FYI.

This story is over 5 years old.

Identidad

La artista que transforma en arte los morados de las mujeres

Hablamos con la artista Rikka Hyvönen para saber más sobre su proceso creativo y cómo llegó a interesarse por los hematomas.
21.9.16
"Violet, You're Turning Violet!" All images courtesy of ​Riikka Hyvönen

Riikka Hyvönen, natural de Lapland, es una artista y atleta de roller derby que está estudiando un máster en artes plásticas en la Universidad de Helsinki, Finlandia. Su proyecto más reciente, Roller Derby Kisses, es una serie de pinturas en 3D que muestra las "galaxias" en miniatura de los morados que quedan después de los partidos de roller derby. Las jugadoras envían fotos de sus morados —los "besos" que dan nombre al proyecto— y Hyvönen los recrea como pinturas gigantes en 3D usando una técnica especial que desarrolló específicamente para el proyecto. Hyvönen utiliza una sierra para cortar la forma de las moraduras en un tablero de conglomerado y luego las tapiza con espuma, felpa, cuero y brillantina. Roller Derby Kisses incomoda a la mirada masculina, pero también cosifica a las modelos. "Sí, cosifico a estas mujeres", dijo, "pero lo hago de la misma forma en que ellas se cosifican a sí mismas".

Publicidad

Me reuní con la artista para saber más sobre su proceso creativo y cómo llegó a interesarse por los hematomas.

VICE: ¿Qué te inspiró para crear Roller Derby Kisses?
Riikka Hyvönen: Empecé a prestar atención a la forma en que las miembros de mi equipo enseñaban sus hematomas cuando salíamos de la pista después de cada juego. Eran como medallas de honor. Sentí que aquel espíritu feminista comunitario era algo excepcional y que valía la pena investigar sobre el tema. Al mismo tiempo, me sentía fascinada por la forma en que la subcultura derby crea su propia cosificación en internet: subir fotos y publicar comentarios en ellas es una parte esencial de la representación de la belleza sin remordimientos. Así fue como empezó mi investigación en torno a la psicología de los morados.

¿Cuánto tiempo te lleva crear cada cuadro? ¿Cómo se te ocurrió el proceso de romper la superficie de cuero y pintar otra vez para lograr el efecto?
Me lleva un mes hacer cada pieza. La pieza más grande de la serie hasta el momento es Fresh Meat in Fishnets!, 2015. Tardé tres meses en elaborar esa pintura [y necesité 50 kilos de conglomerado, madera, brillantina y cuero].

La pintura tiene que pasar a formar parte del cuero y no se puede quedar sólo en la superficie. Por eso tengo que romperla y pintarla varias veces. La creación de Derby Kisses ha sido un proceso largo lleno de experimentación y descubrimientos inesperados. Empecé con pinturas al óleo pero me di cuenta de que no hacían justicia a la poderosa y hortera elegancia de las nalgas con hematomas. La única forma de capturar esa gloria hipnótica era con esculturas tridimensionales, arcoíris, cuero y brillantina.

Tanto Kisses como tu anterior trabajo como maquilladora demuestran que te gusta trabajar con la piel. ¿Qué es lo que te llama la atención de ese material? ¿Tu trabajo como maquilladora influyó o ayudó en la realización de estas obras?
La piel, tanto cubierta como desnuda, es algo que me interesa como material y como tema. En la cultura derby, las marcas momentáneas aparecen después de placajes brutales (o "mordiscos de amor", como a veces las llaman) de las miembros del equipo. Para nuestra comunidad, estas moraduras no son algo que se deba esconder, al contrario, son admirables e incluso hermosas. Las chicas derby les dan un nuevo significado dentro de la subcultura que han creado, un significado muy diferente al que tienen los hematomas en el contexto cotidiano.

La combinación de algo tan íntimo, frágil y fuerte como la piel y las múltiples formas de esconderla y mostrarla forman parte de la naturaleza humana. En un sentido metafórico y, lo más importante, en un sentido físico.

Publicidad

Amy Schumer publicó el año pasado la foto de un hematoma gigante en su hombro y su espalda que se hizo durante un sketch para Saturday Night Live. Me parece que hay una conexión entre esta foto y el proyecto de Roller Derby Kisses, ¿estás de acuerdo conmigo?
Sí, en mi opinión lo que hizo Schumer es muy similar a la representación femenina que quiero expresar a través de mi obra. Enseña su morado con orgullo y explica que se lo hizo trabajando, igual que las chicas del roller derby (y sí, estamparse varias veces contra una puerta de avión falsa parece un trabajo muy divertido. Me encantaría intentarlo alguna vez).

Me he enterado de que también existe el roller derby masculino. ¿Algún chico te ha enviado fotos de sus morados? ¿Los pintarías? ¿Cambiaría en algo el mensaje?
Llevo mucho tiempo reflexionando sobre esto. Creo que sería fascinante cosificar a un hombre por medio de mis pinturas pero, por otro lado, no sé si se desviaría mucho la atención de la idea original si empiezo a pintar hombres. Lo bueno es que no he tenido que tomar la decisión porque ningún chico me ha enviado fotos de su trasero amoratado.

¿El proyecto ya está completo o sigues agregando nuevos traseros? Me apunté a un equipo de roller derby y voy a empezar a jugar este año, ¿me pintarías como a una de tus chicas roller derby?
¡Eso es genial! Muy bien hecho. La serie sigue creciendo porque sigo recibiendo fotos. Me encanta recibir fotos de mujeres de todo el mundo que practican roller derby. No puedo pintar todos los hematomas por falta de tiempo pero busco los que tienen las formas y los colores más interesantes. Los morados que terminan plasmados en una de mis obras no siempre son los más grandes, sino que su belleza radica en su singularidad. Los morados más impresionantes nos recuerdan a pequeños universos y cuentan historias por sí mismos.