actualidad

Muy rubias y demasiado jóvenes: por qué todas las novias de Leonardo DiCaprio son así

Analizamos todos los pasos, desde la primera cita en Cannes al inevitable relevo por una modelo aún más joven.

por Allie Jones; traducido por Mario Abad
07 Junio 2019, 3:45am

Fotos de Getty

A finales de mayo, Leo DiCaprio hizo su peregrinaje anual al Festival de Cine de Cannes. El actor, de 44 años, acude al evento todos los años, tenga o no alguna película que promocionar. Este año, el motivo ha sido el estreno de Érase una vez en Hollywood, la nueva producción de Quentin Tarantino, en la que comparte pantalla con Brad Pitt y Margot Robbie. Sin embargo, basándonos en la observación meticulosa de sus actividades durante los últimos años, podría decirse que la razón principal de su viaje era pasar un rato con las modelos que se congregan en el festival de 12 días y en los yates que atracan cerca.

Este año, Leo acudió con su novia desde hace un año y medio, la modelo de 21 años Camila Morrone. Como ya viene siendo habitual, DiCaprio no presentó a la joven a la prensa ni desfiló por la alfombra roja con ella en ninguna ocasión. Sí pasaron un tiempo a solas, como sabemos gracias a The Daily Mail, que publicó estas fotografías de Leo y Morrone juntos tras una comida en el exclusivo Hotel du Cap-Eden-Roc. El titular: “Leonardo DiCaprio, 44, demuestra ser el mejor novio haciendo fotos para Instagram a su novia, Camila Morrone, 21, durante un paseo por Cannes”.

Las fotos provocaron una oleada de interés en redes sociales porque en ellas Leo parecía verdaderamente interesado en la mujer con la que estaba. En los últimos veinte años, el actor ha salido con decenas de jóvenes, en su mayoría rubias y menores de 25 años (la única excepción fue Blake Lively, una actriz también rubia que trabajó con Chanel). Sin embargo, pocas veces las ha presentado públicamente se ha mostrado mínimamente efusivo con ellas. ¿Recordáis a Toni Garrn? ¿A Nina Agdal? ¿Kelly Rohrbach? ¿Erin Heatherton? Leo ha aparecido en prensa con todas ellas ⎯ en yates por Europa, en bicicleta por Nueva York⎯ pero nunca ha hablado de ellas. Esto ha hecho pensar al público que DiCaprio tiene cierta debilidad por las modelos rubias de Victoria’s Secret o Sports Illustrated. Se beneficia de todo lo que conlleva que lo asocien con mujeres jóvenes y atractivas y se ahorra el tener que dar explicaciones cuando la relación termina o cuando, literalmente, empieza a salir con adolescentes. Los datos son sorprendentes y justifican el éxito viral en Reddit de esta tabla el pasado marzo:

Mientras que Leo va envejeciendo, sus novias se mantienen en la misma edad y nunca, jamás, hablan de él ante los medios. ¿Cómo ha logrado el actor este equilibrio a lo largo de 20 años? Bien, coged vuestros vapeadores y demos un paseo por el recuerdo.

Toma de contacto con las modelos en Cannes

Cuando está soltero, Leo viaja a Cannes para conocer a modelos. Si está en pareja, se lleva a la modelo de turno a conocer a otras modelos. Basándonos en los datos de la prensa, esta tendencia empezó en 2011, cuando Leo acudió al festival poco después de haber roto con la modelo Bar Refaeli, que entonces tenía 25 años. Allí conoció y se lió con Lively (que tenía 23 años) en un yate. En la edición de 2016, conoció a la modelo de Sports Illustrated Nina Agdal. Empezaron a salir hasta pocos días antes del inicio de Cannes 2017 (la joven había cumplido 24, una edad peligrosamente cercana al límite aparente de 25 que impone Leo). Acudió solo al festival, al igual que Morrone, que entonces tenía 19 años. Seis meses después, los dos empezaron a salir.

Leo nunca ha hablado en público de su estrategia para conocer a mujeres, pero según una valiente modelo que aludió a esto en una entrevista para Cosmo, para Leo es como una ciencia. En 2015, la revista femenina entrevistó a un grupo de modelos de bañadores de Sports Illustrated y les preguntó acerca de Leo. Ashley Smith afirmó que vio a Leo ligar con una modelo en Cannes el año anterior. “Lo vi en una fiesta. Apareció con ropa de lo más informal, con una gorra”, recordaba la modelo. “Todo el mundo iba de esmoquin y él se presentó con una gorra, estuvo por ahí cinco minutos, encontró una chica y se fue. ¡Muy bien, Leonardo! Quise chocar los cinco con él pero como no lo conocía, no lo hice”.

Pero claro, el festival de Cannes es una vez al año, así que Leo se las ha apañado para conocer otras modelos en su tierra. En 2017, el New York Daily News publicó un fascinante informe que relataba cómo DiCaprio manejaba la situación durante la vida nocturna después de que el movimiento del #MeToo cobrara fuerza. Así estaban las cosas en la primera fiesta de Halloween tras destaparse el escándalo de Harvey Weinstein:

La comidilla entre los asistentes a la fiesta de Halloween del Lower Manhattan fue que Leonardo DiCaprio no abordara a ninguna de las hermosas mujeres presentes entre los más de 40 invitados, algunas de ellas modelos que encajaban perfectamente con su tipo. ‘Llegó con cinco amigos luciendo una gorra y no habló con nadie fuera de ese grupo’, aseguró una de las asistentes a la fiesta. ‘Y cuando digo nadie es na-die’”.

Según nuestras fuentes, incluso cuando los ‘embajadores’ de DiCaprio hicieron su ronda, se limitaron a pedir educadamente la tarjeta de visita a las mujeres con las que hablaban y luego volvían a hacer corrillo entre ellos

Pese a que el enfoque del Daily News parecía sugerir un cambio de conducta en Leo, está más que demostrado que el actor ha usado a sus amigos para ligar con modelos desde los veintitantos.

La experiencia de la relación

Bien, ¿qué ocurre, entonces, cuando Leo designa oficialmente a una modelo como su novia? No es que las esconda del público por completo. En el último año y medio, los paparazzi han conseguido robados de Leo y Morrone en un yate en Antibes, practicando snorkel en Positano y sentados en el suelo en Coachella. Pese a estas apariciones en público, Morrone ⎯quien estrenaba su propia película en Cannes este año⎯ nunca ha hablado de su relación en ninguna entrevista ni ha publicado nada sobre Leo en Instagram, donde tiene 1,7 millones de seguidores.

Y a estas alturas, los periodistas ni siquiera se molestan en preguntar a DiCaprio por su vida personal. Que yo recuerde, la última vez que el actor habló abiertamente de “enamorarse” fue en 1994. Cada vez que concede entrevistas a la prensa, se centra en su labor en la lucha contra el calentamiento global a través de la Leonardo Dicaprio Foundation y en sus películas. Esta actitud tal vez se deba a una mezcla de machismo y al hecho de que Leo se escuda en una influyente y poderosa empresa de relaciones públicas para estrellas, Sunshine Sachs. La última vez que alguien le preguntó directamente sobre su vida sentimental fue en una entrevista con la revista Parade en 2016, y se fue por la tangente con una breve respuesta sin relación alguna con lo preguntado.

"El contrato que DiCaprio firma con sus parejas incluso contiene una larga lista de ‘material ofensivo/inapropiado’ considerado también información confidencial”

Desde hace tiempo también corren rumores de que las mujeres que salen con Leo firman algún tipo de contrato de confidencialidad, en vista de que ninguna de ellas ha concedido jamás una entrevista para confesarlo todo o cotillear sobre el actor tras la ruptura. Aunque ningún periodista ha podido acceder a este supuesto contrato, en 2017, el Los Angeles Times hizo alusión a cláusulas de confidencialidad que DiCaprio obligaba a firmar a los empleados de su productora, Greenhour Corp. Los acuerdos eran “totalmente excesivos”, según un experto, y prohibían a los empleados referir “información confidencial” sobre Leo.

“Por información confidencial, según el documento, se entendían datos sobre el actor, sus familiares y amigos, sus negocios e incluso ‘la existencia de relaciones comerciales o personales entre la parte contratada y DiCaprio’”, señalaba el Times. “El contrato incluso contiene una larga lista de ‘material ofensivo/inapropiado’ considerado también información confidencial”.

En la entrevista con Cosmo mencionada antes, la modelo Lily Aldridge, que ni siquiera ha salido nunca con Leo, se mostró claramente hermética cuando le preguntaron por Leo. Su compañera Gigi Hadid salió a su rescate afirmando que Aldridge y Leo eran amigos.

¿Qué pasa cuando alguien incumple las normas?

Son pocas las ocasiones en las que una de las novias de Leo ha revelado algo sobre su relación con él. En verano de 2013, Leo —que por entonces tenía 38 años— salía con la modelo Toni Garrn y celebró el 21 cumpleaños de la joven en su mansión de Hollywood Hills. Como es normal en la gente joven, varias de las amigas de Garrn subieron fotos de la fiesta a Instagram y Twitter. La veterana bloguera Lainey Gossip compartió las fotos en su sitio y al poco recibió una petición para retirarlas. La mayoría de las amigas que publicaron fotos las borraron rápidamente, pero he encontrado dos que siguen en internet: una en grupo y otra de una amiga de Garrn posando con el perro de Leo, Django.

Meses después de que se filtraran las fotos, Leo rompió con Garrn y casi inmediatamente después se le vio saliendo de un club de Miami con veinte mujeres.

La única mujer que de verdad ha hablado sobre cómo es salir con Leo es su ex más famosa (y, por tanto, más poderosa): Gisele Bündchen. Y ella esperó 14 años para hacerlo; la pareja rompió en 2005. En una entrevista con la revista Porter en febrero, afirmó que había roto con Leo tras decidir ir menos a fiestas para lidiar con sus problemas de ansiedad.

“Al dejar de estar atontada de tanto fumar, beber y trabajar, empecé a ser más consciente de las cosas que había preferido ignorar”, dijo. “¿Me quedé sola en mi propósito de introspección mientras que él prefirió no cambiar? Pues por desgracia, al final, la respuesta es sí”.

Leo no ha respondido.

Puedes seguir a Allie en Twitter.

Este artículo apareció originalemente en VICE US.