Estrellas vampiro y Franken-galaxias: lo más terrorífico del espacio exterior

Una guía de los fenómenos astronómicos más terroríficos observados en el universo.

|
02 Noviembre 2016, 7:44pm

La nebulosa Helix y su forma de ojo. Imagen: ESO/VISTA/J. Emerson

Halloween se trata de enfrentar nuestros más grandes miedos, desde la inevitabilidad de la muerte, hasta el lento decaimiento de nuestros dientes producto del azúcar. Pero si bien las brujas, los fantasmas, los zombies, los tipos con motosierras y las máscaras de Trump son símbolos tenebrosos adecuados para la estación, estos no son nada en comparación con el festival del terror que ofrece el espacio exterior.

Allá afuera, lejos de nuestros cielos, las galaxias se comen vivas las unas a las otras y la luz de las estrellas muertas brilla como una especie de cementerio espectral. Estas son misteriosas apariciones pareidolias escritas con los restos de estrellas que explotaron y mundos más infernales que cualquier cosa que hayamos soñado en nuestro tranquilo y pequeño planeta.

Bajo este espíritu, esta es nuestra guía para algunos de los fenómenos astronómicos más dignos de Halloween, desde los planetas de lava que vaporizan la carne, hasta las pesadillas nebulosas dignas de Orwell. Disfruta el antiguo y existencial miedo cósmico.

Estrellas zombie

Tenemos películas de zombies, programa de televisión de zombies, cómics de zombies, juegos de zombies, re-lanzamientos de clásicos literarios sobre zombies y "Zombie" de los Cranberries. ¿Deberíamos detenernos con las estrellas zombie?

No, dijo el universo. El término "zombie" ha sido aplicado a diferentes tipos de sistemas de estrellas, pero el escenario más conocido involucra a una estrella enana blanca de baja masa explotando en una supernova tipo Iax, lo que significa que la estrella sobrevive luego de la fatal explosión. Luego de esto está condenada a ser una estrella zombie no muerta.

Las estrellas zombie también se pueden relacionar con el "misterioso brillo de los Rayos X de alta energía […] que podrían ser los 'aullidos' de estrellas muertas que se alimentan de sus compañeros estelares" de acuerdo con la NASA. Demasiado Heavy Metal.

La nebulosa con cabeza de bruja

Imagen: NASA/STScI Digitized Sky Survey/Noel Carboni

Las nebulosas son enormes nubes de polvo y gas que, por lo general, actúan como criaderos de las sucesivas generaciones de estrellas. Son un fenómeno particularmente cautivante, porque tienen formas etéreas, como de fantasma, las que son generalmente antropomorfizadas por las personas. Prueba A: la nebulosa con forma de cabeza de bruja, localizada a 900 años luz de la Tierra e iluminada por una cercana estrella gigante llamada Rigel. Los simios voladores no están en esta fotografía.

Galaxias Frankenstein

A unos 250 millones de años luz de distancia, existe una galaxia llamada UGC 1382 que aparenta estar unida a partir de distintas "piezas de repuesto", de acuerdo con la NASA. La parte interior es más joven que la exterior y sus varios componentes están dislocados, tanto que se extiende por 718 mil años luz, casi siete veces más amplia que la Vía Láctea.

La galaxia UGC 1382 en detalles sucesivos. Imagen: NASA/JPL/Caltech/SDSS/NRAO/L. Hagen and M. Seibert

"Esta extraña galaxia 'Frankenstein' se formó y es capaz de sobrevivir debido a que está en un tranquilo y pequeño barrio sub-urbano del universo, donde no existe el alboroto de las partes más concurridas" dijo el investigador Mark Seibert, quien trabaja en Observatories of the Carnegie Institution for Science en California, Estados Unidos, "Es tan delicado que el ligero codazo de un vecino causaría que se desintegre".

Esta es la parte donde con pedantería señalamos que la galaxia UGC 1382 debería llamarse la galaxia del "monstruo de Frankenstein".

Planetas endemoniados

Nosotros, los terrícolas, somos sabios respecto a los planetas pesadillescos, dado que nuestro más cercano vecino, Venus, es una olla a presión llena de ácido que derretiría tu cara como "En busca del arca perdida", la película de Indiana Jones.

Pero con el descubrimiento y la caracterización de miles de planetas más allá de nuestro sistema solar, los astrónomos han descubierto que Venus está lejos de ser el único planeta de tortura que existe allá afuera. Un ejemplo es Kepler-78b, o el "planeta endemoniado" como algunos han decidido llamarlo.

Arte conceptual de Kepler-78b. Imagen: David A. Aguilar (CfA)

Kepler-78b es sólo un poco más grande que la tierra y está en una órbita que lo lleva 40 veces más cerca de su estrella que la distancia entre Mercurio y el Sol. Se espera que toda su superficie esté cubierta de lava, llegando a temperaturas por sobre los 5000 grados Fahrenheit, lo que hace que, en comparación, el clima de 800 grados de Venus parezca muy helado.

En concordancia con la biblia, las penitencias y el sufrimiento, vale la pena notar que este planeta endemoniado está condenado a ser devorado por su estrella dentro de los próximos tres mil millones de años. El universo es maravilloso; El universo es terrorífico.

Un cometa con forma de calavera

Gif animado con una resolución de 7.5 metros por pixel. Imagen: NAIC-Arecibo/NSF

En caso que lo hayas olvidado, un cometa con forma de calavera pasó cerca de la Tierra la noche de Halloween del año pasado. Quizás recibamos esta visita nuevamente. Apuesto que esta vez será un asteroide con forma de calabaza que hará el sonido de un theremin.

Estrellas vampiro

Estamos acostumbrados a tener sólo un Sol, pero las estrellas que son padres solteros no son el único tipo de sol que existe en el universo. Los sistemas binarios y de múltiples estrellas son comunes, especialmente cuando las grandes estrellas tipo-O están alrededor.

Casi siempre estas gigantes estrellas están acompañadas de otras más pequeñas y sus compañeras con menos masa capitalizan de esta proximidad al absorber hidrógeno fresco desde sus compañeras tipo-O, revitalizado y manteniendo vidas largas y más activas. Este drenaje de vida ha hecho que se les llame "estrellas vampiro".

Arte conceptual de un sistema de estrellas vampiro. Imagen: ESO/M. Kornmesser/S.E. de Mink

Pero no todo es malo para las estrellas tipo-O que son "víctimas", porque el hecho de perder su capa exterior de hidrógeno las hace miles de años más jóvenes. Y en cualquier caso, esta relación estelar inestable, al final hará que se auto inmolen en la ardiente destrucción de una supernova. Esta es la misma forma en que terminan todas las buenas historias sobre vampiros.

Galaxias fantasma

Las galaxias pueden contener muchos cientos de billones de estrellas luminosas, por lo que no son difíciles de ver. Pero las "galaxias fantasmas", un nuevo fenómeno, son completamente distintas.

Conformadas mayoritariamente de materia oscura, estos pequeños globos de masa se piensa que son antiguos fósiles relativamente imperturbables de un universo temprano. Flotan entre nosotros, pero debido a que poseen tan pocas estrellas, sólo es posible encontrarlos con instrumentos especializados como el telescopio espacial Hubble. Los científicos creen que existen desde hace unos 13 mil millones de años atrás, cuando la formación de estrellas fue extinguida por una nueva época de ionización.

"Estas galaxias son muy antiguas y todas tienen la misma edad, entonces sabemos que llegó una especie de guillotina y apagó la formación de estrella en todas estas galaxias, al mismo tiempo" dijo en un comunicado el astrónomo Tom Brown, del Space Telescope Science Institute en Baltimore, Estados Unidos, "la explicación más posible es la nueva ionización".

Nebulosa Helix

Nebulosa Helix. Imagen: NASA/JPL-Caltech/Univ. of Ariz.

¿Quién tiene tiempo de preocuparse de la NSA cuando allá afuera hay un gran ojo que está vigilando cada movimiento? La fuente de esta constante vigilancia es la Nebulosa Helix, localizada a 700 años luz. Algunas veces se le llama El Ojo de Dios o el Ojo de Sauron, dependiendo si crees que es una benevolente deidad de distintas culturas o el intento de destruir la Tierra Media.

Canibalismo cósmico

Asumámoslo: el universo está a favor del canibalismo. Estrellas que comen planetas como si fueran tapas y frecuentemente están sobre ellas, hasta que las sobrealimentan con grasa estelar. Las galaxias disfrutan festinar con sus hermanos, de hecho nuestra propia Vía Láctea todavía está digiriendo algunas de las pequeñas galaxias que comió en el pasado. Incluso los hoyos negros han sido vistos almorzando otros hoyos negros. No digo que esto justifique el canibalismo en la Tierra (aunque sea muy común aquí), solo digo que el universo no podrá juzgarte si decides seguir este camino.

¡Feliz Halloween!