Entra a esta guarida llena de manjares españoles

Entra a esta guarida llena de manjares españoles

En algunos lugares hoy se celebra el 'Mardi Gras'. En Cataluña lo festejan comiendo muchas butifarras, por eso recordamos La Pineda, una charcutería antigua enclavada en el Barrio Gótico de Barcelona.
28.2.17

Pocos lugares en el mundo comparten la cultura gastronómica vibrante como Barcelona. La ciudad es una celebración de la enorme variedad de alimentos en España, incluyendo el jamón ibérico, el chorizo, los berberechos, las navajas, los langostillos y el pan con tomate, así como las anchoas, las aceitunas, el queso y las sardinas. La lista es más larga que La Rambla y todas estas delicias pueden acompañarse con varios vinos nacionales como albariño, macabeo, rioja, monastrell y garnacha. Puedes encontrar todo esto y algunas de las delicias más oscuras de España en La Pineda, una carnicería de 86 años en el Barrio Gótico de Barcelona.

lapineda_img_3818

Longaniza roja, es un embutido de carne de cerdo de la ciudad de Murcia, en el sur de España, saborizada y coloreada debido a la paprika. Todos las fotos son del autor. Dos personas disfrutan de una tarde en La Pineda.

La Pineda huele a sal. Docenas de variedades de carnes curadas —provenientes de toda España— penden de los ganchos retorcidos sujetos a barras de hierro fundido que corren a lo largo del techo de cerámica. Debajo, un mostrador resguarda quesos y carnes curadas usadas para preparar sándwiches a lo largo del día.

Un refrigerador plateado justo enfrente está lleno de vino blanco, foie gras y más queso. Sobre él, pilas de cajas pequeñas, latas y frascos amontonados apuntan al cielo, desde donde botas y docenas de piernas de jamón sobresalen como estalactitas. Las primeras están envueltas en plástico para proteger su revestimiento de piel. Las últimas están expuestas para continuar su proceso de curado y, mientras penden, escurren la grasa hacia contenedores plásticos en forma de triángulo.

lapineda_img_3859

Una pata de jamón serrano o del país (como lo llaman).

lapineda_img_3843

Alex Segovia sirviendo un poco de vino. Un viejo barril de vermut y otras botellas viejas de alcohol que han coleccionado por décadas.

Con la puerta principal abierta entra la brisa desde Carrer del Pi. El sol de plena tarde se refleja en la calle adoquinada y entra cálida luz en la xarcuteria, normalmente oscura y fresca. La bodega ha sido administrada por la misma familia desde 1930.

lapineda_img_3869

Servers Alex Segovia, Alessandra Aruguete y Leo Vinitzki. Atún de Serrats, una compañía de 126 originaría de Bermeo, en el norte de España y algunos frascos con hongos en vinagre de Conservas Coll, una empresa de 121 años ubicada a 50 kilómetros de Barcelona.

lapineda_img_3880

Leo sostiene una manzana después de una larga charla con un panadero que le hablaba sobre los méritos de la manzana en cuestión y que era la mejor para hacer tartas.

Los 106 metros cuadrados de la tienda son uno de los mejores lugares de Barcelona para empaparte de las más antiguas tradiciones culinarias de España (y personajes peculiares). La tienda con décadas de antigüedad mantiene un sentido de hospitalidad atemporal y los empleados emanan gracia. Los meseros Alex Segovia, Alessandra Aruguete y Leo Vinitzki son entusiastas, rápidos para atender a la clientela y el servicio brilla tanto como la calidad de los alimentos. Si vas una vez, no podrás evitar volver.

lapineda_img_3919

Una lata de mejillones. Vinitzki prepara un bocadillo de jamón, un clásico con tomate y aceite de oliva servido en una baguette.

lapineda_img_4065

Vinitzki trabajando tras el mostrador.

Estos alimentos vienen en varias presentaciones: frescos, enlatados, en frascos, en salmuera, en escabeche, curados, añejos, solo por nombrar algunas. La Pineda, con casi cien años, es famosa por poseer una selección diversa de productos difíciles de encontrar en España. Por ejemplo, tienen torteta (salchicha de morcilla de cerdo con mantequilla, harina y pan molido) y chireta (salchicha de vísceras hechas con tripas de borrego) de Aragón; morcon (parecido al chorizo, pero más ancho y añejado por más tiempo) de Murcia; y un queso fuerte único llamado Mahón de la isla española de Menorca.

lapineda_img_3991

Vinitzki sirve vino (albariño y garnacha).

lapineda_img_4126

La marca de vermut de La Pineda.

Puedes encontrar vino, espirituosos, cerveza y cava en La Pineda. La tienda también produce su propio vermut, las botellas para ello se rellenan a través de una válvula unida a un barril viejo que está sobre un estante ligeramente inclinado al fondo de la tienda. Esta válvula se abre muy seguido.

lapineda_img_3941

Fachada de La Pineda.

La Pineda es un mundo de posibilidades y sabores vibrantes con acceso desde un escaparate viejo y modesto. Solo hay cinco mesas, pero si tienes suficiente suerte para alcanzar una, te embarcarás en un viaje por toda España desde la comodidad de una silla de madera.

Este artículo se publicó originalmente en noviembre del 2016.