FYI.

This story is over 5 years old.

arte

Este curso en el MIT enseña técnicas renacentistas de impresión editorial

Si la biblioteca pública fuera el proto-internet, el libro sería un artefacto de almacenamiento confiable y un sitio web.
30.5.16
Capturas via 

Si la biblioteca pública fuera el proto-internet, el libro sería un artefacto de almacenamiento confiable y un sitio web. Esta es la forma en la que la Escuela de Artes, Humanidades y Ciencias Sociales del MIT comienza su curso: “Haciendo Libros: El Renacimiento y el Hoy,” donde los alumnos experimentan con la tecnología de la imprenta.

El curso, impartido por la historiadora del MIT Anne McCants y Jeffrey Ravel, involucra que los estudiantes fabriquen su papel y utilicen una prensa. La idea es ilustrar a la gente con adelantos tecnológicos del pasado, así como buscar una reflexión entre el hacer y consumir.

‘La mayoría de nosotros estamos divorciados con el proceso de creación de las cosas que usamos,’ McCants dice a MIT SHASS Communications. ‘Usamos textiles todos los días pero sólo algunos especialistas saben como se crean y combinan estas fibras. En el siglo XV, la mayoría de la gente se mantenía cerca del proceso textil y de las propiedades esenciales de construcción familiar. Y esa familiarización es importante para poder innovar con materiales.”

Este semestre, el director del Hobby Shop del MIT, Ken Stone, llevó a los estudiantes a través del proceso de impresión. Primero, los estudiantes molieron una enorme cantidad de madera de un viejo edificio, después trabajaron de varias formas para colocar la plancha impresora usada comúnmente a comienzos de este periodo moderno. Durante la construcción, los estudiantes visitaron una imprenta colonial en Boston llamada Edes & Grill, prestando atención particular a los detalles antiguos de la imprenta manual y de los consejos del maestro impresor Gary Gregory.

“Eso les permitió a los alumnos desarrollar un entendimiento laboral de cómo los requerimientos funcionales le dan forma al diseño,” dice Stone. “El diseño puede mostrar detalles de prensas previas o conocimiento en diseño, pero debe de adaptarse a los materiales, equipos y experiencias.”

Para el papel, los estudiantes crearon una pulpa de hojas. Este proceso tomó una semana completa. Además de hacer el papel y la prensa, los instructores le pidieron a sus alumnos considerar la idea de que el libro se acerca a su fin por los medios digitales– una propuesta desconcertante que podrá terminar por consumir nuestra vista. ¡Larga vida al libro!

Mira más del MIT Hobby Shop aquí.

Relacionados:

La Universidad del Porno abre sus puertas

El artista que supo sacar provecho de los bolígrafos multicolor

¿Así que quieres estudiar arquitectura?