajador de Sinaloa

Algunos corresponsales extranjeros dejaron en segundo plano la nota roja para ocuparse de las peripecias del argentino, quien podría ser una alternativa para cambiar la imagen violenta de la tierra del Chapo Guzmán.
31.10.18

Artículo publicado por VICE México.

Cuando comenzaron los rumores sobre la posible llegada de Maradona a la dirección técnica de los Dorados de Culiacán, la mayoría creyó que se trataba de una broma. Otros pensaron que, si los Gallos Blancos de Querétaro habían logrado fichar al brasileño Ronaldinho, cualquier cosa podía pasar. Y sucedió.

La noticia llegó desde Dubai el 6 de septiembre, con escala en los principales medios europeos y un fastcheck en los diarios argentinos más cercanos al Diego, como le llaman cariñosamente. Todo era cierto: Diego Armando entrenaría al equipo de segunda división del futbol mexicano, asentado en una ciudad convulsionada por la violencia.

Dos días después del anuncio, el astro del balón llegó al Aeropuerto Internacional de Culiacán y puso los ojos del mundo sobre la capital sinaloense. Han pasado casi dos meses desde entonces, y si bien el escándalo de su contratación no fue suficiente para opacar las noticias de violencia ni cambiar el ánimo social, Maradona armó una jugada que pocos vieron llegar y provocó un giro en la cobertura que la prensa extranjera realiza de México y especialmente de Sinaloa.

La personalidad del diez, sus declaraciones siempre polémicas y el mito que envuelve su regordeta figura, se convirtieron en gambetas fuera de la cancha para eclipsar la figura del Chapo Guzmán ante la prensa mundial.

Hoy, en Italia, Argentina, Alemania y España se habla más de los bailes con que celebra los triunfos del “Gran Pez”, de los ajustes tácticos que realiza y sus posibilidades de ganar el campeonato del Ascenso MX. Este cambio de paradigma significa un respiro para la imagen de una región copada por la violencia, a donde los periodistas extranjeros sólo llegaban atraídos por la narcocultura y su parafernalia.

Hablan de las rodillas de D10S

Hace más de 15 años que Maradona dejó las canchas, pero fuera de ellas sigue jugando como ninguno. Solo una figura de su calibre era capaz de darle un giro a las notas que salen desde “la tierra de los once ríos”, como se le conoce a la entidad mexicana.

‘México, la muleta no detiene a Maradona’. Así titula el diario italiano La Repubblica su último reporte sobre el excapitan del Napoli, al que el diario Corriere Della Sera también le hace marca personal. Más allá de la pleitesía que los transalpinos le rinden al ‘pibe de oro’, en las noticias hablan de México, pero no sobre drogas y asesinatos, sino del futbol que se juega acá.

Otros que lo conocen bien, son los reporteros de la cadena inglesa BBC y tampoco quisieron quedar fuera de la cobertura. ‘Maradona da la mano al equipo Dorados de México’, fue la cabeza de su nota sobre el acuerdo al que llegaron el argentino y el club propiedad del polémico empresario y político, Jorge Hank Rhon.

En España, pero específicamente en Cataluña, también siguen de cerca los movimientos de Diego, tal como lo hicieron con Josep Guardiola cuando decidió colgar las botas en los mismos Dorados. En medios como Mundo Deportivo, La Vanguardia y El Diario de Catalunya están pendientes de los trajines que ocurren en Sinaloa, pero más que una nota roja, buscan noticia en sus palabras, especialmente si atiza contra su compatriota Lionel Messi.

La prensa de Alemania, que ha publicado varios y variados reportajes sobre la narcocultura y la guerra contra las drogas en México, ahora está más atenta al curso de Dorados y la influencia del argentino. “¿Qué quiere él allí? ¿Y qué quiere el club de él?”, pregunta Juan Moreno, reportero de Der Spiegel en un amplio texto titulado ‘La parodia de Dios’, donde hablan de sus alcances deportivos como DT.


Disparan violencia sexual y doxeo contra mujeres que hacen política.


Marcos Vizcarra, reportero del periódico Noroeste, explica a VICE que si bien Maradona no generó un vuelco en las noticias que consumen sus paisanos, medios de todo el mundo, principalmente de Argentina, han puesto sus ojos en Sinaloa y últimamente salen mucho en diarios como el Olé, donde no pierden tiempo para destacar sus logros, por mínimos que sean.

La prensa argentina es la más interesada. No quieren perder ningún detalle de su máximo ídolo y diarios como El Clarín incluso tienen un corresponsal en la capital sinaloense, para saber qué come, dónde vive y quiénes rodean al Diego. Los reportes enviados desde México hacia sudamérica no hablan de los 50 kilogramos de crystal meth asegurados por el Ejército en el municipio de Badiraguato un día antes de su debut, prefieren comentar los pormenores de la salud de las rodillas del veterano.

Al menos hablan de Sinaloa de otra cosa que no sea el narco, que no sea la violencia”, dice Vizcarra y añade que también corresponsales de la cadena catarí, Al Jazeera, se han dado cita para tener los últimos detalles de Maradona.

A casi dos meses de su llegada a Culiacán, todavía no quedan claros los motivos del Pelusa para trabajar en Sinaloa, donde su legado deportivo podría convertirlo en un modelo aspiracional para la niñez, por encima del ánimo por imitar a narcotraficantes, y recomponer de paso la trastocada imagen de un estado que proyecta violencia. Sin importar lo que suceda, quienes más se benefician con la figura del argentino son las autoridades del estado.

Aquí todo sigue igual

Mientras la agencia francesa AFP ha dado un largo seguimiento a los pasos de Maradona en Sinaloa, incluso con un enviado en la capital sinaloense, en medios locales como El Debate, El Sol de Sinaloa o Noroeste las noticias se mueven poco a nada. El béisbol sigue siendo el deporte más popular, los Tomateros de Culiacán siguen teniendo más hinchas que los Dorados y los asesinatos se reportan diariamente.

Aunque ahora la cobertura de Dorados es abundante por la presencia de medios nacionales y la relación entre prensa-club mejora, fuera del futbol, la inseguridad sigue pegando fuerte. De hecho, el día de su llegada, fue ‘recibido’ con el asesinato de un extranjero, a quien mataron para robarle el automóvil en un fraccionamiento al sur de Culiacán. El mismo día se reportó una persecución con balacera incluida y dos días después un hombre fue tiroteado en la calle, mientras jugaba videojuegos.

“En Sinaloa ni Maradona detiene la violencia, lamentablemente”, comenta Miriam Ramírez, reportera del semanario Río Doce, quien explica que ni siquiera la primera semana de D10S en territorio culichi se redujeron un ápice los delitos.


Yo fui porro: una fiesta de puñetazos y puntapiés.


Como si la inseguridad no fuera suficiente para bajar la efervescencia por el exjugador, el impacto del huracán Willa –un día antes de su llegada a México–, el cual dejó parte de la ciudad inundada, atrajo toda la atención mediática entre los sinaloenses, más preocupados en sobrellevar las inclemencias del clima que en cantar los goles en el Estadio Bancomer.

Cuestionada sobre la imagen que proyecta Sinaloa a nivel internacional con la presencia del cebollita, comenta que ser la sede del cártel de Sinaloa, o la ciudad del capo más importante del mundo, es un estigma que no se quita tan fácilmente. “Creo que es bueno que se hable de otros temas, pero tampoco podemos dejar de hablar de la realidad, porque la violencia es una realidad en Sinaloa”, señala la reportera sinaloense a VICE.

Respiro social

En Argentina ya se habla de que la aventura sinaloense de Maradona podría concluir pronto e incluso que recalará en la isla de Cuba, donde tiene gratos recuerdos a lado del extinto Fidel Castro. A la espera de saber si continuará como preparador de Dorados, su sola presencia ya hizo más que la Secretaría de Turismo en una de las entidades más afectadas desde que inició la guerra contra las drogas en 2006.

Este respiro de alcances mundiales que supuso su llegada, con todo y el favorecedor cambio de paradigma en las coberturas de la prensa extranjera, podría ser, a decir de la especialista Arlene Ramírez-Uresti, el mejor legado que Diego podría dejar el día que decida poner fin a su periplo en Sinaloa.

La internacionalista doctorada en la Universidad de Norwich considera que mientras esté en el país se debería aprovechar su liderazgo, tan polémico como genuino, como sucedió cuando hizo un llamado de ayuda para todas las personas afectadas por las inundaciones.

“Favorece mucho el liderazgo que él tiene, sobre todo a nivel local para poder transformar un poco el tejido social, para que los niños tengan una figura de aspiración diferente. No todos los días vemos a un ídolo del futbol con las proporciones de Maradona”, indica Ramírez-Uresti a VICE, y agrega que Diego podría fungir como un excelente embajador extranjero para el turismo… si habla de lo bien que le va en México.

Enrique Alvarado en Twitter: @kikin_agz

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs