Television

Entrevistamos al protagonista de 'Better Call Saul'

El actor y comediante Bob Odenkirk se sentó con VICE para charlar sobre la culpa católica, sobre por qué las entrevistas apestan, y su deseo de cambiar el pasado.
31.5.17
Bob Odenkirk (Foto de Michelle K. Short y cortesía de Netflix)

Este artículo se publicó originalmente en VICE Canadá

Si eres un nerd de la comedia, hay una posibilidad muy grande de que Bob Odenkirk tenga que ver con eso –desde su trabajo en Saturday Night Live hasta el infame Mr. Show, hasta hacer que Tim and Eric: Awesome Show, Great Job fuera un éxito.

Platiqué con la estrella de Breaking Bad y Better Call sobre la muerte, la depresión, y la culpa católica. Cosas muy divertidas.

Publicidad

VICE: ¿Cuándo fue la ultima vez que dijiste que "no" a algo relacionado con tu carrera?
Bob Odenkirt: Hace cuatro días. Dije que no a tres posibles guiones para una película. Todos estaban bien escritos. Uno era un proyecto con un gran perfil, pero probablemente no siento el impulso interior de trabajar de la manera en que un actor normal lo haría. Yo no empecé siendo actor, como sabrás. No fue hasta hace unos años que empecé a trabajar como actor. Antes de eso, principalmente era escritor y productor o director, pero sobre todo escritor. Así que soy nuevo en esto.

Siempre pienso: "¿Qué escribiré hoy?" ese es mi motor principal. Para mí, un gran guión –y cuando le puedes sacar algo maravilloso como actor– es cuando tu personaje tiene un sentido de consciencia propia. No necesariamente se tiene que adaptar. No tiene que crecer. Simplemente que en el transcurso de tu presencia en la pantalla o en las escenas, si es más largo, que tenga un sentido de sus propias limitantes, de su propio punto muerto. Es algo maravilloso. Siempre estoy buscando eso en un guión, incluso para un papel secundario. Como el papel que interpreté en Nebraska o definitivamente como el que hice en Fargo. Estos tipos tenían una actitud frente a la vida.

Bob Odenkirk (Foto de Michelle K. Short y cortesía de Netflix)

¿Preferirías cambiar un día de tu pasado o ver un día de tu futuro?
De mi pasado. Un día de mi pasado.


Relacionados: Hablamos con Debbie Harry vocalista de Blondie


¿Algún día en particular?
No te puedo decir qué es. Nunca te diría. Si eso te dice algo de mí, te ha de decir que crecí siendo católico. La vergüenza y la culpa están muy presentes en mi mente, y son más grandes que cualquier sueño de mi futuro. Siempre deseas que pudieras cambiar el pasado.

¿Te gustaría experimentar la muerte si te garantizan que puedes regresar a la vida?
No, no creo. Estoy bien con el hecho de que lo averiguaré cuando sea momento de averiguarlo o de no averiguar nada. No creo que sea una buena idea saber si de alguna forma sigues existiendo. No sé en qué clase de persona te convertirías. Creo que la idea de vivir basado en la incertidumbre es algo más convincente.

Publicidad

¿Cuánto tiempo crees que durarías en el espacio?
Seis días. Después creo que diría: "Regrésenme a la Tierra de mierda. Ya estoy harto de esto. Quiero hacer cosas. Quiero caminar. Quiero estar ahí. Quiero ver gente y escuchar historias. No quiero ser lo que rellene esta cápsula".

Si pudieras vivir en alguna época, ¿cuál escogerías?
Tendría que ser después de que inventaron el aire acondicionado. Así que sería por ahí de 1948. Los 50 no fueron buenos por muchas personas en esta Tierra. Hoy en día es una mierda. Los 70 fueron horribles y asquerosos. Normalmente todo es asqueroso. Creo que me iré por finales de los 60. Sé que pasó lo de Vietnam, y probablemente a mí me hubieran mandado a Vietnam, pero hubo un descubrimiento propio maravilloso y cosas muy buenas. Había jacuzzis en Hollywood; todo era muy cool, la acción. Yo creo que sí me quedo con el final de los años 60 también por, ya sabes, la cerveza y el LSD, todo ese ambiente.

¿Cómo crees que te vas a morir?
De cáncer. Le voy a apostar al cáncer de huesos porque es una puta pesadilla horrible. Así murió mi padre.

¿Cuál ha sido tu peor etapa?
Cuando estaba en Saturday Night Live no estaba tan bien. Fue una experiencia muy dura para mí, por muchas razones que tienen que ver con el tipo de persona que soy y los problemas personales que tenía en ese momento. Estaba muy solo en Nueva York, y el programa me estresaba mucho. Pero esa no fue mi peor etapa. Nada más fue un mal momento. Mi peor etapa fue cuando el desarrollo de mis proyectos como escritor o productor en Hollywood se quedaban como eso, sólo un proyecto que no llegaba a nada. Estuve así durante varios años después de Mr. Show. Lo superé, y ciertamente tuve muchos proyectos que pude escribir o incluso a veces grabar como piloto. Pero el hecho de que nunca se llevaron a cabo de ninguna manera, es lo que realmente te deprime, y es difícil luchar contra la amargura en ese momento, y yo tuve que luchar contra ella.

¿Qué tan seguido mientes en las entrevistas?
No miento del todo. Tengo opiniones sobre cultura y política y normas sociales y toda esa mierda. Tengo muchas opiniones. Creo que las expreso en Mr. Show con mucha claridad. De verdad pienso que ese programa nos reflejaba muy bien a David Cross y a mí. Como actor, tengo que tener mucho cuidado. En realidad no miento, pero tengo cuidado cuando expreso mi opinión sobre Donald Trump o cosas por el estilo, porque si aún fuera el productor de Mr. Show, entonces me sentiría mucho más libre de ser cortante o claro sobre mis sentimientos más fuertes. En este caso, creo que tengo que tener un sentido de auto-conciencia sobre cuál es mi papel aquí. ¿Me entiendes?

Ni siquiera es ser cuidadoso. Creo que es cuestión de serle fiel a la etapa en la que estás. Comprender cuál es esa etapa, dónde estás y tratar de trabajar dentro de los límites de eso. ¿Qué tal eso para una respuesta política?