Identidad

Pregúntale a una puta: ¿Reducirás el precio de tus servicios cuando envejezcas?

Hace casi cinco años que soy prostituta. Mucha gente se pregunta cómo debe ser trabajar como puta, creo que la mejor forma de averiguarlo es preguntarle directamente a una.
14.11.16
Fotografía de Mai Oltra

Hace casi cinco años que soy prostituta. Di el paso porque me atraían las condiciones y las experiencias que podía aportarme este trabajo. Hoy en día ofrezco un modelo de cita llamado "girlfriend experience" en donde busco conectar con mis clientes y que disfrutemos juntos. Mucha gente se pregunta cómo debe ser trabajar como puta, creo que la mejor forma de averiguarlo es preguntarle directamente a una.


Hola Natalia,

Me han ofrecido en varias ocasiones dinero por servicio sexual. Voy tan, tan mal de pasta que no veo mal empezar a sacarme algo por esta vía pero hay algo que me da muchísimo miedo… ¿Y si no se respeta lo acordado con el cliente? ¿Y si estoy quedando para una cosa y resulta ser otra? ¿Y si acabo violada o desaparecida? Te escribo porque necesito de tu opinión, verdaderamente. ¿Qué me recomiendas hacer? ¿Hay alguna página web o zona segura dónde hacerme un perfil seguro para el trabajo sexual?

Publicidad

Lo primero que te aconsejaría es que trabajes de forma autónoma y no para terceros. De esta forma pones las reglas tú, nadie se queda un porcentaje de tus ganancias y tus condiciones laborales no dependen de intereses ajenos. Busca en Google palabras como "putas", "escorts" o "acompañantes" junto a la cuidad en donde vas a trabajar para encontrar las webs de contactos que mejor funcionan. Pasa algunos días mirando anuncios, webs y redes sociales de compañeras para hacerte una idea de cómo funciona el mercado y piensa en qué tipo de experiencia quieres ofrecer tú. Inspírate en anuncios de compañeras para crear el tuyo y ponlo en la web que tenga más coherencia con el tipo de clientes que quieres tener.

A la hora de trabajar, ten las citas en sitios donde tú estés en control, ya sean hoteles o en pisos de alquiler, si es la segunda opción procura no estar sola, o crea la ilusión de que estás acompañada. Te recomiendo que no acudas a domicilios y que no subas en coches de desconocidos, pero si decides hacerlo, que alguien de confianza tenga apuntada la matrícula o la dirección completa. Verifica en Internet el número de teléfono y/o el correo de tu posible cliente para asegurarte de que no está en alguna lista negra por malas experiencias con compañeras. No contestes números ocultos. Cobra al inicio de la cita. Antes de concretar el encuentro, pacta con claridad la duración de éste y recuérdale las prácticas que haces y las que no. Pregúntale si hay algo que quiera compartir contigo o si está buscando algo específico, así evitarás sorpresas cuando esté delante de ti. Ten a alguien pendiente de la hora en la que se supone que terminas de trabajar. Y, sobre todo, fíate de tu instinto. Si alguien te hace sentir incómoda o te transmite desconfianza, ten muy presente que no tienes que aceptar quedar con esa persona. Las condiciones las marcas tú, no normalices faltas de respeto ni desprecios, tu trabajo como puta no es atender a hombres misóginos.

Publicidad

Todas las preocupaciones que tienes sobre tu seguridad yo también las tenía. Si te sirve para quedarte más tranquila, estadísticamente hablando, es más probable que te agreda una pareja o un familiar a que lo haga un cliente. Ya lo decía Beatriz Espejo contestando a las abolicionistas que demonizan a nuestros clientes: "¿Te crees que tu marido va a pagarme a mí por maltratarme quince minutos cuando puede maltratarte gratis a ti toda la vida?"

Hola Natalia,

Hace tiempo que quiero contratar los servicios de una prostituta pero tengo miedo de estar financiando mafias o alguna situación de abusos. ¿Cómo puedo estar seguro de que la profesional lo hace porque quiere?

Si yo contratara una prostituta, procuraría que no hubiera ningún intermediario entre nosotras. Quiero que sea ella quien me cuente sus condiciones y que ella decida si quiere o no quedar conmigo. Si quedamos en un piso, no quiero que una tercera persona me reciba y el dinero se lo entregaría en mano únicamente a ella. Esto significa que evitaría clubs de carretera, agencias y prostíbulos. Pese a que creo que es legitimo ofrecer a las prostitutas este tipo de servicios en publicidad, alojamiento y captación de clientes, todas las experiencias que he conocido de otras compañeras en esos sitios, hablan de explotación laboral y es ahí en donde es más probable que haya víctimas de trata.

Quienes montan estos negocios no se caracterizan por una ética laboral justa ni porque les importen los derechos de las mujeres. Se suelen quedar con al menos la mitad de lo que ganan ellas por cliente, en muchas casos coaccionan a las chicas para que trabajen más horas, para que acepten todo tipo de hombres o para que hagan practicas sexuales que no quieren. También tenemos que tener en cuenta la situación actual de la prostitución en España. Estas "empresas" no suelen estar controladas, funcionan fuera de la ley o se aprovechan de vacíos legales. Además, las mujeres que se prostituyen sufren un estigma tan grande, social e institucional, que es muy probable que nunca denuncien si se encuentran situaciones de abusos.

Publicidad

Si el gobierno reconociera a las prostitutas como trabajadoras, sería más fácil saber cuando una mujer elige esta profesión de forma voluntaria, pero hasta que eso llegue, creo que es más seguro contratar a chicas que gestionan su trabajo de forma independiente.

Buenas Natalia,

A medida que envejezcas y tu cuerpo vaya alejándose de los estereotipos de belleza, ¿vas a ir reduciendo el precio de tus servicios?

Cuando empecé a considerar la prostitución, una de mis principales inseguridades era no sentirme suficientemente atractiva y femenina. Pensaba que para tener éxito como puta era necesario estar maquillada, usar tacones y tener un cuerpo de modelo de Victoria's Secret, algo que nunca ha tenido sentido conmigo. Luego de unos cuantos años trabajando, puedo decirte que no hay un único tipo de belleza válido para ser prostituta.

En mi caso personal, he decidido que el valor de la experiencia que ofrezco no radique en lo firme que tenga el culo o las tetas. La prostitución no va exclusivamente de hombres que pagan para follar con mujeres que tienen cuerpos de una belleza normativa, muchos buscan la compañía de alguien que los entienda. Algunos clientes no quieren tener citas con mujeres que podrían ser sus hijas y prefieren a alguien de una edad cercana a la suya. Es indiscutible que el carácter de una mujer mayor siempre será más rico en vivencias y cultura del que suele tener alguien de veintipocos.

Tenemos que empezar a entender que la prostitución es un trabajo, y como tal, es muy diverso en su oferta y demanda. Desde luego existen hombres que solo buscan una cara tierna o que tienen la fantasía de estar con una "teen", pero también están aquellos que desean disfrutar junto a una mujer madura con amplia experiencia sexual y fantasean con un encuentro junto a una MILF. Hay putas de todas las edades, tamaños, formas y colores, todas tienen su público. Entonces, ¿cómo le ponemos precio a nuestro tiempo? Quizás eso lo responda en una próxima columna.


¿Hay algo que siempre has querido preguntarle a una puta? Puedes enviarme ahora tus preguntas aquí.