Publicidad
Broadly

Esta chica de 14 años ha demandado a Facebook por porno vengativo

Un juez de Irlanda del Norte dictaminó esta semana que Facebook deberá responder ante las acusaciones de que no fue capaz de impedir que una imagen indecente de una menor de edad apareciera repetidamente en su sitio web. Una experta en seguridad en...

por Sirin Kale
15 Septiembre 2016, 7:15am

Stocksy via Mattia Pelizzari

Una chica de 14 años residente en Irlanda del Norte va a llevar a la red social más importante del mundo ante los tribunales en un caso que implica imágenes ilegales de una persona menor de edad.

La chica —cuyo nombre no se ha facilitado debido a su edad— ha demandado a Facebook y al hombre que publicó una imagen indecente en ese sitio web. Alega que Facebook no consiguió impedir que la imagen apareciera en múltiples ocasiones en su plataforma después de que le hicieran chantaje con ella.

La fotografía fue publicada repetidamente en una "página de la vergüenza" de Facebook entre noviembre de 2014 y enero de 2016, según el periódico Irish News. Sus abogados compararon la publicación de la imagen con una forma de abuso infantil, argumentando que la compañía debería haber utilizado su tecnología de ADN fotográfico para identificar la imagen y evitar su publicación.

Facebook trató de que se desestimara el caso, afirmando que siempre habían retirado la imagen una vez denunciada. La chica busca una indemnización por mal uso de información privada, negligencia y quebrantamiento de la Ley de Protección de Datos.

Te puede interesar: La lucha para combatir el porno vengativo

El pasado martes, un juez frustró el esfuerzo de Facebook por que el caso saliera de los tribunales y se espera que en unos meses se inicie un juicio completo. Un portavoz de Facebook dijo a Broadly: "No hay lugar para este tipo de contenido en Facebook y lo eliminamos cuando se denuncia. Como se señala en nuestros Estándares de Comunidad, la desnudez y la explotación sexual están totalmente prohibidas. Los usuarios pueden emplear los enlaces de denuncia que pueden encontrarse en todos los contenidos del sitio y nuestros equipos de revisores dedicados exclusivamente a esa tarea repasan inmediatamente las denuncias y emprenden la acción necesaria si el contenido contraviene nuestros estándares comunitarios. Nos preocupa profundamente proteger la seguridad de las personas y trabajamos junto con asociaciones benéficas, académicos y expertos de todo el Reino Unido e Irlanda para desarrollar programas básicos de educación y ayudar a crear un entorno en el que todo el mundo se sienta a salvo".

En su punto central, el problema gira en torno a si Facebook debería responsabilizarse de todo el contenido que aparece en su sitio web: ¿es una editorial, o una plataforma tecnológica que agrega los contenidos de otras personas? En este momento, la empresa se basa en una ley norteamericana que dice que Facebook no debería tener que supervisar todo lo que se publica en el sitio. Si el tribunal de Belfast falla a favor de la niña de 14 años, eso podría cambiarlo todo.

Facebook —junto con todos los demás gigantes de internet como Google y Twitter— ha sido acusado de inacción en lo relativo a la protección de las víctimas de venganza. En un caso sucedido en 2014 que implicaba imágenes pornográficas modificadas con Photoshop, un tribunal desestimó la demanda por 123 millones de dólares que una mujer de Texas interpuso a Facebook. Ese mismo año, los abogados que representaban a las celebridades situadas en el centro de las fugas de información de iCloud amenazaron a Google con emprender acciones legales, acusando a la compañía de no haber "actuado de forma rápida y responsable para eliminar las imágenes".

Te puede interesar: Cómo proteger tus selfies en pelotas contra exparejas vengativas y trolls

Aunque el porno vengativo es un fenómeno bastante arraigado, las denominadas "páginas de la vergüenza" son una tendencia relativamente nueva. "Son páginas creadas con la hostil intención de avergonzar y mortificar a la gente", explica la Profesora Sonia Livingstone, de la Escuela de Económicas de Londres. Livingstone es experta en seguridad infantil en internet y ha aconsejado al gobierno británico en sus políticas al respecto.

"A menudo las fotos se han obtenido mediante chantaje, o han sido entregadas por la víctima en un momento de ingenuidad de algún tipo". Una vez que las imágenes aparecen online, es casi imposible retirarlas. "Facebook puede usar su tecnología para rastrear todo lo que se publica en su sitio web", afirma, pero no son capaces de impedir que la gente haga una captura de pantalla de las imágenes y las publique en otro sitio.

En última instancia, el problema es más amplio que una red social o un caso en los tribunales, por muy pionero que este sea. "Todos los colegios están teniendo que lidiar con estas 'páginas de la vergüenza' varias veces al año", explica Livingstone. "Se producen ese tipo de epidemias que de pronto circulan por ahí y se mantienen durante algún tiempo".

¿La solución? "Necesitamos educación sexual y educación en materia de relaciones interpersonales obligatorias en todas nuestras escuelas. Es preciso educar a los niños a partir de la educación secundaria acerca de los peligros del porno vengativo y de las imágenes indecentes".