Publicidad
queso

El parmesano barato está hecho de deliciosa pulpa de madera

Allanaron una fábrica de quesos ubicada en la zona rural de Pensilvania y se encontraron con lo que posiblemente es el mayor escándalo de queso parmesano en Estados Unidos.

por Alex Swerdloff
18 Febrero 2016, 11:00pm

Cuando los agentes de la FDA actuaron tras un aviso en 2012 y allanaron una fábrica de quesos ubicada en la zona rural de Pensilvania, no sabían que se habían tropezado con, posiblemente, el mayor escándalo de queso parmesano en tocar suelo estadounidense en los últimos años.

Como resultado, el Castle Cheese Inc. operado por padre e hija en Slippery Rock, Pensilvania fue encontrado por dichos agentes preparando su queso parmesano "100 por ciento real" con rellenos de pulpa de madera. De hecho, según el informe de la FDA sobre el asunto, "no se utilizó nada de queso parmesano para fabricar" el parmesano de Castle. En su lugar, el queso que llamaban parmesano era una combinación de celulosa (un agente anti-grumos hecho de pulpa de madera), queso cheddar blanco, suizo, y mozzarella. La imitación de queso parmesano estaba destinada a ser vendida en algunas de las cadenas de supermercados más grandes del país, como Target y Associated Wholesale Grocers. Michelle Myrter, cuyo padre fundó la compañía, está programada a declararse culpable de cargos criminales a finales de este mes, y se enfrenta a una multa de $100 mil dólares y hasta un año de prisión.

LEE MÁS: Pornhub ha hecho enojar a la industria italiana del queso Parmesano.

John Umhoefer, el director ejecutivo de la Wisconsin Cheese Makers Association, explica que la investigación de la FDA en Castle Cheese bien podría ser la chispa necesaria para producir cambios a nivel industrial. Mientras que la FDA regula lo que puede llamarse Parmesano o Romano en ese país, los estándares, (que se pusieron en marcha para garantizar un mínimo de uniformidad en la industria en los años 1950) no lograron aprobar ningún tipo de denominación como la que tiene el champán en Francia o la cerveza en Alemania.

De acuerdo con un informe de Bloomberg Business, otros proveedores de queso están etiquetando mal el queso que compras en tu tienda local. Bloomberg decidió involucrar a un laboratorio independiente para ver qué es lo que pasa. Encontraron que varios tipos de queso rallado vendido en las grandes tiendas, como Wal-Mart, sobrepasaban los límites aceptables de celulosa. La investigación encontró que el Essential Everyday 100% Grated Parmesan Cheese, de Jewel-Osco, es en realidad 8.8 por ciento celulosa y el Great Value 100 percent Grated Parmesan Cheese de las Wal-Mart Stores Inc. es 7,8 por ciento de celulosa. Tanto Jewel-Osco y Wal-Mart pusieron en duda la fiabilidad de las pruebas de Bloomberg y dijeron que se destacan por sus productos.

El Parmigiano Reggiano Consortium, un grupo comercial con sede en Roma, que protege la integridad de los quesos que se venden bajo ese nombre en Italia, no está muy feliz con lo que está pasando en Estados Unidos. Le ha pedido a la Unión Europea proteger a sus fabricantes de las empresas estadounidenses que estaban utilizando los nombres de su queso y las banderas italianas en sus envases. Le llama a este tipo de comportamiento "un engaño."

Llámalo un engaño, llámalo un fraude. En cualquiera de los casos, es posible que le estés esparciendo delicadamente un producto hecho de madera a tu Amatriciana.