¿Quienes son los 'copiones' más descarados del fútbol mundial?
imitaciones

¿Quienes son los 'copiones' más descarados del fútbol mundial?

La originalidad, definitivamente, ha muerto.
9.5.17

Sigue a VICE Sports en Facebook para descubrir qué hay más allá del juego:

Son múltiples los aspectos a considerar cuando se funda un equipo de fútbol; el nombre, el escudo y los colores se encuentra los primeros de la lista. Algunos equipos se inspiran en su ciudad, otros recurren a la mitología y, cada vez más a menudo, los equipos son propiedad de una compañía de bebidas energéticas multimillonaria que deja sin voz y ni voto a todo dirigente.

Publicidad

Si no se recurren a estas vías de actuación, los clubes recién formados siempre pueden recurrir a la adopción de una identidad ya existente. En todo el mundo abundan los equipos que han robado algunas o todas las características de otro conjunto para hacerlas suyas.
Estos son, tal y como les hemos catalogado, "los copiones más descarados del fútbol".

Leer más: 100 motivos para odiar el fútbol moderno

En primera instancia, sin embargo, debemos aclarar que, aunque a primera vista parezcan imitadores sin licencia, la mayoría de los equipos "copiones" están correctamente reglamentados. Por ejemplo, el Manchester City tiene equipos afiliados en Nueva York y Melbourne que juegan con los colores tradicionales de los Citizens y tienen vínculos directos con el cuadro de Pep Guardiola. De igual manera, el Ajax Cape Town está afiliado al grandioso club holandés, mientras que el Crystal Palace Baltimore es un proveedor caduco del equipo del sur de Londres. No obstante, no existe relación alguna entre el Liverpool FC que juega cerca del Río Mersey y el Liverpool FC que juegan a las orillas del Río de la Plata. Mientras que el club original se fundó en 1892, el Liverpool Fútbol Club se fundó en 1915. Según cuenta la leyenda popular, el equipo sudamericano se formó por estudiantes de una escuela de Montevideo. Cuando uno de ellos cogió un mapa del Reino Unido para encontrar un nombre para su club, el profesor les dijo que Liverpool era un puerto próspero como el suyo. Supuestamente, el comentario del profesor fue suficiente para convencerlos. Suena a mentira, sin duda, pero es la única versión que tenemos. Lo que sí sabemos es que durante aquella época hubo un gran flujo de embarcaciones que llegaban a Montevideo provenientes de Gran Bretaña, y más concretamente, de Liverpool, lo cual llevó a muchos amantes del fútbol a la capital uruguaya.

A pesar de la similitud, la imitación no es fiel. Cuando uno piensa en Liverpool y fútbol, el rojo es lo primero que brota en su mente. Sin embargo, en Montevideo es diferente. El club uruguayo juega con un uniforme azul con rayas negras, más parecido al del Inter de Milán que al conjunto de Merseyside, aunque en el pasado utilizaron el color rojo como visitantes.

Publicidad

Para no quedarse atrás, los rivales de la ciudad, los del Everton, también tienen representación en Sudamérica. De hecho, el Everton de Viña del Mar se creó seis años antes que el Liverpool de Montevideo. El club se fundó en 1909 por un grupo de emigrantes encabezados por David Foxley, y se dice que la idea surgió a raíz de una gira de promoción que el conjunto inglés realizó por tierras sudamericanas ese mismo año.

Aunque en un principio era conocido simplemente como Everton Football Club, no fue hasta 1950 que obtuvieron su nombre actual, mucho más apropiado para la región. También se deshicieron de los colores de la matriz, y prefirieron usar uniformes similares a los de Boca Juniors. En 2010, los dos Everton se enfrentaron por primera vez en un campo de fútbol. La versión inglesa ganó 2-0 en el Goodison Park.

El Burnley adquirió su nombre de la ciudad donde juega, pero no fue hasta 1910 que adquirió sus colores azul y grana. Desde su creación en 1882 hasta dicha fecha, el equipo jugó con una gran variedad de colores, incluyendo azul y blanco, granate y ámbar, e incluso una exótica combinación de rosa y blanco. La razón por la que decidieron quedarse con el azul y grana tiene que ver con "El campeón", el Aston Villa. El Burnley creyó que el nuevo patrón de colores los inspiraría para lograr hazañas similares; la recompensa llegó 10 años después, cuando los recién apodados Clarets se coronaron campeones de Inglaterra.

Pero el Burnley no fue el único equipo que se inspiró en las Midlands: cuando el Crystal Palace se fundó en 1905, los directivos adoptaron el azul y grana en sus uniformes donados por el todopoderoso Villa. Sin embargo, el manager Malcolm Allison transformó la imagen del club en los 70', y el club se adueñó del diseño que el Barcelona presume en la actualidad.

Publicidad

¿Pero de dónde se inspiró el Barça? Una de las hipótesis dice que adoptó su esquema de colores del cuadro suizo FC Basel, exequipo del fundador de los blaugrana, Joan Gamper. Existen otras explicaciones, pero en realidad no hay una historia única y absoluta.

Lo que sí podemos corroborar es que el Barça inspiró a varios otros equipos, en concreto al Barcelona SC de Ecuador. Con sede en Guayaquil, el equipo se fundó en mayo de 1925 por el español Eutimio Pérez, quien bautizó al club con el nombre de sus ciudad natal. Su escudo también es muy similar al del Barcelona, aunque no se puede decir lo mismo de sus uniformes. Aunque en ocasiones los primos lejanos de Sudamérica han disputado partidos con los colores tradicionales, ahora usan una camiseta amarilla.

El Real Madrid también posee una gran cantidad de imitadores. El cuadro boliviano Real Potosí comparte con el conjunto blanco el apodo, los colores y hasta el escudo. También se dice que el Leeds United se inspiró en el equipo más ganador de la historia tras cambiar el color de sus uniformes en 1960 de amarillo y azul a blanco. Desgraciadamente, Don Revie no fue tan lejos con el cambio como para rebautizar el club a "Real Leeds", lo cual habría sonado increíblemente raro en el acento de West Yorkshire.

Se suele decir que el gigante italiano, la Juventus, se inspiró en el Notts County para su característico diseño de rayas negras y blancas, aunque la historia no es del todo precisa. Fundado en 1897, la Juve jugaba originalmente con uniformes rosas, pero después de que las camisetas perdieran su color original por los múltiples lavados recibidos, los jugadores pidieron a uno de sus compañeros conseguir un reemplazo de equipaciones. El encargado de gestionar el cambio fue el expatriado inglés John Savage, que en 1903 ya había ordenado un nuevo set de uniformes para el Nottingham. El contacto de Savage era fan del Notts County, así que por ese motivo escogió el diseño blanco a rayas negras que perdura hoy en día. En realidad no fue un caso de imitación como tal, sino más bien el trabajo de un fanático del County para popularizar al equipo de sus amores.

El Adelaide City FC, antes de adoptar su nombre definitivo en 1977, había cambiado a Adelaide Juventus (1966), y también retuvo el patrón de colores blanco y negro. Un año antes, el Brunswick Zebras FC fue fundado (1948) como Brunswick Juventus.

La más reciente incorporación al club de fans no oficial de la Juventus es el Tauro FC de Panamá. El equipo se fundó en 1984 por Giancarlo Gronchi, ciudadano italiano cuya lealtad pertenece a la Vecchia Signora. Jugando con el uniforme de la Juve, el Tauro ha ganado 12 campeonatos desde 1989 –más que sus ilustres primos italianos.

Publicidad

Sin embargo, la Juventus no es el único equipo italiano con "copiones". El extinto club canadiense conocido como St. Catharines Wolves se formó en 1967 como el Club Roma Soccer Association, y ganó un gran número de títulos nacionales durante los 70'. Aunque después se cambiarían el nombre a St. Catharines, el escudo perduró como una fiel copia del AS Roma, al igual que los colores del uniforme. En Sudamérica, el conjunto peruano Club Atlético Torino, que vio la luz en 1946, determinó que el uniforme del equipo de Turín era el más elegante en Europa, así que decidieron jugar con uniformes marrones como homenaje.

Es momento de dirigir nuestra atención a equipos como el Santos de Brasil. Como club donde se formaron jugadores como Neymar o Pelé, el gigante brasileño ya le ha dado suficiente al mundo del fútbol. Pero por si fuera poco, ha inspirado a equipos en Costa Rica, Angola, Guyana, y Estonia.

Después de ver el uniforme color mandarina y el nombre del Mighty Blackpool FC, no es difícil darse cuenta que este equipo se inspiró en el cuadro inglés de Lancanshire. El MBFC juega en Freetown, la capital de Sierra Leona, y conserva aún hoy el llamativo color de sus primos lejanos.

El nombre, Mighty Blackpool, lo adoptaron en honor al club inglés después de la final de la FA Cup de 1953, en la que Sir Stanley Matthews lideró a los Tangerines para derrotar 4-3 a los Wanderers de Bolton. Seis décadas y 15 campeonatos de la Liga Nacional de Sierra Leona después, este equipo sigue atormentando la vista de los espectadores con su uniforme. Sólo queda quitarse el sombrero ante su lealtad.

Y ya que hablamos de lealtad es imposible no mencionar al Arsenal. Aunque sea difícil de creer, mucho antes de las consignas y campañas #WengerOut, los Gunners eran una fuente de inspiración. Sin embargo, como muchos otros, el club londinense tuvo que conseguir sus colores de otros. Poco después de convertirse en un equipo profesional en 1886, un grupo de exjugadores del Nottingham Forest se unió al plantel Gunner y trajeron consigo sus viejas camisetas, por lo que el Arsenal decidió que sería económico adaptarse y cambiar los uniformes a rojo.

Publicidad

El rival local, el Chelsea, también tiene muchos seguidores. El cuadro rumano Unirea Urziceni se puso el apodo de "Chelsea de Urziceni", cuando el exdefensor Blue, Dan Petrescu, estuvo en el banquillo. Incluso modificaron su escudo para que se pareciera al del equipo del oeste de Londres.

El Berekum Chelsea es otro "copión" que juega en la primera división del fútbol de Ghana, país famoso por su enorme número de imitadores: Bolga Juventus, West Ham United, y Sporting St. Mirren.

La mayoría de los clubes "copiones" se inspiran en los pesos pesados del fútbol. No es sorpresa que existan equipos que se llamen a sí mismo Juventus, Arsenal, Real Madrid o Chelsea por el alcance global de los mismos. Algunos conjuntos escoceses también han dejado su marca, como lo demuestra el equipo sudafricano Bloemfontein Celtic.

Coger el nombre de otro se podría decir que es…¿halagador? Sin duda, pero es mejor hacerlo cuando estás en la otra punta del mundo. Hay que evitarse problemas.

Sigue al autor en Twitter.