FYI.

This story is over 5 years old.

"Underground" es la nueva palabra de moda en el mundo del EDM

Con los fans cansados del mainstream, los promotores están buscando alternativas musicales.
4.2.15
Ultra Music Festival in Miami

Este artículo apareció originalmente en THUMP USA.

La semana pasada, Ultra Music Festival anunció que cuando traiga de regreso el rave al Bayfront Park de Miami, éste tendrá una nueva adición: un escenario dedicado en su totalidad a la música dance "underground". Este oasis de DJs aprobados por dependientes de tiendas discos será llamado el escenario Resistance, presuntamente en referencia al colectivo con tintes políticos de Detroit, Underground Resistance. El lineup inicial incluirá en su mayoría a artistas europeos con inclinación hacia al tech-house como Maceo Plex, Dixon, tINI, y Umek. En una declaración, el festival explicó la formación del escenario Resistance de la siguiente forma:

Publicidad

"Es la necesidad de ir contra corriente, salir de la caja, alejarse de las normas y retarse a sí mismo a experimentar algo nuevo - romper las fronteras y las barreras y abandonar tu zona de confort - abrir los ojos y los oídos hacia un reino inexplorado de la música electrónica".

"Inexplorado" podría ser un término relativo. Más de la mitad de los artistas en Resistance ya han tocado antes en el festival. De los 25 DJs que tocarán en el escenario Resistance este año, 15 de ellos son veteranos de Ultra - incluyendo a Maceo Plex, Sasha, Tales of Us, tINI, Joris Voorn, Jamie Jones, The Martinez Brothers, and Art Department. Sasha incluso fue headliner del segundo escenario de Ultra con Digweed en 2001. Desde Chus & Ceballos hasta Pete Tong hasta Martin Buttrich y Totally Enormous Extinct Dinosaurs, este escenario está repleto con artistas más familiares que nuevos. Si el escenario Resistance fuera un presente de navidad, este lineup sería como un regalo reciclado.

Aún así, para aquellos que únicamente vienen a Ultra para escuchar a gente como Tiësto y Guetta, los sonidos de estos incondicionales del techno es algo que está por descubrirse. Aunque Ultra ha auspiciado el escenario de Carl Cox & Friends durante años como una alternativa a los sonidos mainstage a través del festival, los supuestos escenarios underground están apareciendo en cada uno de los festivales grandes y comerciales de todo el país. Desde su creación, Electric Zoo en Nueva York ha tenido la carpa Sunday School, cuyo nombre proviene de las ahora legendarias fiestas Sunday School for Degenerates que Made Event organizó a mediados de los 2000s en Miami a finales de marzo. El año pasado, agregaron un escenario vinyl-only luego de estrenar el concepto durante el debut de Mysteryland en Nueva York. Ambos eventos tomaron el concepto del vinil literalmente, con un escenario decorado con cientos de discos. Justo la semana pasada, el festival hermano de SFX, Tomorrowland anunció que el aclamado DJ alemán Sven Väth curará un escenario vinyl-only para su evento principal en Bélgica durante esta verano.

Foto por Andrew Rauner

El surgimiento de estos escenarios alternativos demostraron cómo "underground" y "vinyl" se han convertido en palabras de moda en el mundo de la música dance comercial. Brotando como una reacción negativa hacia el EDM genérico, las filas de DJs y fans de la música dance ya están cansados de los build-ups genéricos, los drops, y los sintetizadores atascados, y momentos de manos con forma de corazón en el aire y ahora quieren algo distinto. La fórmula del sonido EDM ha alcanzado niveles paródicos, con Saturday Night Live burlándose de Avicii con su sketch titulado "When Will The Bass Drop?", y MAKJ meándose de la risa literalmente con un track al samplear los sonidos de su propio retrete. Incluso los pilares mainstage como Tiësto y Martin Solveig se han alejado del concepto del EDM.

De alguna manera, la popularidad de los escenarios underground en los festivales dance representa un reconocimiento de que los sonidos grandes que trajeron la música dance hacia la radio americana y el EDM hacia los gurúes del marketing mundial, ya no están de moda. Estos escenarios también resuelven el problema de cómo los artistas menos mainstream pero con una credibilidad enorme como Dixon y Tales of Us tienen cabida en festivales con Hardwell y Steve Aoki en el escenario principal mientras apaciguan al creciente grupo de fans de la música dance con sed de sonidos más frescos. Detrás de las cámaras, los agentes se han resistido a tener a sus artistas más "cool" compartiendo cartel con DJs EDM más comerciales. Ahora, estarán acomodados en una sección especial. Incluso Ultra anunció que el festival será únicamente para mayores de 18 años por primera vez, su audiencia aún está repleta de jóvenes. El escenario Resistence expondrá a estos jóvenes ravers a artistas para los cuales aún no tienen edad para verlos en un club. Mientras que Resistance y sus equivalentes sean meramente estratagemas de marketing, los beneficios de esta nueva adición a la cultura de los festivales están en la futura audiencia del techno.

En realidad, esta tendencia es parte de un ciclo entero en el cual las contraculturas han sido tomadas como una alternativa para las opciones mainstream y luego introducidas hacia una popularidad mayor. El hip-hop, rock alternativo, new wave, punk, disco, e incluso el EDM mismo, fueron alguna vez parte de un movimiento subterráneo, lejos de la radio, las listas de Billboard y las categorías del Grammy. Adoptados por ser diferentes de los sonidos dominantes de una época, y eventualmente se convirtieron en los sonidos dominantes de su época. No hay nada inherentemente malo con esta progresión; protestar usualmente te hace sonar cono si fueras un snob viejo y cascarrabias. Es importante que los fans conozcan la diferencia entre algo que es verdaderamente underground y algo que comercializado para parecerlo.

Como Ultra aún es un festival súper comercial con un precio de entrada que evita la entrada de mucha gente, (los pases de tres días cuestan $450 ahora, ya que se vendieron todos los pases de $300 y $380), uno podría discutir que la escena de la música dance underground es una que opera fuera de este tipo de esquema. Sin importar cuantos artistas con credibilidad underground toquen en Ultra, Electric Zoo, Tomorrowland, y los demás festivales, mientras estos festivales cobren precios estratosféricos por las entradas, nunca podrán replicar la experiencia underground que los artistas y fans buscan como una alternativa hacia la cultura de los festivales mainstream. Después de todo, el objetivo de estos eventos (y de sus propietarios con cotización en las bolsas de valores) es hacer dinero.

Es probablemente la indiferencia del underground hacia los motivos dirigidos por el dinero, lo que representa la mejor protección contra la atenuación a través de la popularidad. Esa sería tal vez la mayor resistencia de todas.

@MichelleLhooq