Ganadores y perdedores de Rock al Parque 2018
Foto por:Pablo David |Noisey en Español

Ganadores y perdedores de Rock al Parque 2018

Lo bueno y lo que hay que mejorar ad portas de los 25 años del festival de rock gratuito más grande de la región.
22.8.18

Y aquí estamos una vez más. Rendidos pero satisfechos. Con el retumbe de canciones que nos quedaron grabadas en la cabeza y los recuerdos aún frescos de lo que sucedió, una vez más, durante los tres días del festival gratuito más grande del continente, nuestra fiesta anual: Rock al Parque.

Ad portas de sus edición número 25, su primer cuarto de siglo y uno de esos momentos esperados y definitivos que marcarán la historia del evento, decidimos hacer nuestro acostumbrado balance de lo que pasó, lo bueno, lo no tan bueno y lo que vale la pena mejorar. Sobre todo esto, teniendo en cuenta el fiestón que se nos viene en el 2019.

Publicidad

Empecemos

Ganadores

La distribución del espacio

Foto: Mateo Rueda |Noisey en Español

Aunque para algunos pueda haberse “gomelizado” el festival por el hecho de incorporar zonas de descanso, hamacas y parchaderos, creemos que así como los públicos van creciendo, se van diversificando y van atrayendo a una nueva generación, así mismo el festival debe evolucionar y no tiene nada de malo que se transforme en pro de sus asistentes. Y bueno, no tener un trancón de gente en la zona de comidas estuvo pleno.

El público metalero

Foto por: Pablo David G |Noisey en Español

Y en general todo el público que asistió masivamente. A pesar de las acostumbradas críticas sobre el cartel, el público se está congregando, está apoyando y sintiendo nuevamente este festival como parte suya. Al público metalero hay que reconocerle que está ahí para no dejar morir la tradición y está obligando a que la industria musical y cultural se empiece a repensar para dar el siguiente paso.

Las apuestas musicales del extranjero

Foto por: Mateo Rueda |Noisey en Español

Es claro que los headliners son fundamentales para el público, pero este año hubo bandas como HMLTD Jupiter & Okwess, Kadavar, The Inspector Cluzo, Bala, Liniker, Chico Trujillo, Descartes a Kant, que la rompieron y que demostraron que está bien tomar riesgos, que la gente responde y que también parte del crecimiento de las audiencias es darles música nueva para descubrir en un lugar al que normalmente van por actos específicos. Las grandes sorpresas de este festival fueron justamente actos que no teníamos en el radar.

La diversidad

Foto por: Pablo David G |Noisey en Español

La bandera de la diversidad es algo que siempre estaremos orgullosos de ver izada y reflejada entre las tarimas. Nada más lindo que ser testigos de ese encuentro de culturas, de esas formas diferentes de ver la vida, de esas formas diferentes de vestirse unidas gracias a la música y respetándose entre sí porque esta es nuestra más fuerte resistencia.

Ship

Foto por: Mateo Rueda |Noisey en Español

Lo habíamos dicho y lo repetimos: Puede que muchos hayan visto en SHIP a una banda con un cantante disminuído con los años y un parkinson encima, pero Jorge Barco y su grupo hicieron un show más que formidable, dándole su lugar en la historia al rock progresivo criollo y presentando ese material ochentero por el que son una banda de culto en la escena nacional.

El clima

Foto por: Mateo Rueda |Noisey en Español

¡No llovió! Eso siempre hay que celebrarlo.

La resistencia

Foto por: Mateo Rueda |Noisey en Español

Fue increíble ver cómo bandas y público unieron sus voces, sus pensamientos, sus inconformidades en Rock al Parque. Las tarimas y las asistencias de más de 60.000 personas eran una oportunidad única en un momento de incertidumbre en el país. El reconocimiento de los líderes sociales asesinados, el llamado a unir la voz en causas como el aborto libre, las críticas al gobierno de acá y los del mundo. Varios gritos empoderados que celebramos porque en espacios donde podemos hacer eco a las causas sociales justas es necesario hacerlo.

Zona de emprendedores

Publicidad

Gran iniciativa. Visibilizar el trabajo de gente que le mete la ficha y no solamente darle espacio a las activaciones de grandes marcas es algo que aplaudimos.

Ojalá hayan vendido harto.

Perdedores

El perifoneo

Foto por: Mateo Rueda |Noisey en Español

Y no por sus gritos pasados de decibeles en el Escenario Plaza, por sus recomendaciones de no colarse en Transmilenio o sus mensajes de saludo del Alcalde Peñalosa que terminaban en rechiflas, sino por su falta de encontrar un momento adecuado para despedir las bandas. En momentos de euforia entre el público y la banda, a veces se cortaba abruptamente el sonido para que entrara la voz del anfitrión y no era chévere. Sabemos que todo se hace contrareloj, pero unos segunditos más de euforia no le retrasan el orden a nadie.

El público del tercer día al inicio del festival

Si bien las plazas estuvieron llenas al cierre de los tres días, el inicio, un poco más tempranero que las jornadas anteriores, no estuvo tan chévere. Bandas como Ginger y los Tóxicos y Militantex terminaron tocando frente a un número diminuto de gente. Por no madrugarle se perdieron de dos shows brutales.

El sonido

Foto por: Sebastián López |Noisey en Español

Sigue pasando que hay sobrecarga de los equipos, fallas en las plantas de luz, problemas con instrumentos y pues no es chévere 60.000 personas abucheando algo porque no salió bien, a ratos las pantallas quedaban en negro, no funcionaban los visuales, en fin. Es algo que se ha repetido y que no debería.

La gente que hizo más show por Pussy Riot que las mismas rusas en tarima

Foto por: Mateo Rueda |Noisey en Español

Hay que aclarar un par de cosas para aquellos que salieron emputados a atacar la presentación del Colectivo en redes sociales.

  • Que si Pussy Riot se presentó el mismo día en Edimburgo y en Rock al Parque: Sí, lo hizo porque Pussy Riot no es una banda sino un colectivo del que hacen parte muchas personas.

  • Que fue una estafa y cualquiera se pudo poner una máscara y subirse a cantar: Ellas mismas lo dijeron en su presentación al otro lado del charco y en sus redes sociales: “No existe tal cosa como un Pussy Riot real, cualquiera puede ser un Pussy Riot”. Aparte la presentación en Colombia fue con Nadia Tolokónnikova una de sus figuras visibles más importante desde los inicios.

  • Nadie en Edimburgo se estuvo quejando de lo mismo que berrearon acá. ¿Será porque allá si se entiende lo que es un Colectivo?

  • Que “eso era una electrónica toda asquerosa y queríamos punk y rock”. Amigos, estamos dejando de lado lo importante, el discurso, el show y el hackeo que estuvieron presentando en el festival pudo haber sido en música ranchera y hubiese sido el mismo.

  • Que mucho playback: Sí.

Publicidad

Los puntos de hidratación que se acabaron temprano

Foto por: Mateo Rueda |Noisey en Español

Como dicen por ahí: Muy rico, pero muy poquito.

Los desmayados

Sobre todo para estos pobres personajes que atrapados entre la multitud se bajoniaron, hubiera sido bueno tener más puntos donde echarse aguita y pasar la pálida.

No contar con Échele Cabeza en el evento más masivo del año

Amigos del distrito, el consumo responsable y la educación social alrededor del mismo no puede ser solo un privilegio de la gente que va a los festivales privados. La falta de agua, los desmayos, y lo que logra colarse al festival puede tener un final muy diferente con testeos y consciencia en la gente sobre lo que se están metiendo. Recuerden: No es incentivar el consumo, es tratarlo de una manera adecuada.

Los ladrones

Se nos siguen colando señor agente.

Sugerencia

El Escenario ECO

Foto por: Sebastián López |Noisey en Español

En los últimos años hemos visto actos increíbles en la tarima más pequeña del festival. Y así mismo hemos visto su crecimiento. Tenemos que dejar de pensar en este lugar como algo de paso, como música ambiente mientras la gente va a las tarimas grandes. Estamos desaprovechando el potencial de este espacio y hay que pensar en que la apuesta curatorial esté a la altura y se piense este como un escenario igual de importante. El tema del sonido hay que pulirlo, el tema del acceso a prensa (para los fotógrafos, no para la farándula) hay que pensarlo, el tema de acceso a personas con discapacidad, en fin, es una sugerencia.