Por qué un solitario cangrejo preocupa a los científicos de Estados Unidos

El invasivo cangrejo verde europeo fue encontrado en las aguas del estado de Washington, en Estados Unidos, por primera vez.

|
13 Septiembre 2016, 4:34pm

El cangrejo verde europeo. Imagen: P. Sean McDonald/Washington Sea Grant

Los invasivos cangrejos verdes europeos han infestado tanto la Cosa Este como la Oeste de Estados Unidos. Claro que gracias al flujo de las corrientes oceánicas alrededor del noroeste del Pacífico, se creía que las aguas del interior del estado de Washington, en Estados Unidos, estarían relativamente seguras. El pasado 2 de septiembre los voluntarios anunciaron que han capturado a un solitario cangrejo en la isla de San Juan, en Puget Sound. A pesar que de momento es solo uno — y que podría haber quedado atrapado en las redes de algún pescador — es el primero al que se ve en estas aguas.

Debido a esto, el equipo de emergencia rápida saldrá durante la semana que viene a situar trampas e intentar averiguar si hay más ejemplares. Los invasores suponen una importante amenaza para las especies autóctonas.

"Debo reconocer que estos cangrejos me infunden mucho respeto" dijo Sean McDonald, un investigador científico de la universidad de Washington. McDonald trabaja en el equipo de cangrejos del mar de Washington, una red de científicos que trabaja para alertar de la proximidad de crustáceos invasores. Fueron ellos quienes terminaron cazando al cangrejo y serán los responsables de organizar la batida de la semana que viene. "Son duros e incansables" continúa, "Se adaptan a cualquier medio".

En cangrejo verde europeo fue encontrado por voluntarios en la bahía Westcott. Imagen: Craig Staude/Washington Sea Grant

Los cangrejos verdes europeos son invasores globales que están en la Costa Este desde hace unos 200 años. Últimamente se les ha empezado a ver por la costa del Pacífico. Se les conoce por su capacidad para aniquilar las poblaciones de ostras y de otros moluscos. Tienen una proverbial capacidad para amenazar la vida invertebrada, la diversidad de peces y compiten con los cangrejos y las langostas locales de manera feroz. Les gusta excavar las profundidades del golfo de Maine. Su presencia ha destruido gran parte de la flora marina local, cuya presencia es clave para la supervivencia de muchas especies submarinas.

Sucede que el cambio climático está complicando el problema, puesto que las aguas se están volviendo cada vez más calientes y más favorables a la presencia de especies invasivas. Estas, una vez adaptadas, suponen un peligro para otras especies que llevan establecidas allí desde hace muchos años.

Los crustáceos de la Costa Oeste están genéticamente relacionados con los de la costa Atlántica, lo que significa que tales criaturas han logrado cruzar el país de alguna manera (Fueron detectados por primera vez en las aguas de San Francisco en 1989, relata McDonald). Él considera que podrían haberse infiltrado en cargueros de pescado, probablemente después de haber desplegado sus nidos en las algas marinas que se concentran alrededor de las langostas.

"Las langostas sobreviven al viaje. Y también lo hace todo lo que yace en las algas", cuenta. "A los pequeños cangrejos verdes les gusta esta zona cuando son pequeños".

El cangrejo verde europeo es originario de las costas del mar Báltico y del noreste del Atlántico. Imagen: P. Sean McDonald/Washington Sea Grant

Los científicos canadienses también están tomando nota del único cangrejo verde que se ha avistado hasta la fecha. Les preocupa que detrás de este lleguen muchos más, especialmente en la zona del estrecho de British Columbia, en el estado de Georgia, Estados Unidos. "Sabíamos que las cosas estaban fuera de control en la costa oeste de la isla" explicó Tom Therriault, trabajador del Departamento de Peces y Océanos de Canadá. Las larvas de los cangrejos verdes europeos se desplazan hacia el norte con las corrientes y ahora se las puede encontrar en lugares tan lejanos como el centro de British Columbia, por mucho que Alaska todavía no ha sido afectada, relató. Eso sí, se les ha visto por la zona oeste de la isla de Vancouver durante casi una década.

"Si llegamos a comprobar que se han establecido en la Costa Oeste, nos estaríamos enfrentando a un monumental cambio en las aguas interiores" dijo. La única esperanza es que tratándose solo de un ejemplar, por lo que aun es precipitado todavía sacar conclusiones.

El equipo de voluntarios responsable del control de los cangrejos en el estado de Washington se dedicará a desplegar trampas por todas las inmediaciones de la zona en que fue descubierto el crustáceo, con la intención de lograr erradicarlos. Es ilegal criar a cangrejos verdes europeos en el estado, contó McDonald, de manera que todos los que sean descubiertos serán aniquilados.

Pese a todo, parece cosa de tiempo para la invasión definitiva.