Publicidad
actualidad

Un gallego se cubre de mierda para escapar de la Guardia Civil

Bueno, esto es lo que hizo justo después de comer arena ante los agentes.

por Pol Rodellar
18 Julio 2019, 11:06am

Este señor no es el detenido. Imagen vía usuario de Flickr Hypnotica Studios Infinite/CC by 2.0

Sin duda, la libertad tiene un precio elevado, como demuestra el caso del gallego que se cubrió de mierda en un calabozo para intentar evadir sus responsabilidades penales.

Hace tiempo leí en un cómic de Peter Bagge sobre la técnica del coyote. Esas noches en las que terminas durmiendo y follando con alguien que te la suda y al día siguiente te despiertas a su lado y tú quieres escapar pero tienes el brazo debajo de su cuerpo y estás atrapado. Solo quieres escapar para no tener que lidiar con esa persona pero estás atrapado y aquí es donde entra la técnica del coyote. Así que, como un coyote atrapado en un cepo, la mejor opción es morderte el brazo hasta cortarlo y así poder escapar.

El caso es que al ser pillado borracho en un control de alcoholemia el chaval huyó corriendo tras intentar pegar patadas a los agentes, cuando estos lo pillaron empezó a comer arena del suelo (¿?) en un intento extraño de distracción. Esto causó que los agentes llamaran a una ambulancia pero el tipo se puso a insultar a los enfermeros. Fue al encerrarlo en el calabozo cuando empezó la gran Ilíada fecal.

El periódico El Progreso lo describe así:

"Cuando los agentes acudieron a por él para completar el atestado, había defecado y orinado en la celda y con las heces había manchado las paredes y se había cubierto a sí mismo. Los agentes incluso tuvieron que usar trajes especiales para sacarlo del calabozo".

El tipo se negó a declarar tanto delante de los guardias civiles como ante el juez en el juzgado de guardia, recordemos, todo esto totalmente cubierto de mierda. Finalmente fue acusado de delitos contra la seguridad vial y resistencia a la autoridad pero logró que le pusieran en libertad con las consiguientes medidas cautelares.

Lo que menos entiendo de esta historia es “lo de la arena”. Hasta cierto punto puedo llegar a entender por qué una persona se cubre con su propia mierda, en un intento de joder al máximo a quien tiene la razón en un debate (en este caso un debate legal).

No sé, incluso hay personas que pagan por ser cubiertos con sus propias heces. ¿Pero lo de la arena? Lo único que se me ocurre es que pretendiera comerse el mundo —o sea, el planeta Tierra—; anulado el entorno que está sujeto a ciertas leyes que él ha quebrantado, anularía de alguna forma su responsabilidad con estas leyes. Aunque no tuvo tiempo de comérselo entero y solos e tragó un poco de arena gallega.

Lo que está claro es que con “lo de la mierda” nos encontramos ante una variación de la clásica técnica del coyote, esa que antepone la libertad a la integridad física y mental. Las personas son capaces de todo a la hora de evitar sufrir las consecuencias desagradables de sus actos inmaduros; incluso comer arena, incluso cubrirse con su propia mierda. Ya sabéis, la próxima vez que os pillen robando una napolitanita de sobrasada en el Mercadona, cubriros de mierda. Si os pillan saltando una valla para entrar en el Sónar, cubriros de mierda. Si alguien se niega a contrataros en esa agencia de publicidad, cubriros de mierda. Si alguien rechaza vuestras muestras de amor verdadero, cubriros de mierda.